fbpx
EFEMÉRIDES

La Correspondencia, referente en la historia del periodismo insular

El 31 de octubre de 1898, dos jóvenes de 19 años de edad, el cubano Florencio Rafael Véliz y el español Cándido Díaz Álvarez, crearon en la sureña ciudad de Cienfuegos el periódico La Correspondencia, el cual llegaría a convertirse en una de las publicaciones con mayor prestigio en el interior de Cuba durante la primera mitad de la anterior centuria.

Imbuidos por el desarrollo que tenía el periodismo impreso en el país, Florencio y Cándido, este último como director, lograron mantener la presencia del rotativo a lo largo de 66 años, hasta su cierre en 1964.

La aparición de este impreso surgió en medio de grandes tensiones por la isla entre España y Estados Unidos. Dos meses antes de su salida, el 12 de agosto, cesaron oficialmente las hostilidades que mantenían las dos últimas naciones; mientras los cubanos tenían prácticamente ganada la guerra contra la metrópolis.

Sin embargo, en la firma del armisticio, realizado en París, Francia, el 10 de diciembre de 1898 sin la presencia de representantes de Cuba, no se hizo alusión a la libertad de la Mayor de las Antillas, ni tampoco se mencionó al gobierno cubano en armas, ni fue invitado a participar en ese acuerdo.

En sus años iniciales, Florencio y Cándido intentaron, a través de las cuatro páginas del periódico, proteger la unión fraternal de la gran familia española residente en la nación caribeña, al tiempo que perpetuar el idioma, las costumbres y la religión traídas por los colonizadores hispanos.

Tal propósito ocasionó disgustos en los sectores más radicales, una situación que generó incomprensiones y conflictos a los fundadores, quienes algunas veces fueron retados con las armas en el terreno del honor.

De ese modo, la publicación se acercó a la entrada de la nueva centuria inmerso en un nuevo contexto socio-político marcado por la ocupación de Estados Unidos que tuvo lugar el primero de enero de 1899 cuando el general John Brooke asumió el cargo del gobierno militar.

También fue la etapa en la que tuvo como contrapartida al diario La República, dirigido por Pablo Díaz de Villegas e inspirado en los ideales de la revolución independentista.

Entonces, en poco tiempo enrumbó su política editorial más bien hacia los temas relacionados con el entretenimiento, la sociedad de la época y los acontecimientos económicos, políticos, sociales deportivos y culturales a nivel local, nacional e internacional. También, divulgaba las carteleras de cines y teatros de Cienfuegos, fundamentalmente de los coliseos Terry y Luisa, tuvieron un significativo protagonismo en sus páginas.

Asimismo, creó fuertes nexos mediante la publicidad con los comercios y negocios más florecientes de la ciudad y fue vocero de las connotadas instituciones que conformaron la rica diversidad de la vida local.

La Correspondencia contaba, además del equipo de redactores y fotógrafos, con corresponsales en la capital, Santa Clara, Ranchuelo, Caibarién y en municipios cienfuegueros como Cumanayagua, Palmira y Abreus.

Acreditado como órgano de opinión independiente, el periódico fue inaugurado solo con cuatro páginas y una impresión manufacturada, aunque desde su fundación se caracterizó por recurrentes transformaciones tecnológicas y de diseño. Muy pronto aumentó a ocho el paginado hasta que unos años después alcanzó las 12 con un formato más estrecho, en el que los textos solían distribuirse en seis columnas impresas en igual tamaño al utilizado por el Diario de la Marina.

En 1923, el entonces rey de España, Alfonso VIII, entregó a Cándido Díaz la Orden Isabel la Católica, instituida para premiar a ciudadanos españoles y extranjeros por la lealtad atesorada a España y especialmente por servicios excepcionales prestados a favor de la prosperidad de los territorios americanos ultramarinos.

Desde sus primeros ejemplares, La Correspondencia mostró marcados signos de modernidad al incluir la opción de pases de páginas para que los lectores fijaran más la atención hacia aquellas informaciones ubicadas en la primera plana.

Entre los periodistas destacados se encontraban León Ichaso, Ruy de Lugo Viña, Obdulio A. García, Heriberto Palenque y Humberto S. Pérez. Los géneros periodísticos más utilizados fueron la crónica social, el periodismo de opinión y las notas informativas.

En Perlerías, blog del prestigioso colega cienfueguero, Omar George Carpi apareció el 13 de marzo de 2014 el texto titulado “Evocación de La Correspondencia”, donde el autor subraya: “su compromiso con los principios éticos del periodismo y su alineación con los intereses de la comunidad y la ciudadanía, le hicieron trascender el ámbito geográfico de su origen para convertirse en un referente nacional y en uno de los diarios más importantes del país.

“De cierta manera La Correspondencia fue depositario de una tradición periodística alimentada por la proliferación de publicaciones periódicas en los años que siguieron a la fundación de la colonia de Fernandina de Jagua”.

Este periódico, referente imprescindible en la historia del periodismo cubano, se hizo eco de algunos de los principales acontecimientos de la lucha insurreccional del pueblo cubano durante la república neocolonial, incluyendo varias acciones del movimiento 26 de Julio que encabezó el líder de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Tras la victoria del primero de enero de 1959, publicó una serie de discursos pronunciados por los principales líderes revolucionarios, los cuales hacían públicas las transformaciones sociales, económicas y políticas que atravesaba el país en ese período.

Sus páginas, reflejaron   igualmente, las incidencias de la Campaña Nacional de Alfabetización, en particular los acontecimientos relacionados con ella   en el territorio de Cienfuegos.

La última edición de La Correspondencia circuló el 19 de septiembre de 1964.

One thought on “La Correspondencia, referente en la historia del periodismo insular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap