fbpx
“Al debate”, entrevista al militante comunista y comunicador digital argentino, Bruno Lonatti,
Al debate NOTAS DESTACADAS

Bruno Lonatti: “Cada momento histórico necesita una forma distinta de comunicarse”

Transcripción de la entrevista al militante comunista y comunicador digital argentino, Bruno Lonatti, en el espacio Al debate de la Unión de Periodistas de Cuba, realizada el 31 de marzo de 2022, sobre militancia política y comunicación digital

Patricia María Guerra: Un saludo para quienes nos siguen en estos momentos, regresamos “Al debate”, esta vez conectando a Cuba y a Argentina. Les cuento que han sido días de muchísimo trabajo con la Jornada por el Día de la Prensa Cubana, pero también días de mucha reflexión y sobre todo de muchas alianzas. El Coloquio Internacional Patria, que sesionó los días 14 y 15 de marzo en Casa de las Américas es una muestra de cuánto podemos generar comunicacionalmente si estamos sincronizados en un mismo proyecto y en un mismo esfuerzo.

Y hoy precisamente me acompaña uno de los participantes en ese Coloquio Internacional Patria, Bruno Lonatti, a quien envío un abrazo agradecido desde la Unión de Periodistas de Cuba. Hola, Bruno, ¿qué tal?

Bruno Lonatti: Hola, buenas tardes. Muchas gracias por la invitación y muy contento de estar acá, que de alguna manera me hace sentir también que sigo allí, así que muy contento.

Patricia María Guerra Soriano
Patricia María Guerra Soriano entrevista a Bruno Lonatti, tiktoker argentino. Foto: Stephania Núñez

Patricia María Guerra: Sí, buenísimo. Bueno, les cuento que Bruno es multifacético, estudia abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba, es militante de la Federación Juvenil de la Argentina, y responsable de su frente estudiantil en la provincia de Córdoba, miembro del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba, y además tiktoker, un comunicador alucinante que es capaz de descomponer cualquier acontecimiento de determinada relevancia en el mundo y ofrecer su perspectiva progresista en menos de un minuto, ¿cierto, Bruno?, así que es un gusto tenerte.

Bruno Lonatti: Bueno, me has puesto en una posición difícil porque no puedo decir que no, pero te agradezco por la presentación, son muy solidarios ustedes, muy generosos con las presentaciones.

Patricia María Guerra: Bueno, Bruno, hablando de generosidad y solidaridad me gustaría que nos comentaras cómo puedes llevar a la par las tareas de la militancia con las tareas de tu profesión como tal de abogacía, ¿cómo eres capaz de hacer converger estas dos tareas dentro de tu rutina?

Bruno Lonatti: Bueno, yo lo veo de una manera integral. Muchas veces uno cree que entrarían en contradicción ambas tareas, ambas responsabilidades, pero en efecto no es así. Las tareas de solidaridad específicamente, que se dan en el marco del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba para nada entran en contradicción sino que potencian las tareas en mi caso, estudiantiles, ya que muchas veces todas esas propuestas que se generan en el seno de los movimientos y de la militancia de solidaridad con Cuba o de solidaridad con las causas justas del mundo se llevan al plano estudiantil para poder generar también iniciativas desde las y los estudiantes y desde las organizaciones político-estudiantiles, así que muchas veces, de nuevo, no entran en contradicción sino que potencian la militancia nuestra, ya que somos internacionalistas y solidarios con Cuba y con las causas justas del mundo.

Patricia María Guerra: Exacto. ¿Y bueno, qué factores o condiciones crees que han influido en esa militancia tuya, en esa entrega tanto política como social?

Bruno Lonatti: Bueno, yo creo que uno tiene que militar en los espacios que habita cotidianamente, yo habito la universidad, así como muchos otros militantes estudiantiles, y por lo tanto nosotros tenemos que construir, poder construir alternativas desde nuestros espacios, además, desde la importancia y desde lo fundamental que es tener profesionales que, justamente, estudien para estar al servicio del pueblo. Eso es lo que buscamos nosotros, que nuestras profesiones estén al servicio del pueblo, por lo tanto, creo que uno habita y uno milita en donde habita, en donde transita cotidianamente, ya sea su barrio, su lugar de residencia, o su centro de estudio, su centro de trabajo, por lo tanto, es natural para nosotros concebir nuestra militancia universitaria de esa manera, y de nuevo, buscar siempre que las profesiones estén al servicio del pueblo. De esa manera concibo lo que estudio, que es la abogacía, como una vocación de servir al pueblo, y también por eso mismo me aboqué a la tarea de comunicar en redes sociales, básicamente para comunicar lo que en ese momento de pandemia se estaba callando, en el que la gente era rehén, si se quiere, de los grandes medios comunicacionales, las grandes corporaciones mediáticas en realidad, y muchos creadores de contenido, influencers, que buscaban la banalización dentro de las redes sociales, la despolitización, la desmovilización, y efectivamente, lo consiguieron, y en eso hubo la necesidad de abocar nuestra tarea militante a las redes sociales, y tuvimos muy buenos frutos tanto para nuestra militancia estudiantil, para los lugares que habitamos, como para la militancia en general y para con el pueblo también.

Bruno milita en la Federación Juvenil de la Argentina, y es responsable de su frente estudiantil en la provincia de Córdoba. Foto tomada de su cuenta en Instagram

Patricia María Guerra: Y ahora que hablamos de militancia, ¿qué crees que debe distinguir a un militante comunista?

Bruno Lonatti: Pregunta compleja si las hay. Yo creo que el militante comunista siempre tiene que estar consciente de que es militante comunista, muchas veces hay camaradas, compañeros, compañeras, que buscan esconderse detrás de otras etiquetas y buscan llamarse de otras maneras, pero nosotros tenemos que ir al frente y decir que somos jóvenes comunistas y que queremos transformar nuestras realidades, queremos cambiar todo lo que deba ser cambiado, y yo creo que esto es fundamental; también tenemos que ser, de nuevo, esto lo decimos siempre, tenemos que ser creativos, tenemos que ser audaces, tenemos que buscar nuevas maneras de comunicar, nuevas maneras de llegar, nuevas maneras de enamorar a miles y miles de banderas rojas, que copen las calles, eso es fundamental, y muchas veces nos encerramos nosotros mismos, y me incluyo en esto, en una burbuja de intelectualoides, digámosle en realidad, porque no somos realmente eso, y nos encerramos, nos aislamos y no llegamos realmente, en mi caso, a los estudiantes, a los jóvenes, y nos encerramos en nosotros mismos, y no vamos a cumplir nunca las metas históricas que nos estamos proponiendo, que son muy ambiciosas, por lo tanto a mí me parece que eso es fundamental, integrarnos constantemente, no aislarnos, militar en los lugares que habitamos, para transformar eso.

El presidente en una pequeña entrevista, una pregunta que le hicimos junto con otro tiktoker, otro compañero de la Juventud Comunista de México, que es Jerónimo Zarco, nos dijo muy bien que si transformamos nuestra realidad en el barrio transformamos la realidad del municipio, si transformamos la realidad del municipio transformamos la realidad de la provincia, si transformamos la realidad de la provincia transformamos la realidad del país, y eso es muy real no solamente en Cuba sino también en nuestros propios países, en donde queremos generar un poder alternativo, el poder popular, que pueda ser la alternativa para nuestros pueblos de este sistema capitalista, neocolonialista, que nos imponen al sometimiento y a la miseria.

Patricia María Guerra: Ahora te quisiera llevar hacia algo que escribió Marcelo Feito, que seguramente conoces, esa leyenda del internacionalismo argentino, cuando apuntaba: “Entonces empezás a cobrar conciencia cuando el avión despega y ya tal vez no los veas nunca más, pero en la mochila te volvés con la más absoluta seguridad de que ese compromiso de vencer o morir ya es completamente indestructible”, y a ese punto o a ese camino de no retorno, entraste cuando viajas por primera vez a Cuba, ¿por qué?, ¿qué encontraste de diferente a lo que te contaban sobre este país?

Bruno Lonatti: Bueno, yo creo que existe una caricaturización muy fuerte sobre Cuba en nuestros países, parte fundamental de la estructura mediática es deslegitimizar a los procesos revolucionarios del mundo.

En el primer viaje que realizo a Cuba a principio de 2020, justo antes de la pandemia, me doy cuenta de que la realidad no era como la pintaban en el exterior, era absolutamente distinta. Conozco el proceso social cubano, conozco al pueblo cubano, y desde el trabajo voluntario, desde la base, desde los Comités de Defensa de la Revolución, me di cuenta que la realidad no era de la manera como la vendían en el exterior.

Volví de ese viaje tras alrededor de treinta días completamente transformado, un viaje que cambió mi manera de mirar el mundo diametralmente, por eso yo creo que también es muy importante esa cita de Marcelo, que si no me equivoco es parte de un poema muy bello que escribe él, porque cuando uno está en un país que lucha cotidianamente contra todos los obstáculos, que los supera con audacia, con creatividad, con plena conciencia de que se están jugando la vida en ello, en la construcción revolucionaria de una sociedad distinta, uno vuelve a su país de origen con una concepción, con una conciencia diametralmente distinta, uno sabe que es eso, es precisamente eso que vivió, que palpó, que observó, que sintió, es eso lo que quiere construir en su país de origen, y Marcelo dice algo muy bonito, que es: “También vamos a hacer la revolución en nuestro país, en la patria del Che”, y vamos a hacer la revolución que no va a ser calco ni copia sino que va a ser creación heroica, como decía Mariátegui, y yo creo que eso es lo más importante, porque uno vuelve a su país con una conciencia definida, definida de que es eso lo que quiere construir ahí, y más, más aún cuando en Cuba se siente ese ambiente, como dice Marcelo, si no me equivoco, en Nicaragua cuando gritaban: “Patria Libre o Morir”, en este caso: “Patria o Muerte Venceremos”, uno sabe que esa conciencia, que esa concepción, ese proyecto revolucionario que quiere construir en su país es absolutamente indestructible, y que está dispuesto a vencer o morir.

Entonces también, bueno, yo creo que todos los militantes comunistas hacen propias esas palabras de Marcelo tan importantes, ¿no?, y Marcelo en sí, tan fundamental para la militancia comunista argentina, y como vos dijiste, una leyenda.

Patricia María Guerra: Y cuando regresas a Argentina, Bruno, ¿ya tenías alguna idea de lo que querías hacer, de cómo enfocar tu militancia aún más hacia Cuba?, ¿tenías algún proyecto pensado?

Bruno Lonatti: Yo creo que hay que comunicar, más conociendo la realidad de Cuba, más viendo lo que se hace desde Argentina para deslegitimar esa realidad. Creo que hay una necesidad de comunicar para transformar la sociedad, porque si el pueblo no conoce cómo es esa realidad jamás va a querer transformar la suya, ni mucho menos si no se conocen y se difunden las grandes y graves injusticias que ocurren en nuestros países, y que muchas veces son acalladas por un increíble cerco mediático no solo de ajenos sino también de algunos que consideramos propios, por lo tanto creo que la necesidad de comunicar es imperiosa en este momento, así que todos los proyectos que me traigo desde allá son en base a eso, son en base a enfocar mi tarea hacia la comunicación principalmente, mi tarea individual.

Ahora, las responsabilidades colectivas que compartimos con nuestros camaradas principalmente en la provincia de Córdoba son inclaudicables, en particular yo siento un hermanamiento muy importante por mis camaradas, tenemos una camaradería viva que yo creo que nos impide pensar en proyectos personales, y cualquier cuestión que queramos construir siempre va a contar con el apoyo colectivo, así que todos los proyectos que traigo serán debidamente pensados con mis camaradas en mi provincia de origen, y debidamente analizados también colectivamente, porque así somos más fuertes.

Patricia María Guerra: Me parece muy bien, pero yo te preguntaba, cuando regresas a Argentina después de tu primer viaje aquí en Cuba, que ya vas con una visión un poco más concreta de cómo es la vida aquí en la isla, si te vuelves con algún proyecto en específico, si te vuelves con una idea de cómo profundizar aún más tu militancia hacia la isla en aquel momento.

Bruno Lonatti: Sí, yo creo que es un poco lo que estamos haciendo en este momento, ¿no?, comunicar desde la cantidad de testimonios que tenemos, y eso me parece muy importante. Desde que estuvimos ahí entendimos que era necesario comunicar desde el testimonio, desde la vivencia, desde todas las dificultades que tienen esas vivencias también debido al bloqueo y debido a todas las necesidades y problemas por los que transita la familia cubana todos los días, es necesario comunicar desde esos testimonios la realidad de Cuba a nuestros países, que es algo que no solemos hacer y que muchas veces suele concluir en que las y los militantes de la solidaridad vemos a Cuba como algo lejano muchas veces, y es difícil convocar a militantes básicamente, más convocar a jóvenes, si ven la realidad de Cuba como algo lejano, ¿porque cómo sos solidario con algo lejano, con algo que no podés sentir?, por lo tanto yo creo que lo testimonial es muy importante, y creo que en eso ya venimos trabajando con todo el material que pudimos generar el Cuba junto también con mi compañero Jerónimo Zarco, y bueno, y también con vos, Patri, porque para quienes no sepan, Patri también nos estuvo acompañando en diversas actividades, y también hemos podido generar distintas iniciativas con vos, así que me parece fundamental eso, comunicar desde el testimonio hacia los países extranjeros para romper esa caricaturización, esa ilusión que se genera sobre Cuba en Latinoamérica y en el mundo.

Patricia María Guerra: En otras entrevistas, incluso en el Coloquio, has explicado cómo entras a Tiktok, en una suerte de casualidad. Empiezas a pensar cómo llegar a esos militantes, a esos jóvenes, a esos trabajadores, entonces ahora mi pregunta va enfocada a cómo, ahora que ya no estamos en ese período de confinamiento, de distanciamiento físico, cómo continuar enganchando a la audiencia a través de Bruno en Rojo, coméntanos algunos cambios que has planificado, algunos proyectos que tengas con tu canal en Tiktok en específico.

Bruno Lonatti: Yo creo que cada momento histórico necesita una forma de comunicarse distinta, creo que la pandemia tuvo una muy particular, porque principalmente fue un momento de mucho, de mucho desconcierto, por lo tanto se necesitó más que nunca la comunicación, y la comunicación revolucionaria, pero creo que tuvo una manera de comunicarse.

Ahora estamos transitando, si se quiere, por un momento de pospandemia, en el que también existe un desconcierto muy grande, pero yo creo que estamos en un momento en donde lo que tiene que primar es el fervor, es la audacia, es la creatividad, es inventar, es un momento de inventar para la comunicación, de aprovechar los nuevos formatos que se generan y explotar al máximo la masividad que nos ofrecen esos nuevos formatos.

Principalmente yo creo que lo que más estoy trabajando, y para aprovechar este momento al máximo, digamos, con los nuevos desafíos que nos presenta, es trabajar las redes sociales desde la integralidad, desde un trabajo de multiplataformas.

Patricia María Guerra: Exacto.

Bruno Lonatti: Entendí con el tiempo que Tiktok es la aplicación en donde comencé mi creación de contenido, y si bien es una aplicación de exportación   yo no generaba contenido para la plataforma, sino que terminaba generando contenido para la gente, porque esos videos, ese contenido que yo generaba no iba como último destino a las personas en Tiktok, sino que se compartía, se difundía y se trasladaba a otras aplicaciones, por lo tanto muchos compañeros, compañeras, me decían: “Veo tus contenido por WhatsApp, por Telegram, me lo envía un amigo, un familiar, un vecino”, por lo tanto entendí en ese momento, y ahora más que nunca, que había una necesidad de trabajar las redes sociales desde la multiplataforma, desde integralmente, desde todas las redes sociales, por lo tanto ahora estoy inmiscuyéndome en redes sociales en las que no tenía una militancia real para hacer ese trabajo y para llegar a más gente, más en estos momentos en los que vemos que la censura se ha recrudecido en redes sociales principalmente con el conflicto ruso-ucraniano, por lo tanto es fundamental para mí hacer ese trabajo desde la integralidad, por eso es a eso a lo que me estoy abocando en estos momentos para dar respuesta a este nuevo momento histórico. ¿Se me escucha?

Patricia María Guerra: Me gustaría explorar un poco cuánto tiempo demoras investigando, editando, ese tipo de detalles si los pudieras compartir, y dónde crees que está la clave para que ese contenido se haga viral en una plataforma como TikTok

Bruno Lonatti: Yo creo que depende mucho de qué contenido hablemos, si es, hay muchas veces que yo hago contenido de respuesta, abunda mucho, y ese contenido se hace rápido porque suelo responder lo que conozco, si no lo conozco sí tiene un tiempo de preparación en cuanto a la investigación principalmente, que puede tomarme unas cuantas horas, incluso algunos días, pero bueno, los videos de respuesta me suelen demorar un par de horas entre grabar, editar y publicar; los videos que son más elaborados, que los hago cuando hay algún tema que está en tendencia, sí demoro un poco más porque normalmente no conozco a fondo la temática, por lo tanto me dedico a un trabajo de investigación previo, que de nuevo, me puede demorar algunas horas o algunos días, depende de cuánto conozca el tema, de cuán interiorizado esté; pero sí puede demorar algunos cuantos días.

Grabo, edito, publico, y el trabajo principalmente es el de hacerle seguimiento al contenido, eso me parece que es fundamental en esto, que es recibir la interacción de la gente y poder generar mejor contenido así a medida que va pasando el tiempo, al fin y al cabo esto es una construcción colectiva, no es una construcción individual, y nuestro contenido va mejorando en cuanto a las interacciones de la gente porque siempre, siempre mejoramos mediante la crítica constructiva de nuestra audiencia, pero bueno, puede demorar unos cuantos días, unas cuantas horas, depende de cada contenido, si querés doy algún ejemplo práctico.

Patricia María Guerra: Sí.

Bruno Lonatti: Por ejemplo, los videos que realicé cuando la primera campaña del #SOSCUBA el 11 y el 12 de julio, bueno, estuve prácticamente los dos días (cuarenta y ocho horas) sentado en la computadora leyendo principalmente a compañeros, compañeras, cubanos que mediante Telegram, mediante grupos de Twitter y de Facebook, iban comentando desde la calle qué estaba pasando, por lo tanto en ese momento pude interiorizarme, pude actualizarme muy rápido, al momento, de lo que estaba pasando, de dónde se estaban dando diversos hechos, y pude comunicar todo desde el contenido que muchas veces en Argentina era inédito, no había llegado porque, de nuevo, los sacaba de grupos específicos de Twitter, de Telegram, por supuesto, chequeaba lo que iba a publicar antes de hacerlo, e intenté de esa manera comunicar lo que estaba pasando en la calle desde Argentina, y por supuesto, hacer un análisis crítico del trabajo de las grandes corporaciones mediáticas en el exterior para atacar y deslegitimar el proceso revolucionario cubano, por lo tanto, ese video me demoró muchas, muchas horas, pero bueno, tuvo un alcance muy grande.

Patricia María Guerra: Claro, y más también por el contexto en el que se estaba produciendo. Ahora entonces hablemos de Argentina. Cada 24 de marzo las y los argentinos salen a las calles en una inmensa movilización por la memoria, por la verdad y por la justicia, entonces me gustaría que me comentaras cómo se vivió en Argentina este 24 de marzo, específicamente en Córdoba, y cómo se organizó la juventud comunista de allá.

Bruno Lonatti: Bueno, el 24 de marzo siempre es una fecha muy convocante, hace tres años no marchábamos un 24 de marzo, porque en el 2020 llegó la pandemia y nos fue imposible, y en el 2021, por responsabilidad con el pueblo, se mantuvo la decisión de no marchar, en realidad se hicieron algunas serie de acciones pero siempre respetando el distanciamiento por ejemplo, se hacían caravanas de autos así como, recuerdo, se hicieron caravanas también de autos y bicis en Cuba contra el bloqueo, algo muy similar se hizo el 24 de marzo del año pasado pero no se marchó, y este es el año desde el 2019 que se puso marchar, una marcha masiva, absolutamente convocante, aquí en Córdoba lo vimos de esa manera, nosotros comenzamos a marchar, posicionamos nuestra columna, tradicionalmente los partidos comunistas se posicionan en la última columna de la marcha porque se estima no solamente que tienen que ir los estudiantes, los movimientos sociales y los sindicatos adelante, y los organismos de derechos humanos, por supuesto, que los partidos son algo, si se quiere, que van atrás, que no capitalicen todo eso, no sólo por eso, sino también porque bueno, el compromiso, digamos, de diversos, de llegar.

Nosotros nos posicionamos en la columna, de nuevo, con los partidos en la parte de atrás. Eran veinte cuadras de gente marchando, y habremos tardado unas cuatro o cinco horas en llegar hasta el último punto de la marcha, es decir, fue una marcha realmente masiva acá en Córdoba, y yo creo que lo necesitábamos, porque de nuevo, hace mucho que no marchamos un 24, y es una marcha que une a muchos sectores que realmente no se relacionarían de otra manera, por lo tanto me parece muy importante que se haya marchado y que haya sido una marcha tan convocante, también hay porque sectores de la derecha en Argentina que mediante un negacionismo intentan mantener un mínimo de relevancia que no tendrían de otra manera en la política argentina, y esta marcha del 24 fue un cachetazo, fue una bofetada para todos esos sectores negacionistas del genocidio, auténticamente genocidio que produjo la dictadura cívico-militar eclesiástica en la Argentina en el año 1976.

Patricia María Guerra: ¿De cuántas personas estamos hablando más o menos?

Bruno Lonatti: Yo creo que aquí en Córdoba habremos sido unas ochenta mil personas marchando más o menos, entonces fue una marcha muy convocante, muy mística, muy bella, principalmente ver a estudiantes, a mí me sorprendió la cantidad de estudiantes secundarios que había, me pareció muy importante eso, porque de nuevo, no marchar por tres años a uno le genera dudas si iba a ser una marcha tan importante, y efectivamente lo fue, así que, bueno, muy contento, muy contento, un sabor de boca muy positivo después de esta marcha del 24, que de nuevo, hace tanto no marchábamos, y realmente nos gustó realmente, es una marcha que al pueblo argentino lo convoca.

Patricia María Guerra: Bruno, entonces ahora hablemos del Coloquio Internacional Patria, ¿qué aporta a la comunicación un encuentro como este?, ¿y qué tipo de alianzas se construyen?

Bruno Lonatti: El Coloquio Internacional Patria para mí fue muy importante, principalmente porque conocimos a muchos compañeros, compañeras, que hacían un trabajo distinto al nuestro pero que podíamos relacionarnos y podíamos potenciarnos entre nosotros; conocimos muchos periodistas, directores de medios alternativos y diversos creadores de contenido de redes sociales, en lo que realmente no estamos interiorizados, y fue muy enriquecedor también por la calidad de los debates que se generaron en el seno del Coloquio, no solamente en lo que fue transmitido sino también en todos los días siguientes, ya que si se quiere convivimos una cantidad de días, por lo tanto, se generó un debate muy enriquecedor la verdad, muy interesante, por lo tanto, yo creo que lo más positivo fue poder relacionarnos y poder potenciarnos entre nosotros principalmente para difundir la verdad de Cuba en este momento en que las derechas locales de nuestros países vuelven a arremeter contra la Revolución con una campaña en redes sociales nuevamente motorizada por la Fundación Libertad aquí en Argentina, y por elementos contrarrevolucionarios en la Florida, por lo tanto me parece muy importante, la verdad, haber podido intercambiar con compañeros y compañeras con una trayectoria tan importante y que son fundamentales en este momento histórico.

Las redes sociales se configuran como una herramienta de las guerras híbridas de cuarta y quinta generación, básicamente una herramienta de los golpes blandos en la región, y esto lo decía muy bien en su intervención en el Coloquio, el compañero Marco Teruggi.

La guerra de cuarta y quinta generación, los golpes blandos, que utilizan las redes sociales como una herramienta fundamental de deslegitimación, de desprestigio de diversos liderazgos genera las condiciones subjetivas para desmovilizar a los nuestros y para sacar a la calle a gente aprovechando el descontento por situaciones muy complejas, por ejemplo, de la pandemia, entonces en este momento las redes sociales son una herramienta fundamental de las derechas para atacar los procesos ni siquiera revolucionarios, progresistas, muchas veces de la región, por lo tanto en este momento las redes sociales son fundamentales, y el Coloquio Internacional Patria me parece que fue muy bueno para poder intercambiar entre esto y para poder relacionarnos y potenciarnos entre militantes de las redes sociales.

Patricia María Guerra: Sobre eso te quería hablar porque ahora mismo estamos viviendo una intensa promoción de la etiqueta #SOSCUBA por parte de una red principalmente compuesta de operadores políticos que han participado en otras campañas de desinformación contra movimientos sociales y progresistas, ¿cuán desigual es ese enfrentamiento a este tipo de campañas, si ya damos por descontado la complicidad de las plataformas tecnológicas?

Bruno Lonatti: Bueno, es absolutamente desigual. Somos absolutamente censurados cotidianamente, si descontamos eso, principalmente es la cantidad de recursos que tienen, ¿no?, bueno, nosotros realizamos nuestra tarea de una manera absolutamente artesanal, no contamos más que con un celular, yo para hacer los videos estoy usando el mismo celular con el que estoy haciendo esta transmisión ahora con ustedes, por lo tanto es absolutamente artesanal nuestra tarea, y eso es lo que nos caracteriza, a ver, con tan poco hacer tanto, entonces eso es fundamental.

Ahora, me parece que hay ejemplos muy positivos sobre cómo hacerle frente a este tipo de campañas como el que está viviendo en este momento Cuba con la campaña Vamos con Todo que es la consigna de la UJC por su sesenta aniversario, y realmente me parece que eso es un ejemplo que se puede ver en este momento entrando a Twitter, que es fundamental, es paradigmático y es un quiebre, a mi parecer, en la estrategia de la Florida y de las derechas para hacer frente y para atacar a nuestros procesos, por lo tanto yo creo que el hecho de haber vencido, porque tener una etiqueta que haya sobrepasado a la que se imponía en realidad desde la Florida, me parece que es un precedente muy positivo para hacerle frente a este tipo de ataques, en este momento, si no me equivoco, andaban por ciento ochenta mil la cantidad de tuits que se produjeron para la etiqueta Vamos con Todo, y una cantidad muy menor para el #SOSCUBA, por lo tanto ha sido una campaña y una lucha desde abajo, a ver, porque lo que caracterizó al Vamos con Todo es a la propia gente tomando su celular y haciéndose cargo de la defensa de la verdad de su país, porque acá lo que se está atacando es el proceso social cubano pero mediante el desprestigio, mediante la deslegitimación.

Estamos claros que con una etiqueta de Twitter no corre ningún peligro el proceso revolucionario ni el gobierno revolucionario en Cuba, de eso estamos absolutamente claros, pero se busca el desprestigio, se busca la deslegitimación, y el pueblo de Cuba mediante sus organizaciones y mediante sus frentes de masas le ha hecho frente a este ataque tan importante y a esta búsqueda de desprestigiar el proceso revolucionario, y ha sido victorioso, entonces me parece que es un precedente muy positivo y muy importante.

Patricia María Guerra: Bruno, me gustaría terminar con tu opinión sobre el estado de la comunicación política en América Latina, ¿cuáles crees que son los principales problemas que tenemos ahora mismo, y cuáles pueden dilucidarse como algunas soluciones?

Bruno Lonatti: Creo que hay algo fundamental que tenemos que hacer y que no estamos haciendo. De Cuba me fui muy esperanzado porque vi que había un compromiso real para avanzar sobre esto, que es la cuestión de que todos y todas, las y los militantes tenemos que tomar la comunicación como una práctica constante de militancia. En Cuba vi a mucha gente interesada en hacer esto, interesada realmente en hacerlo, y si no es que ya lo estaban haciendo, y me parece que esto es fundamental, y en muchos procesos no se comprende esta necesidad, y estas herramientas, como son las redes sociales, terminan, si se quiere, venciendo y desprestigiando diversos liderazgos o a diversos movimientos sociales y organizaciones políticas, por lo tanto a mí me parece que eso es fundamental y es algo que, de nuevo, vi que en Cuba se estaba haciendo, eso es lo que tenemos que hacer, es generar mediante esa misma doctrina,, que se produce en Cuba y que se lleva a cabo en este momento en las redes sociales, es la guerra de todo el pueblo, digamos, porque a ver, no nos confundamos, lo que está pasando en este momento es una guerra de características psicológicas a través de las redes sociales, por lo tanto la defensa del pueblo cubano se está dando con esta doctrina, la guerra la hace todo el pueblo, y eso se ve en las redes sociales.

Creo que eso es lo que más tenemos que construir en nuestros países, porque la comunicación política está muchas veces mal vista, muchas veces se cree que son esfuerzos que no llevan a nada realmente, pero bueno, vemos con este tipo de casos como el que está sucediendo en este momento en Cuba, no solamente para sostener un proceso revolucionario sino para construirlo, porque las y los militantes comunista del resto del mundo que nos proponemos esta meta tan ambiciosa que es la de tomar el poder en nuestros países y construir sociedades distintas, sociedades de verdadera igualdad, sociedades más justas, bueno, jamás lo vamos a construir si no llegamos a los pueblos, jamás lo vamos a construir no solamente generando esas alternativas, sino haciendo que esas alternativas sean reales, y que sean reales no solamente para nosotros, militantes, sino para el pueblo, por lo tanto yo creo que en esto la comunicación es fundamental, y así lo entendía el Che también, y así lo entendía Fidel, cuando fundaron Radio Rebelde en el seno de la Sierra Maestra cuando aún ni siquiera se tenía plena certeza de la victoria fuera de la Sierra, por supuesto, ellos estaban plenamente seguros de que iban a vencer, pero fuera de la Sierra no se tenía total certeza de la victoria, y ellos generaron Radio Rebelde para construir esa certeza en la victoria, y me parece que eso es un ejemplo que también tenemos que tomar, nuestro Radio Rebelde ahora puede estar, o sea, debe estar en las redes sociales mediante no solamente medios alternativos, medios revolucionarios, sino también mediante la comunicación propia revolucionaria de nosotros, de las y los revolucionarios del mundo en las plataformas que podamos generar nosotros. Por lo tanto a mí me parece que esto es fundamental, tenemos metas absolutamente ambiciosas, y no vamos a ser capaces de llevarlas a cabo si no construimos audazmente, creativamente, este tipo de plataformas para llegar también a nuestros pueblos.

Patricia María Guerra: Bueno, muchísimas gracias, Bruno, ha sido un gusto y un honor tenerte en la tercera emisión de “Al Debate”, te digo que todo este encuentro se va a transcribir y se va a publicar también en la página de Cubaperiodistas, y después también se publicará una entrevista con lo que acabamos de conversar. Un abrazo de nuevo desde la Unión de Periodistas, y muchas gracias.

Bruno Lonatti: Muchas gracias, muchas gracias a ustedes por la invitación, y la verdad, honor el mío de no solamente haber viajado y haber podido intercambiar con ustedes esos tantos días, sino también de poder tener este tipo de instancias ahora ya vuelto a mi país de origen, así que, bueno, les agradezco realmente.

Patricia María Guerra: Un abrazo.

Bruno Lonatti: Muchas gracias.

Foto de portada: Ismael Francisco González

 

2 thoughts on “Bruno Lonatti: “Cada momento histórico necesita una forma distinta de comunicarse”

  1. Muy buen duelo de preguntas – respuestas sobre qué y cómo enfrentar en las redes sociales las campañas de desacreditación de la realidad mediante la manipulación de emociones y sentimientos basados en Bulos y tergiversaciones de hechos para sembrar odio en los usuarios de las redes que multiplican persona a persona con el rumor y crear estado de insatisfacción y molestia en una población determinada.
    La unidad vuelve a ser la punta de lanza en el combate a la desinformación pretendida con # concertado, compromiso participativo, evidenciando la verdad con la mayor riqueza audiovisual desde la sencillez de un móvil como instrumento generador de información verídica y lo más ajustado al tiempo real con participación activa de los jóvenes de todos los sectores y personas de todas las edades y dedicación comprometidos todos con la soberanía patria y la Revolución de todos los estratos de la sociedad.
    Es imprescindible reproducir el evento “PATRIA” diversificando la participación de otros influencers comprometidos con la verdad procedentes de los cinco continentes para diseñar estratégicas de contraofensiva frente a la agresión de guerra mediática en cascada financiada y soportada por el imperialismo de la globalización neoliberal.
    Felicitaciones Patricia, Bruno y Cubaperiodistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap