fbpx
OTRAS NOTICIAS

Expertos cubanos: El “síndrome de La Habana” no es científicamente aceptable

“Concluimos que la narrativa del ‘síndrome misterioso’ no es científicamente aceptable en ninguno de sus componentes y que solo ha sobrevivido debido a un uso sesgado de la ciencia”, así estimó un equipo multidisciplinario de investigación creado por la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) para analizar los “incidentes de salud no identificados” reportados en La Habana por trabajadores de la embajada de Estados Unidos y Canadá en 2016.

En el informe, los expertos señalan que algunos artículos científicos han aceptado “como un axioma que se produjeron atentados en La Habana”. Sin embargo-reconocen en el documento-“después de cuatro años (de que se reportaran los primeros casos) no ha aparecido ninguna evidencia” sobre esos supuestos “ataques sónicos”, como los definió la Casa Blanca.

“Muchas enfermedades prevalentes en la población general pueden explicar la mayoría de los síntomas. Por lo tanto, no existe un síndrome novedoso (algo evidente en los informes oficiales de Estados Unidos). Solo una minoría de personas presenta una disfunción cerebral detectable, la mayoría debido a experiencias anteriores a su estancia en La Habana y otras debido a condiciones médicas bien conocidas”, señalan en el estudio.

De acuerdo con los especialistas, ninguna forma de energía conocida puede causar selectivamente daños cerebrales (con una precisión espacial similar a un haz de láser) en las condiciones descritas para los supuestos incidentes de La Habana.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla escribió en Twitter que “se trata de un tema que prematuramente, y por razones de manipulación política, dejó de investigarse en ámbitos de la Ciencia y la Salud, y solo podrá esclarecerse con la transparencia y la cooperación en ambos campos”.

 

Desde esta perspectiva, la Academia de Ciencias de Cuba destacó que está dispuesta a revisar sus conclusiones ante el surgimiento de nuevas evidencias, en un clima de colaboración científica abierta.

El doctor Mitchell Valdés-Sosa, director general del Centro de Neurociencias de Cuba, precisó en conferencia de prensa, que el informe presentado es el primero en examinar, de forma exhaustiva, todas las aristas de los incidentes de salud de los diplomáticos de Estados Unidos en Cuba, para lo cual contó con expertos en audiología, neurología, neurofisiología, neuroimágenes, epidemiología, medicina interna, psiquiatría y psicología.

El doctor Mitchell Valdés-Sosa, director general del Centro de Neurociencias de Cuba. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate

En ese sentido, Valdés-Sosa detalló que la investigación reúne información publicada en Estados Unidos e ignorada por muchos médicos, científicos y medios de prensa y tiene en cuenta un informe policial del Ministerio del Interior, el cual se hará público en los próximos días.

(Imagen destacada: Aldo Cruces).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap