Portada del primer número del diario Juventud Rebelde.
Portada del primer número del diario Juventud Rebelde.

El 21 de octubre de 1965, 18 días después de la fundación del diario Granma, el Comandante en Jefe Fidel Castro anunció a los jóvenes durante la celebración del V aniversario de la integración del Movimiento Juvenil Cubano y la inauguración de los primeros Juegos Deportivos Nacionales, la creación de un periódico destinado fundamentalmente a la juventud, con cosas que le interesan a la juventud, pero que debe tratar de ser un periódico de calidad y que las cosas que allí se escriban puedan interesar también a todos los demás. El nombre del periódico fue propuesto por los asistentes al estadio Pedro Marrero, lugar donde se celebraban los juegos, y por unanimidad se le tituló Juventud Rebelde.

Excelente retrato a contraluz de Fidel realizado por Ángel González Baldrich en 1975 y publicados años después.
Excelente retrato a contraluz de Fidel realizado por Ángel González Baldrich en 1975 y publicados años después.

Juventud Rebelde se nutrió de excelentes periodistas, fotógrafos y diseñadores provenientes del semanario Pionero, la revista Mella y el diario La Tarde. Este talentoso equipo le dio gran atención a la gráfica del nuevo diario que era de tamaño tabloide, tenía 16 páginas y estaba impreso a tres tintas (rojo, azul y negro). El primer número Juventud Rebelde circuló el 22 de octubre de 1965 con una tirada de 65,000 ejemplares. Tres meses después pasó al tamaño normal de los periódicos de entonces.

Mi buen amigo y colega Francisco Fernández González, a quien todos le llamábamos cordialmente Panchito, recordaba que él, junto con Federico Motroni Pavia, los hermanos José y Roberto Collazo Zamora y Rogelio Arias provenían del diario La Tarde, mientras que Ángel González Baldrich, Constantino Armesto Murgada “Cala” y Luis Mariano Batista eran del semanario Pionero y procedían de la revista Mella, Pedro García Rodriguez “Peroga”, Reinaldo González Romay, Menandro Pérez Suarez y Nery García y también estaba en el grupo Orlando Martínez Maqueira. Nosotros, dijo Panchito, fuimos los trece fotorreporteros fundadores de Juventud Rebelde.

Francisco (Panchito) Fernández González, nació en La Habana el 29 de mayo de 1931 estudió en la Escuela de Periodismo Márquez Sterling y en el curso de superación deportiva del INDER. Trabajó primero de fotógrafo publicitario y el 26 de julio de 1959 ingresó en el diario La Calle que reiniciaba de nuevo la publicación después de haber sido clausurado durante la tiranía batistiana. Aunque al principio retrataba cualquier tipo noticias, unos meses más tarde lo asignaron para la plana de espectáculos de teatro, radio y televisión. Reportó la invasión de Playa Girón. Fue fundador de La Tarde y jefe del departamento fotográfico. Fue también fundador de Juventud Rebelde dedicándose a los deportes y en 1980 fue nombrado jefe de fotografía del diario. Falleció en 1993.

El barco Houston captado por Panchito momentos después de ser abatido en Playa Girón por los disparos que le hiciera el comandante en Jefe. Panchito subió a bordo con los primeros soldados del Ejército Rebelde.
El barco Houston captado por Panchito momentos después de ser abatido en Playa Girón por los disparos que le hiciera el comandante en Jefe. Panchito subió a bordo con los primeros soldados del Ejército Rebelde.

Recordaba también Panchito la estrecha colaboración que había entre los fotorreporteros y los diseñadores y dibujantes Juan Ayús, Ángel González y Virgilio Martínez para que las fotos fueran atractivas y engalanaran más el diseño de las páginas.

Panchito fue un excelente compañero y estaba muy orgulloso del trabajo que hacían todos los fotorreporteros de JR, pero especialmente de Ángel González Baldrich porque desde el primer día demostró un gran sentido de la responsabilidad como fotógrafo. Me contaba Panchito que Baldrich fue seleccionado, por el semanario Pionero donde trabajaba, para fotografiar la inauguración de los primeros Juegos Deportivos Nacionales en el estadio Pedro Marrero donde Fidel anunció, como sabemos, la salida del nuevo diario Juventud Rebelde. Baldrich estaba enfermo pero no dijo nada y fue a cubrir la noticia acatarrado, con fiebre alta y para colmo ese dia llovió. Empapado llegó al periódico donde todos esperaban las fotografías para formatear el nuevo diario y no se fue hasta revelar y entregar las fotos.

Angel González Baldrich, nació en La Habana en 1937 y antes del triunfo de la Revolución fue fotógrafo comercial de las agencias publicitarias Mestre y Conill y Siboney donde revelaba secretamente los rollos que enviaban los fotógrafos rebeldes de la Sierra Maestra. Al triunfo de la Revolución trabajó en la revista Mella, en el semanario Pionero, en la Dirección de Orientación Revolucionaria (DOR) y fundador de Juventud Rebelde. Fue corresponsal de guerra en Angola en dos ocasiones y recibió honrosas distinciones y varios premios en concursos de fotografía. Falleció en el 2007.

Francisco (Panchito) Fernández González y Ángel González Baldrich.
Francisco (Panchito) Fernández González y Ángel González Baldrich.

Decía Baldrich que la foto que más le gustaba era el retrato a contraluz que le había hecho a Fidel en el año de 1975 durante la inauguración de la Escuela de Cuadros “Lázaro Peña” de la CTC, pero que le pasó igual que a Korda con su famosa foto del Che y a Tirso Martínez con la simbólica imagen de Fidel saltando del tanque en Playa Girón, que la publicaron años después de haberla captado. Mi foto favorita la descubrieron al fin y llenó la primera plana del 27 de diciembre de 1998. Fue el día más feliz de mi vida.

Con estas líneas dedicadas a Panchito y a Baldrich, queremos saludar a la dinámica y esforzada tropa de Juventud Rebelde que durante cincuenta años de quehacer periodístico, brindan continuamente, con su estilo ameno y novedoso, noticias de todas partes y la historia diaria de nuestro gran pueblo revolucionario

Fuentes:
Conversación con Francisco (Panchito) Fernández González en la Universidad de La Habana el 18 de julio de 1978
Conversación con Ángel González Baldrich, el 3 de enero del 2003 en el diario Juventud Rebelde
Centro de información de diario Granma

Ver además

La Giraldilla: una maravilla

Una estampa histórica de la capital