OTRAS NOTICIAS

WhatsApp entre el engaño y la manipulación política

Las teorías conspiranoicas y las narraciones falsas o engañosas se han infiltrado en WhatsApp con “una prevalencia moderadamente alta”, de acuerdo con una encuesta del Laboratorio de Investigación de Propaganda del Center For Media Engagement que, entre abril y junio de 2022, analizó cómo se ven afectadas por la desinformación, en esta aplicación de mensajería, las comunidades diaspóricas de cubanoamericanos, mexicoamericanos e indioamericanos.

El estudio, publicado este dos de noviembre, ofrece información cuantitativa sobre los 1544 usuarios seleccionados “como participantes importantes de la vida política en los Estados Unidos, y como objetivos potenciales de desinformación” por parte de “varios grupos políticos de todo el mundo, que han encontrado en WhatsApp un lugar útil para sus intentos de moldear digitalmente la opinión pública”.

Según la publicación, WhatsApp se encuentra entre las principales plataformas de información inexacta sobre política; la mayoría de las veces se piensa que la información falsa proviene de extraños, pero también parte de conexiones cercanas y algunas personas creen en narrativas de conspiración concretas, a pesar de las percepciones de bajos niveles de información falsa en la aplicación.

Entre los cubanoamericanos actuales en el sur de Florida, el 70% dice tener familiares o personas importantes en Cuba, lo cual es relevante – precisa el análisis – al considerar la comunicación por WhatsApp de los residentes en la isla con miembros de la diáspora.

Desde esta perspectiva, la investigación asegura que “el trumpismo (sinónimo de manipulación y falsedad) resuena en la comunidad cubanoamericana”, pues atrae el nivel emocional; de ahí que los inmigrantes se registraran aún más a menudo como republicanos.

“En 2020, el 53% de la población de votantes cubanoamericanos registrados en el sur de Florida era republicana (23% demócrata). Entre los recién llegados (2010-2015), el 76 % estaban registrados como republicanos, en comparación con el 49 % entre las cohortes que llegaron entre 1995 y 2009”, apunta el documento.

WhatsApp es una aplicación de chat o mensajería y, por lo tanto, no tiene el equivalente a una “fuente de noticias”, por eso la brecha existente entre la percepción de bajos niveles de información falsa y la creencia de que parte de ella es cierta, es uno de los resultados que apuntan a una intervención peligrosa de la aplicación en la estabilidad política de los países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *