fbpx
COLUMNISTAS

Noticias y olvidos ¿involuntarios?

El mundo interconectado de hoy no solo constituye un logro para la comunicación y el desarrollo, es, además, un mundo frágil —especie de reservorio— donde va a parar cuanta cosa se le ocurre a quien domina un medio tecnológico y cuenta con una conexión a alguno de los sitios, generalmente, dominados por grandes compañías.

En ese universo, tienen su asidero las grandes agencias de prensa y no es raro que algunas de ellas sientan preferencia, a la hora de editar algún despacho noticioso, por alinearse con políticas de gobiernos y monopolios que para nada atesoran la importancia de divulgar la solidaridad humana y los graves problemas que enfrenta la humanidad, cada vez más desigual.

En sintonía con esta frecuencia, y sin olvidar el oficio de periodista, me propuse buscar y leer algunos de los despachos noticiosos de la última semana y ponerlos al servicio de un lector, oyente o televidente, para que pueda meditar sobre su contenido.

El primer despacho, fechado en Montevideo, Uruguay, dice: “El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó que el discurso del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, durante la cumbre de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) en el que criticó a Cuba, Nicaragua y Venezuela “fue apropiado”, según reportes de EFE.

No olvidemos el nefasto papel de Lacalle Pou en esa reunión celebrada en Ciudad de México, cuando señaló “sentirse preocupado” por lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela, países que, a su juicio, “no respetan los derechos humanos”.

Almagro, uruguayo también, que parecía opacado en las últimas semanas, aprovechó ahora para calificar el discurso de Lacalle como “muy bueno, extremadamente bienvenido y positivo”.

Otra noticia, fechada en Brasilia, de la propia agencia española, refiere que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, autorizó el ingreso y la permanencia temporal de fuerzas militares de Estados Unidos en su país para un entrenamiento conjunto con el Ejército, entre el 28 de noviembre y el 18 de diciembre de este año.

Vale recordar —y esto no lo hace la citada agencia de prensa— que el gobernante brasileño toma tal decisión en medio de una gran crisis de credibilidad y del pedido generalizado del fin de su mandato. Incluso, ha sido acusado de cometer genocidio contra los ciudadanos de su nación por el mal manejo de la pandemia de la Covid-19.

Otro despacho, fechado en Washington, señala: El Departamento de Estado exigió este jueves una investigación independiente para determinar la verdadera causa de la muerte en prisión del militar venezolano Raúl Isaías Baduel, según EFE.

Resulta que la administración estadounidense se abroga atribuye el derecho que nadie le ha dado de “exigir”» una llamada investigación independiente respecto al fallecimiento de una persona que, según se informó oficialmente “murió a los 66 años, por una parada cardiorespiratoria como consecuencia de la Covid-19 en Caracas”.

Otra noticia más, igualmente  de la agencia española y referida a Venezuela: El opositor venezolano Julio Borges, exiliado en Colombia, pidió este viernes a la comunidad internacional presionar al Gobierno de Nicolás Maduro para que libere a los más de 200 detenidos que considera presos políticos.

 ¿Omisión por descuido?, lo real es que quien elaboró el despacho no se refierióe al hecho de que la persona que hace estas exigencias es buscado por las autoridades venezolanas porque organizó y realizó acciones terroristas contra esa nación.

 Cuando Julio Borges pide “presionar a la dictadura de Maduro” equivale, como lo ha pedido otras veces, a que se intervenga militarmente en ese país.

Por último, una noticia que parece más bien un chiste de mal gusto: La expresidenta interina boliviana Jeanine Áñez agradeció este jueves al Parlamento Europeo su nominación al premio Sájarov 2021 a la libertad de conciencia, candidatura que ve como un reconocimiento a quienes luchan por la libertad y la pacificación de Bolivia, señala EFE.

Considero que el argumento del Parlamento Europeo no puede ser más cínico, cuando en su página web se dice que Áñez, cuya propuesta fue promovida por los reformistas y conservadores, es un “símbolo de la represión contra los disidentes y la privación del debido proceso y estado de derecho en América Latina”.

Por su parte, la expresidenta interina agradeció en nombre de “quienes luchan por la libertad, la democracia, la pacificación de Bolivia, la justicia y los derechos de todos; por quienes sufren abusos y persecución por ejercer la libertad de conciencia y el respeto a la vida… Gracias Euro Parlamento”.

Aclaro que el haber comenzado este comentario con algo referido a Luis Almagro, Secretario General de la OEA y terminar con la noticia del premio a Jeanine Añez, fue pura coincidencia; aunque el primero podría catalogarse como el autor intelectual del golpe de estado de 2019 en Bolivia, cuando Añez se apresuró a ocupar la silla presidencial como gobernante de facto y hoy guarda prisión mientras se investigan, cada vez más, evidencias de su actuación contra el pueblo boliviano.

Elson Concepción Pérez
Elson Concepción Pérez
Periodista cubano y analista de temas internacionales. Forma parte de la redacción del diario Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap