fbpx
CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Tania, la flor guerrillera de la alfabetización

Siempre vestía el uniforme de miliciana. Era bella, muy simpática, culta y tocaba varios instrumentos, entre ellos, el piano y el acordeón. En foto destacada: Pocos trabajos periodísticos han tocado el tema de Tania la Guerrillera en la Campaña de Alfabetización.

Haydée Tamara Bunke Bíder, conocida cariñosamente por su familia como Ita y por el mundo como Tania la Guerrillera, nació el 19 de abril de 1937 en Argentina. Hija de los emigrados Enrich Bunke (alemán) y Nadia Bíder (polaca), ambos comunistas perseguidos por el régimen fascista de Adolf Hitler, en Alemania.

Adys Cupull, investigadora, periodista y autora de varios libros entre ellos el título Huellas de Tania, comentó que después de la caída del nazismo, Tamara y su familia, regresaron a tierras germanas y con 18 años, fue admitida en el Partido Socialista Unificado de Alemania (PSUA).

“Dominaba el inglés, alemán francés, español e italiano. De hecho, en 1960 conoció al Che, pues le sirvió de traductora en una visita a la antigua República Democrática Alemana. También conoció a Antonio Núñez Jiménez, quien se interesó en ella por sus habilidades de comunicación. Una anécdota: su primera visita a Cuba fue junto al Ballet Nacional donde estuvo junto a Alicia Alonso a la que, por cierto, le enseñó a tocar el acordeón”, agregó Cupull.

Camino de Ita a la alfabetización

En 1961, Haydeé Tamara viajó a Cuba por primera vez.  Estudió Periodismo en la Universidad de La Habana (1961-1962), pero no llegó  a graduarse. Recibió el título en la condición de post mortem.

En su amplio quehacer en la Isla formó parte del Ministerio de Educación y de la Dirección Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas. A pesar de que la mayoría de los autores y periodistas que han escrito sobre ella afirman que trabajó en el Instituto Cubano de Amistad con los pueblos, esto no fue así.

Giraldo Mazola, quien fuera el presidente de esta institución, en una entrevista sostenida con Adys Cupull que se encuentra en el libro Huellas de Tania, aclaró: “Tania no trabajó en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, pero lo visitaba con frecuencia. Se vinculó a los grupos que atendían a las delegaciones, pues hablaba perfectamente el español y el inglés”, afirmó el actual embajador cubano en Namibia.

Fue Mazola quien, según cuenta en la misma entrevista, la recomendó al Ministerio de Educación (MINED) por sus habilidades y el dominio de varios idiomas.

En su trabajo en el MINED aparece una faceta poco conocida y tratada. Tania entró al Ministerio en 1961, justo cuando se llevaba a cabo la Campaña de Alfabetización.

Tania alfabetizadora

“Fui gran amiga de Tamara. La conocí cuando vino para Cuba en el 61, pues éramos vecinas. Ella vivía en el apartamento 3, y mi hermana trabajaba de criada en el apartamento 2, en la casa de unos norteamericanos. Fue alfabetizadora. Me enseñaba español, pero a otros muchachos los enseñó a leer y escribir. Tania amaba enseñar y también amaba a la Revolución. Era una hermosa persona”, contó Victoria Elisa León Portales, vecina de la futura guerrillera durante su estancia en la barriada capitalina de Miramar, en avenida Tercera entre calle 18 y calle 20.

“Siempre vestía el uniforme de miliciana. Era bella, muy simpática, culta y tocaba varios instrumentos, entre ellos, el piano y el acordeón. La vi en varias actividades del Ministerio de Educación. Tania fue Alfabetizadora Popular. Alfabetizó en La Habana y tengo entendido que en ciudades aledañas también”, dijo, Manuel Moros, periodista jubilado del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, quien fuera segundo jefe de propaganda e información en la Comisión Nacional de la Campaña de Alfabetización.

Luisa Campos Gallardo, directora del Museo Nacional de la Campaña de Alfabetización, confirmó la información y abordó esta parte de su vida que poco ha sido mencionada. Añadió que fue alfabetizadora en La Habana. A lo que más se dedicó fue a traducir, asesorar y realizar otros trabajos del Ministerio. Está reconocida por el museo como una de las internacionalistas que brindaron su apoyo a la contienda.

La directora expresó que una delegación alemana que visitó el museo capitalino, sito en la actual Ciudad Escolar Libertad, se interesó mucho por esa faceta de Tamara Bunke. “¿Cómo vamos a dejar olvidada nosotros los cubanos esta historia?”, se cuestionó.

“Esto solo lo he visto mencionado en un artículo de Juventud Rebelde y es tocado superficialmente. Es cierto que es muy conocida por su actuación en la guerrilla del Che  (Bolivia, 1967), pero pienso que hay mucho más que abordar de su vasta vida”, concluyó Campos Gallardo.

No es menos cierto que muy pocos trabajos periodísticos han tocado el tema de Tania la Guerrillera en la Campaña de Alfabetización. Una de las últimas fue la periodista Yunet López Ricardo para la redacción digital del diario Juventud Rebelde, el 30 de agosto de 2017, titulado Tamara, mujer con muchos nombres.

En este texto se expone: “Así, a la muchacha que se le ve junto a Alicia en la única foto que tienen juntas mientras la bailarina toca el acordeón, la misma que cantaba milongas y tangos, participó en la Campaña de Alfabetización, fue traductora de delegaciones alemanas, y estudió Periodismo en la Universidad habanera”, consta en el artículo, cuyo objetivo no era el de rescatar esta parte de la vida de Ita, pero al menos la menciona.

Fue alfabetizadora en La Habana, donde a lo que más se dedicó fue a traducir, asesorar y realizar otros trabajos del Ministerio de Educación. Está reconocida por el Museo de la Alfabetización como una de las internacionalistas que brindaron su apoyo a la contienda.

Después de la Campaña de Alfabetización, Tania, trabajó en la Federación de Mujeres Cubanas donde creó un boletín junto a Mirta Rodríguez Calderón, entonces periodista del diario Granma.

Vilma Espín Guillois, fundadora y presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas, comentó en entrevista realizada por Adys Cupull y recogida en el libro Huellas de Tania, que Tamara se sintió identificada con el socialismo en Cuba. Argumentó, además, que amaba a Alemania, pero que se sentía latinoamericana.

Preparación y partida definitiva

Ulises Estrada Lescaille, pareja y preparador de Tania, cuenta en su libro Tania la Guerrillera, la epopeya suramericana del Che, publicado por la Editorial Occean Sur en el año 2005, que esta comenzó a alistarse en 1963 para servir a las órdenes del Che. Una  buena parte de la preparación fue en Cienfuegos, donde se le enseñaba para acciones clandestinas y de infiltración.

Describe también que después del golpe de estado de 1964 en Bolivia, propinado por René Barrientos a Víctor Paz Estenssoro, Tania, arribó a Perú con la personalidad de Laura Rodríguez Bauer para luego infiltrarse en Bolivia.

Se adentró en las esferas más altas del gobierno boliviano logrando recolectar información importantísima para la guerrilla. “En esta labor también fue educadora ya que dio clases de alemán a muchos hijos de la burguesía boliviana”, dijo Froilán González García, investigador, periodista y coautor del libro Huellas de Tania.

Cayó en combate en Río Grande el 31 de octubre de 1967 durante una emboscada tendida por el ejército boliviano, por lo que se le recuerda también como la Flor de Río Grande. Fue arrastrada por la corriente y su cuerpo encontrado por los soldados de Barrientos, siete días después, a orillas del cauce.

Desde el 30 de diciembre del 1998, los restos de Tamara Bunke, descansan en el Memorial Ernesto Che Guevara de la ciudad de Santa Clara, junto al Guerrillero Heroico y los demás combatientes de la guerrilla del Ñacahuazú.

Fotos: Tomadas de Internet.

(Tomado de islalsur)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap