fbpx
COLUMNISTAS

Ida y Katrina en la memoria de los cubanos

El huracán Ida, que el pasado viernes azotó a dos territorios cubanos, el Municipio Especial Isla de la Juventud y la occidental provincia de Pinar del Río, golpeó este domingo con mucha mayor fuerza y en dos ocasiones al Estado de Louisiana, el mismo día en que hace 16 años el huracán Katrina arrasó con la ciudad de Nueva Orleans, y provocó la muerte de 1833 personas en cinco Estados de los Estados Unidos.

El Nuevo Herald, que se edita en Miami recuerda en una extensa nota que los daños provocados por Katrina ascendieron a cien mil millones de dólares. Fue uno de los cinco huracanes más mortíferos que afectaron a Estados Unidos hasta hoy.

Esta vez el huracán Ida, que al pasar por Cuba tenía categoría uno, estuvo a solamente 7 millas de alcanzar la categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson, pues tocó tierra con vientos de 240 kilómetros por hora.

Lo que no menciona El Nuevo Herald es que fue precisamente el dramático impacto provocado por el huracán Katrina el 29 de agosto de 2005, especialmente en Nueva Orleans, lo que llevó al entonces Presidente de Cuba, Comandante Fidel Castro, a ofrecer ayuda médica a Estados Unidos, la cual fue rechazada por su gobierno. Días después fue creado el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve”, que tanto prestigio le ha ganado a Cuba por los servicios prestados en el mundo y tantos ataques injustificados y calumniosos ha sufrido de los gobernantes de los Estados Unidos.

Se le denominó “Henry Reeve” al Contingente en homenaje al joven estadounidense, natural de Brooklin, Nueva York, quien a los 19 años de edad se unió como soldado a un destacamento de patriotas cubanos que luchaban por la independencia de Cuba, sojuzgada entonces por el poder colonial español.

En la memoria agradecida de los cubanos figura con mucho reconocimiento el nombre del valiente Henry Reeve, quien por su coraje y entrega a la causa emancipadora cubana alcanzó, y murió en forma heroica, con el grado de general de brigada del Ejército Libertador de Cuba.

En estos momentos, cuando todavía no se conocen los daños causados por el huracán Ida en los Estados Unidos, Cuba se recupera de los daños materiales dejados en la Isla de la Juventud y Pinar del Río, regiones del occidente cubano que fueron visitadas este domingo por el Presidente Miguel Díaz-Canel y otros dirigentes de Cuba, quienes comprobaron daños en la agricultura y en viviendas, así como en tendidos eléctricos, pero sin lamentar pérdidas humanas.

Y como dato curioso acaba de llegar este domingo a La Habana el Contingente médico cubano Henry Reeve que durante mas de un año prestó servicios en Qatar, nación enclavada en el Medio Oriente, y ahora  sus integrantes se incorporan a la batalla contra la pandemia en varias provincias cubanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap