fbpx
OTRAS NOTICIAS

Ingredientes de un “golpe blando” para Cuba

El presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, denunció durante su comparecencia este lunes en cadena de radio y televisión nacional, junto integrantes de su equipo de gobierno, que en las últimas semanas se incrementó la campaña en redes sociales contra la Revolución Cubana, a partir de líneas de mensajes relacionadas con las dificultades y carencias que se viven en el país.

“Esa es la manera en que se monta: tratando de crear inconformidad e insatisfacción a través de las redes sociales, mediante la manipulación de las emociones y sentimientos, de las problemáticas que tiene la población”, añadió el mandatario.

Comentó además que para esta campaña acudieron a todos los youtubers y redes sociales que pudieron, y se preguntó, ¿en torno a qué montaron esas insatisfacciones y hacia qué estaban dirigidos todos esos esfuerzos mediáticos bien pagados en los cuales se centraron estos días?

Al problema eléctrico que ya hemos explicado y que es una realidad, al desabastecimiento de alimentos y medicamentos y a los problemas de las tiendas en divisas, todos temas que están presentes en nuestra sociedad como insatisfacción ¿Cuál es el origen de ello? Es el bloqueo, afirmó.

Por su parte, Rogelio Polanco, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido y jefe de su departamento Ideológico, reflexionó en torno a cómo presenció durante los años que se desempeñó como embajador de Cuba en Venezuela, todas las acciones del manual de lucha no convencional en tierra bolivariana.

“Estamos viviendo uno de los capítulos de la guerra no convencional”, dijo.

“El Comandante Chávez le llamó a todo ese proceso golpe combinado, porque era una combinación de acciones del ámbito económico, político, mediático, sabotaje, y él tenía una manera muy peculiar de explicarlo”, recordó.

“Hablaba de una mecha lenta, como la de un explosivo, que va avanzando en la pólvora hasta que llega el detonante, así explicaba Chávez lo que muchos analistas entienden por guerra no convencional, revoluciones de colores, guerra híbrida, de cuarta generación o golpe blando o golpe suave”.

Polanco añadió que en  Venezuela las llamadas guarimbas provocaron daños humanos y materiales de unas dimensiones extraordinarias. “Las guarimbas son aquellos disturbios callejeros, toma de instalaciones, es generar importantes eventos para lograr lo que denominaban un estallido social”.

Recordó el intento de introducción forzosa de ayuda humanitaria por la frontera de ese país, “algo inédito e inusual”. Como parte de las teorías de golpe blando se unen las medidas coercitivas unilaterales de carácter económico, comercial, financiero, para provocar carencias, necesidades y limitaciones en el acceso a recursos financieros, medicamentos y alimentos.

“Es parte de un manual que se ha aplicado rigurosamente en varios países, del Medio Oriente, Europa y también de América Latina. Es una estrategia intervencionista para aplicar lo que se ha denominado el cambio de régimen. Por tanto, sigue tácticas de la llamada ‘lucha no violenta’ para inducir inestabilidad y caos en los países, provocar a las fuerzas del orden para compulsar acciones de represión que, a su vez, generen la percepción de violación de derechos humanos y a su vez, instrumentar nuevas acciones mediáticas para movilizar a quienes son parte de la acción de desestabilización”.

Añadió que todo esto se potencia por los medios de comunicación. “Ahora con la existencia de un espacio público digital que replica de manera compulsiva y violenta todas estas narrativas para provocar la ingobernabilidad.

“La irrupción de este espacio digital facilita la generación de noticias falsas, tergiversación, manipulación de los hechos y busca, a través de la emocionalidad, que se provoquen este tipo de acciones, denigrar a las autoridades y todo eso para que, mediante plataformas globales digitales, se logre una hegemonía en los flujos de información mediante algoritmos”.

Polanco afirmó que la pretensión es evidente: “quebrar la voluntad del ser humano. Es fracturar a las instituciones, socavar la unidad nacional de los países. Para eso se dedican cuantiosos recursos, no es algo improvisado. Es algo muy bien diseñado, estructuras y agencias de los Estados Unidos con laboratorios dedicados a crear estas condiciones y lograr sus objetivos”.

“Pero —aseguró— se ha demostrado que es posible derrotarlas. No hay tecnología ni estrategia de esta naturaleza que pueda con la unidad de un pueblo, que pueda cuando hay una población organizada, movilizada y consciente de sus objetivos como nación y de su historia.

“Venezuela ha demostrado que es posible derrotarlas, como lo está demostrando Cuba, como lo demostró nuestro pueblo valiente y heroico en la jornada de ayer”, concluyó.

Twitter y la campaña de intervención humanitaria en Cuba

Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, explicó en la comparecencia que el 5 de julio, desde un laboratorio mediático radicado en Florida, se lanzó en Twitter la campaña de intervención humanitaria en Cuba. “Utilizaron de manera activa etiquetas, robots y trolls automatizados en la más reciente operación contra Cuba y pese a las denuncias de estas cuentas en la red social Twitter, la compañía norteamericana no aplicó sus propias regulaciones para impedir este tipo de publicaciones en sus plataformas”.

Explicó que una intervención humanitaria fue lo que hubo en Yugoslavia en el año 1999. “Los que inducen, hablan e instigan a una intervención humanitaria están llamando a una intervención militar norteamericana en nuestro país, lo que viola nuestras leyes y el derecho internacional.

“Emplazo a Twitter y al gobierno norteamericano a que reconozcan o desmientan que operadores políticos utilizaron de manera activa etiquetas, colectivos de robots, trolls, que son usuarios coordinados por medios automatizados, en esta operación contra Cuba. A pesar de la denuncia de estas cuentas, Twitter no aplicó sus propias regulaciones para impedir que estas acciones se consumaran, aun cuando había llamados al magnicidio y a la violencia.

“Emplazo también a Twitter a que diga si es verdad o no, que se alteraron los sistemas de geolocalización de las cuentas para engañar a las personas para que creyeran que más de la mitad de esas cuentas estaban en Cuba y eso es falso, porque la inmensa mayoría están fuera de Cuba, aseveró el canciller cubano.

“Emplazo también a Twitter para que reconozca o desmienta que hubo una operación contra los llamados influencer, jóvenes personas que tienen seguidores, en otras plataformas como Youtube que son mecanismos de multiplicación de mensajes, en algunos casos con financiamiento y en otros casos con brutal presión y chantajes, utilizando recursos automatizados para inundar sus cuentas y crear una realidad virtual que no existía en nuestro país”.

Esto generó, dijo, que muchos usuarios que veían SOS Cuba, cubanos y asociaciones que quieren ayudar con donaciones, hayan sido manipulados en este sentido.

Bruno manifestó que en las próximas horas las autoridades cubanas presentarán copiosas evidencias de estas acusaciones al Gobierno de los Estados Unidos y a Twitter.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap