PERIODISTAS ASESINADOS

Atentados a periodistas: mortal pandemia silenciosa

La noticia desplazó temporalmente de los cintillos los estragos que causa la pandemia en México: “La periodista Lourdes Maldonado se convirtió este domingo en la segunda periodista mexicana asesinada en una semana en Tijuana, ciudad fronteriza con California, y la tercera en todo el país tan solo en enero”.

En este país considerado entre los más letales para la prensa en América Latina, antes solo superado por Colombia, este suceso vuelve a titulares una tragedia que ha enlutado desde hace mucho a la familia periodística latinoamericana.

Medios de prensa destacan que Lourdes Maldonado pertenecía al programa de Protección para Periodistas de Baja California, pero la vigilancia que se le brindó no fue permanente. Ella acudió en marzo de 2019 a la conferencia diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador en Ciudad de México, y denunció que su vida estaba en peligro.

Ella es la segunda periodista asesinada en Tijuana en este 2022, después del fotoperiodista Margarito Martínez, quien el 17 de enero fue atacado a tiros cuando subía a su vehículo en su casa en el barrio Camino Verde.

Además, el 10 de enero asesinaron en Veracruz, estado del oriente de México, al periodista José Luis Gamboa Arenas, director del medio digital Inforegio, donde daba difusión a problemas de inseguridad y política.

Según organizaciones gremiales, al menos siete periodistas fueron asesinados en México en 2021, lo que lo transformaba “en el más mortífero del mundo para la prensa”.

Al reflejar este macabro listado, la agencia EFE significó que “45 periodistas murieron en 2021 en el ejercicio de su profesión; México lidera la lista”, citando un informe del Instituto Internacional de Prensa (IPI), con sede en Viena.

Le siguen en esa relación India y Afganistán, cada uno con seis periodistas muertos, delante de la República Democrática del Congo, con tres. Añade que “en 2020 murieron 55 periodistas en todo el mundo, de ellos, once en México”.

Según el IPI, una red mundial de propietarios y editores de medios de comunicación, la seguridad de los periodistas sigue siendo un desafío global

De los 45 periodistas muertos, 40 eran hombres y cinco eran mujeres, detalló el IPI en un comunicado. Veintiocho de ellos fueron asesinados por su trabajo, tres murieron cuando estaban trabajando en una zona de conflicto y dos cuando cubrían disturbios internos en un país.

Las investigaciones periodísticas sobre la política, la corrupción y el crimen organizado en pequeñas y medianas ciudades de Brasil, México, Colombia y Honduras están la raíz de los 139 casos de asesinato de profesionales de los medios registrados por Reporteros sin Fronteras de 2011 a 2020. La mitad de estos periodistas había informado de que recibieron amenazas a causa su trabajo.

Análisis de casos

En el marco del proyecto “Bajo Riesgo – Análisis de los programas de protección de periodistas en América Latina”, apoyado por la Unesco, significa que esta región es la que más periodistas asesinados ha tenido a causa de su profesión en 2020. El 80% de los asesinatos de periodistas cometidos en esta parte del mundo durante la última década se concentran en Brasil, Colombia, México y Honduras.

La mitad de los periodistas asesinados trabajaba como reportero, fotoperiodista o camarógrafo y colaboraba con al menos un medio de comunicación. El análisis de los datos también revela que el 39% de ellos cubría asuntos relacionados con la política. Los demás temas más habituales para los periodistas asesinados son el crimen y la corrupción.

En el 92% de los casos, las circunstancias del crimen revelan que los agresores atacaron a un periodista que estaba en su mira. Del total de muertes registradas entre 2011 y 2020, solo el 7,2% (10 de los 139 casos) se produjo durante la realización de coberturas de riesgo, en las que el periodista recibió un disparo sin que necesariamente fuera dirigido en su contra.

En cuanto al /modus operandi/, a uno de cada cuatro periodistas – sobre todo en México–, lo secuestraron antes de ejecutarlo. En estos casos concretos, la mayoría de los cadáveres encontrados después presentaba señales de tortura.

La mayoría de las víctimas (el 93%) son hombres. Sin embargo, esta proporción no permite afirmar que las mujeres periodistas estén mejor protegidas. En el conjunto de la región, donde el 41% de quienes se dedican al reporterismo son mujeres. A ellas, además se las silencia con violentas campañas de amenazas y acoso, generalmente en internet, lanzadas contra ellas y sus familias.

Antecedentes

Que la violencia contra el personal de prensa no es un fenómeno nuevo lo atestiguan los reportes que desde la década de los años 90 del pasado siglo realizaba la Comisión de Atentados a Periodistas de la Federación Latinoamerica de Periodistas, conocida por sus siglas CIAP-FELAP)

En su informe de 2017, por ejemplo, indicaba que 37 periodistas habían sido asesinados en América Latina de enero a noviembre de 2017, en ocho países de la región, con 27 desapariciones forzadas de comunicadores en México, donde habían ocurrido 22 asesinatos.

También huo numerosas denuncias fundadas de intentos fallidos de asesinato, golpizas, espionaje telefónico del gobierno de México a los periodistas, amenazas de muerte, además de muchos otros atentados afines en diferentes países de la región, en particular México y Honduras.

Trágico inicio de año para quienes se dedican a reportar en regiones y países candentes, en el que la corrupción, impunidad y el narcotráfico prevalece, problema tan agudo que es capaz de imponer titulares cual nueva y mortal pandemia, muy difícil de seguir silenciada.

José Dos Santos
José Dos Santos
José Dos Santos (1947) Periodista cubano. Bachiller en Ciencia. Licenciado en Ciencias Políticas. Comenzó su vida periodística en 1969 en la Agencia Prensa Latina, donde fue desde auxiliar de redacción y Jefe de Servicios Gráficos, corresponsal jefe en la RDA y la RFA y vicepresidente para la Información (1984-1993). Quince años vicepresidente primero de la UPEC (1993-2008) y dos años subdirector de la revista Bohemia (2014-2016). Entre sus condecoraciones cuenta con seis Distinciones, tres Medallas y dos Sellos. Es autor de varios libros testimoniales y sobre el jazz, materia sobre la que es fundador de un sitio web del Ministerio de Cultura y escritor y productor de programa radial La Esquina del Jazz, desde 1993.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *