fbpx
NOTAS DESTACADAS

Sociedad Cultural José Martí. Libros sobre la memoria

Si ves un monte de espumas

Llegamos a 17 y D en El Vedado habanero. La casa del lado norte, No. 552,
no
 se relaciona llanamente con la gesta independentista.
Tampoco vivieron aquí nuestro Héroe Nacional, su hijo, su madre: cobija la 
SCJM

Existe el Centro de Estudios Martianos (CEM), la academia, donde están los expertos que estudian la labor del Apóstol, preparan la edición crítica de sus obras completas; y nuestra Sociedad —nos acogió Niurka Duménigo García (Remedios, Villa Clara, 1967). Aquel se dedica a investigar, y esta a impulsar desde diversas disciplinas la cosmovisión martiana. Pronto tendremos sala de arte, programa de maestría, espacios de música y pensamiento; la idea es atraer provisores de saberes, lograr proyectos para reconducir los auditorios.

 Fotos y textos de encuadre en cursivas: Basados en el blog Cuba, Historias de logos, de Gonzalo Morán Miyares, cronista aficionado.[1]

El nexo Martí-cultura es complejo

La  Sociedad Cultural José Martí (SCJM) cala en la tríada ciencia del héroe, cultura cubana y universales culturales. Sugerimos revisitar el saber adquirido por él gracias a viajes, lecturas, estudios, lecciones íntimas, afanes poéticos y revolucionarios desde conocimientos, obras artísticas, científicas e industriales de varios pueblos, en conjunto o en particular.

¿El tema se da por conocido?

Urge reencantar sobre todo a ciertas edades. Universitarios ojearon nuestro cibersitio y lo hallaron estático. Reunimos jóvenes para reconstruirlo; mientras tanto, centros docentes llamaron al concurso La esperanza del mundo, y una niña de octavo grado participó en la categoría de Literatura referida a los Cuadernos martianos II, selección de Cintio Vitier, con “El teniente Crespo”, escrito patriótico poco mencionado.

ES MI VERSO LO QUE VES

Una losa esquizada lleva de la cerca a la escalinata del umbral.

Al centro luce la imagen donde se enlazan las iniciales SC.

Es un cuento de la guerra; denota montaje sereno, intencional

Hecho para mostrar su credo —marcó la licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana (1990)—, resalta el amor al prójimo, virtud para todos los tiempos. El narrador concluye preguntando dónde vive el teniente; su interlocutor palidece: “En Cuba, enfermo (…), en una casita pobre, cayéndose a pedazos”.[2] ¡Delicada protesta contra el olvido de quienes pelearon por la independencia!

La revista Honda y el sello Pensamiento merecen mejor y mayor visibilidad

Un sello entraña riqueza; vamos a reabrirlo, ver qué imprimió, cuáles eran sus miras cuando ni había orbe digital. Al menos apoyaremos una marca indistinta, que admita textos divulgados o no, dirigidos a públicos diversos. Hará falta un lazo para atraer firmas, quizás ayude librar un concurso; las obras, inéditas o impresas en no más de la mitad, de Martí o relativas, llegarían por correo. El premio incluiría pago y tirada del ejemplar, y el banco de originales avalaría futuros flujos. Por ahí bajaría la reapertura, arrastrando uno o dos tomos con sus debidas líneas editoriales. La vía es la coedición, las casas editoras aportarían el know how, y nosotros, el contenido, el examen técnico y la resonancia: la Sociedad reúne miembros de toda Cuba, abarca cualquier identidad y grupo etario; las sedes culturales nutren el programa de las provincias, y viceversa.

MI VERSO ES UN MONTE, Y ES

Se desconoce el sentido original de los signos, pero armoniza con los calificativos de la actual entidad. El cuello de la ese, en verde, somete la cabeza de la ce; la pata de la ce, en rojo, pisa la base de la ese.

¡Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo!

¡Dennos un par de títulos y reabriremos el sello! —expresó quien fuera miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas para atender la esfera ideológica (1994-1997). Vendrán webs, libros electrónicos con derechos de autor. Que el CEM alistara paneles y debates en línea demostrativos de cómo Martí inspiró hechos emblemáticos de la Historia de Cuba; que la Marcha de las Antorchas fuese virtual, mediante fotos y videos sobre el peregrinaje desde la escalinata de la Universidad de La Habana hasta la Fragua; que el Centro Nacional de Escuelas de Arte, a través de Twitter, Youtube y Facebook, organizara Martí en Nosotros, con la posibilidad de trasmitir en directo audiovisuales sobre su huella en el arte cubano, son tres ejemplos de la capacidad de sumarnos a las plataformas digitales: ¡las redes sociales obligan a repensarse!

“La Sociedad reúne miembros de toda Cuba, abarca cualquier identidad y grupo etario”

De la autoría del Héroe cobran vigor este año los Versos sencillos y el ensayo Nuestra América, publicados en 1891, hace ciento treinta años

Hay lazos entre los versos “Con los pobres de la tierra / Quiero yo mi suerte echar”,[3] y la frase del ensayo “con los oprimidos había que hacer causa común, para afianzar el sistema opuesto a los intereses y hábitos de mando de los opresores”.[4] Nuestra América vuelve al tigre, símil de entreguismo, colonialismo e imperialismo norteamericano.

“El cuello de la ese, en verde, somete la cabeza de la ce; la pata de la ce, en rojo, pisa la base de la ese”.

UN ABANICO DE PLUMAS

Las letras doman un círculo blanco. Lo ciñe un aro de grecas doradas sobre banda nevada. Ondulan las úes del meandro, se arremolinan en vórtice. Negro, blanco y dorado avivan las curvas de las circunferencias concéntricas. Todo son teselas.

En 2021 recordamos el inicio de la Guerra del 95 y el arribo del Apóstol a los Estados Unidos, así como sus discursos “Los pinos nuevos” y “Con todos, y para el bien de todos”

La lucha es de ideas y robo de símbolos. Algunos faltan a la bandera; resignifican fechas históricas; oponen patria y vida a patria o muerte; cambian en mapas de Google el nombre de la Plaza de la Revolución; profanan bustos; falsean juicios de Martí, le atribuyen dichos ajenos u omiten el cotejo de esencias típico de su oratoria. En Tampa, antes de sellar el discurso y proponer su fórmula del amor triunfante, rebate a siete grupos: los escépticos; los que temen “a los hábitos de autoridad contraídos en la guerra”; los que tiemblan ante las tribulaciones de la contienda; los que se asustan del negro; los que recelan del español en Cuba; los que por temor a la “nieve extranjera” y no saber “bregar con sus manos”, buscarán la república “en un pueblo de componentes extraños”; y los lindoros (aristócratas), olimpos (oportunistas) y alzacolas (intrigantes).[5] Martí es, a la par, rechazo crítico y abrazo amoroso. Algo sacamos —afirmó la otrora presidenta nacional de la Organización de Pioneros José Martí (1998-2003)—: los embusteros se autoexcluyen, no ansían el bien común.

MI VERSO ES COMO UN PUÑAL

El fondo, terrazo clásico grisáceo con pintas polícromas, es contorneado por un doble hilo de incrustaciones, uno blanco, otro rojinegro, y un diafragma verde agua.

Martí debe leerse “con devoción inteligente”, subrayó Miguel de Unamuno[6]

Obras alegóricas devienen los carteles de “En todas partes soy”, idea del Instituto Superior de Diseño de la Universidad de La Habana; los cuadros de Buscando el sol y En cuerpo y alma, exposiciones del pintor ranchuelero Mario Fabelo, curadas por Yamil Díaz Gómez; los dibujos remitidos al concurso infantil de artes plásticas De donde crece la palma, del sistema avileño de Casas de Cultura; o Martí en Amaury. Edición conmemorativa 1978-2020, de la Egrem, contrapunteo de Versos de José Martí cantados por Amaury Pérez, y un disco nuevo donde los números los defienden cantautores contemporáneos.

Con él todo entronca, tiene un punto de partida, término, continuidad

La Biblioteca Nacional de Cuba José Martí cumple ciento veinte años. En su sede actual Fidel pronunció el discurso “Palabras a los intelectuales”, fruto de las reuniones realizadas en junio de 1961 con artistas y escritores, raíz de la política cultural cubana. Para celebrarlo el Ministerio de Cultura presentó Tienes la palabra,[7] un espacio de intercambio de ideas, ante todo de jóvenes, por jóvenes y para jóvenes, gestores del conceptuar, diseñar, producir e implementar una campaña de comunicación inclusiva, respetuosa.[8]

Cintio Vitier, cuyo centenario del natalicio festejamos, fundó en la Biblioteca, junto a su esposa Fina García Marruz, la Sala Martí (1968)

Primer motor de la red de instituciones martianas: la Fragua, el Memorial José Martí, el Movimiento Juvenil Martiano, los museos Casa Natal (La Habana) y Finca El Abra (Isla de la Juventud), la Oficina del Programa Martiano, al que se adscriben el CEM, la SCJM y el Proyecto Crónicas.


“El fondo, terrazo clásico grisáceo con pintas polícromas, es contorneado por un doble hilo de incrustaciones,
uno blanco, otro rojinegro, y un diafragma verde agua”.

QUE POR EL PUÑO ECHA FLOR

El terrazo tiene los rasgos de muchas obras de su tipo hechas en la época por la firma Luis Mión, S.A. Según amillaramiento, la parcela fue pagada por Ernesto S. de Fernández.

En cuanto a “aquella casita en la calle de Paula / con su tejadillo de rojo color, / la puerta sencilla, / la humilde ventana / y aquel balconcillo del tiempo español”…

La Casa Natal tiene nueva sala museográfica —explicó la exdirectora de la Casa Editora Abril (2004-2013). Una línea del tiempo enlaza los hechos ocurridos: edificación del inmueble (1810); nacimiento del niño (1853); primer acto masivo en la urbe (1899). Posan en las fotos Leonor Pérez, la madre; Carmen Zayas-Bazán, la esposa; Amelia Martí de García, la hermana; José Francisco Martí Zayas-Bazán, el hijo; Juan Gualberto Gómez y Fermín Valdés Domínguez, compañeros de lucha. Es el primer museo destinado a Martí en el país (1925), y atesora la mayor muestra de Cuba y el mundo sobre él.

“Mírame, madre, y por tu amor no llores: / Si esclavo de mi edad y mis doctrinas / Tu mártir corazón llené de espinas, / Piensa que nacen entre espinas flores”,[9] le escribió desde el Presidio Departamental de La Habana.

Sí, a los 17, en el dorso de una fotografía. Aparece rapado, vestido de preso, con anillos de hierro unidos por una cadena a la cintura y el pie derecho; el antebrazo izquierdo apoyado sobre un pilar; el sombrero en esa misma mano. El retrato lo recibió Leonor en carta fechada el 28 de agosto de 1870. Existe otra copia, dirigida a Fermín: “Hermano del dolor, no mires nunca / En mí el esclavo que cobarde llora. / Ve la imagen robusta de mi alma / Y la página bella de mi historia”.[10]

MI VERSO ES UN SURTIDOR

La edificación concluyó en 1938. Un tal Ramírez Diego,

con el f-2961, aparece en el Directorio telefónico.[11]

La primera de ambas dedicatorias inspiró “Mírame, madre”

Creado por Javier de la Paz Milanés y Dairon Rodríguez Lobaina,[12] fue de los títulos por encargo del CD-DVD Motivos martianos (2014); producto realizado entre la SCJM y la Egrem sobre una idea de Israel Rojas. El videoclip lo dirigió Pablo Massip, egresado de la Facultad de Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual del ISA, y el tema se viralizó al integrarse a la banda sonora de El rostro de los días, telenovela cubana de Nohemí Cartaya, gratitud al amor de la familia. Su poética rezuma el sentir del Maestro: “Cuando me hablas, los ángeles se posan / cual tiernas mariposas con alas de cristal”.[13]

Eduardo Torres-Cuevas, designado director de la Oficina del Programa Martiano a fines de 2019, guió en octubre del siguiente año la jornada por el primer cuarto de siglo de la SCJM

Era también su presidente —señaló quien fuese consejera cultural de Cuba en Venezuela (2013-2017). Honramos a los fundadores: Cintio, Eusebio Leal, Armando Hart, Abel Prieto Jiménez, Roberto Fernández Retamar… Experta en procesos históricos, la cátedra de Torres-Cuevas descansa en cuatro pilares: Martí remite a Cuba y Latinoamérica; “Ser culto es el único modo de ser libre”;[14] “Patria es humanidad, (…) aquella porción (…) en que nos tocó nacer”;[15] la Sociedad existe como imperativo, su método es el estilo revolucionario martiano, fidelista, ceñido a la escena sociopolítica.

QUE DA UN AGUA DE CORAL

Hacia 1960 los dueños dejaron la Isla. La vivienda pasó a los bienes del país.

José Martí es lazo natural entre partes del continuo cubano

Lo sugieren los tuits del presidente de Cuba con citas del Apóstol con fecha del 28 de enero, “Razón y corazón nos llevan juntos. Ni nos ofuscamos, ni nos acobardamos”,[16] y 24 de febrero, “De amar las glorias pasadas, se sacan fuerzas para adquirir las glorias nuevas”.[17] Raúl lo ratificó en el Octavo Congreso: “Los estatutos de nuestro Partido lo definen como el continuador del Partido Revolucionario Cubano, creado por Martí”.[18]

El propio Díaz-Canel saludó a los periodistas y a Beatriz Corona, autora de Martianas, primera mujer en ganar el premio Ibermúsicas de Composición para obra coral

“Martí y la música cubana unidos por el magisterio de Beatriz”,[19] tuiteó. Luego recordó la frase del Héroe Nacional referida al órgano fundado por él en marzo de 1892: “El olor que despide el periódico recién impreso es el de la patria”. Y agregó el Presidente: “Cientos de medios transmiten hoy ese aliento soberano”.[20]

Los otros firmantes del Acta Legislativa, Enrique Ubieta y Carlos Martí, descollaron ante diversos auditorios

Martí ilustra a filólogos, filósofos, comunicadores —evocó la otrora asesora del Ministro de Cultura (2017-2018). En la Revista Universal escribe: “La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo”.[21] Luego, en el primer número de Patria, refuerza el alegato: “Pero la prensa es otra cuando se tiene enfrente el enemigo. Entonces, en voz baja se pasa la señal. Lo que el enemigo ha de oír, no es más que la voz de ataque. Eso es Patria en la prensa. Es un soldado”.[22]

“Sobre pedestal helicoideo, raíz de empuje, se yergue hoy en el jardín un busto esculpido por el artista pinareño Andrés González”.

MI VERSO ES DE UN VERDE CLARO

En 1964 resultó la primera sede de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado creada por Celia Sánchez, y luego filial de los CDR, Embajada de Japón…

La SCJM anunció el premio Periódico Patria

Recayó en el doctor Pedro Pablo Rodríguez, líder de quienes alistan en el CEM la edición crítica de las obras completas. “¡Ese es mi equipo!”, soltaría Martí: “Ni con la lisonja, ni con la mentira, ni con el alboroto se ayuda verdaderamente a una obra justa. La virtud es callada, en los pueblos como en los hombres”.[23]

Fidel, martiano irrefutable, la calificó de “útil y ambiciosa tarea”

Alabó su encaje en “la época y las circunstancias”, “requisito esencial del marxismo para la interpretación científica de la historia”. “Bien merece Martí y bien merece su pueblo —recalcó— que la revolución agradecida, con esta edición (…) levante un legítimo monumento a la proeza de su genio intelectual y revolucionario”.[24]

Al Comandante le debemos una tesis hermosa sobre el significado del Maestro

Se hizo en voz alta la pregunta al cierre de la Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo. Para responder citó una frase de El presidio político en Cuba: “Dios existe, sin embargo, en la idea del bien, que vela el nacimiento de cada ser, y deja en el alma que se encarna en él una lágrima pura. El bien es Dios. La lágrima es la fuente de sentimiento eterno”. Y afirmó­: “Para nosotros los cubanos, Martí es la idea del bien que él describió”.[25]

Y DE UN CARMÍN ENCENDIDO

Sobre pedestal helicoideo, raíz de empuje, se yergue hoy en el jardín un busto esculpido por el artista pinareño Andrés González.

El doctor Hart presidió el comité organizador de la Conferencia

Al frente del Ministerio de Cultura desde el inicio de este, fue a dirigir la Oficina del Programa Martiano en 1997; dos años antes fundó la Sociedad y murió conduciéndola. Según Hart, Martí universalizó lo mejor de la cultura hispánica; identificó como partes sustantivas del ser caribeño, latinoamericano, las tradiciones culturales nativas, incluso las del negro, indígena de reemplazo. El Apóstol integró valores y principios de numerosos pueblos: estudió en Europa, obró en nuestras repúblicas, pasó un destierro en los Estados Unidos.

“La virtud es callada, en los pueblos como en los hombres”.

La honda de Hart es también la de David, rey de unidad

A su entender, el clásico “divide y vencerás” debía encararse con la praxis fidelista, martiana, de “unir para vencer”, clave del “arte de hacer política”. Aplicó la fórmula en el diálogo de generaciones; nos dejó no bien llegamos a la adultez, veintidós años, instando a que el Movimiento Juvenil Martiano y la Sociedad Cultural José Martí atrajeran el interés de los jóvenes. Hizo que los cuidáramos de la industria del ocio y entretenimiento banales, del mal uso político, mediático. A propósito Rosa Miriam Elizalde, Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida (2021), denunció cómo The Washington Post reconoce la potencia cubana contra el Coronavirus y, a un tiempo, acusa a nuestro gobierno de ambicioso, de ejecutar un golpe de relaciones públicas. En eso consiste la leyenda negra, explica ella, en aceptar como verdad la negación del hecho.[26]

MI VERSO ES UN CIERVO HERIDO

Para labrar el busto el escultor usó el mismo retrato que le sirvió de base al esculpir el Martí acusador de la Tribuna antiimperialista.

Tenemos cinco candidatos vacunales. El 7 de abril dos de ellos ya estaban en fase III de ensayos clínicos e intervenciones comunitarias…

Abdala se incorpora a la vanguardia, acercándonos a la inmunización. Pienso una vez más en Fidel, quien creó y adivinó este momento. Y pienso en Martí, que lo dijo en versos: “El amor madre a la Patria[27] —evocó Niurka un quinto tuit del Presidente, mas omitió un signo relevante: ¡venía de recibir la primera dosis!

“Aunque haya vacunas de otros (…), necesitamos la nuestra, para tener soberanía”,[28] dijo a los científicos diez meses antes, el 19 de mayo de 2020

El nombre de tres virtuales inmunógenos remite al adjetivo/sustantivo Soberana (01, 02, Plus); un cuarto, Mambisa, significa rebelde, insurrecta, fue aplicado por los españoles a quienes lucharon contra el régimen colonial; y el quinto, Abdala, alude al héroe del primer drama escrito por Martí. Sería bonito si al terminar la enseñanza primaria pudiera representarse en las escuelas, opina Cintio en el Cuaderno martiano I. Siendo así, dice él, haría falta entenderlo “desde el título hasta la última línea”.[29] Antes de odio invencible, rencor eterno a quien la ataca, patria será para Martí, en las rimas subsiguientes, en su devenir humano, energía para cuidar y mejorar. “El futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente (…) de hombres de Ciencia”,[30] previó el Comandante. Ese futuro son las vacunas cubanas contra la COVID-19. Restan meses para la plena inmunidad, pero ahí van Martí, Abdala, los Versos sencillos, la virtud callada del pueblo. “Estos resultados, por sí mismos —reiteró Raúl en el Octavo Congreso del Partido— hacen que cada día crezca mi admiración por Fidel”.[31]

QUE BUSCA EN EL MONTE AMPARO

“¿Por qué se publica esta sencillez […]?”, preguntó y se respondió su autor: “[…] Creo en la necesidad de poner el sentimiento en formas llanas y sinceras”.[32]

La patria premió a Graziella Pogolotti, intelectual cubanísima, con nuestra orden más alta, la José Martí…

El elogio de Abel y la réplica de la Doctora acreditaron el laudo. Iluminada por el “sol del mundo moral”, ella sirve al “mejoramiento humano”, da “un panorama muy completo de la crisis cultural que sufre la humanidad contemporánea: el repliegue de la inteligencia frente al empuje de la trivialidad, la fragmentación del conocimiento, la desmemoria acelerada y la exaltación del ‘presente’, la suplantación de la verdadera indagación artística y literaria por el arte comercial, la ofensiva de la ideología neoliberal con su pragmatismo funesto, las tendencias a la simplificación, la recolonización desde el Norte en el campo espiritual y en los modos y estilos de vida”.[33]

Encima, recordó Abel, Graziella tituló sus memorias Dinosauria soy (2012)

“Esta condecoración me sobrepasa —recordó Niurka las palabras de la Doctora— (…) por la invocación del nombre de José Martí, (…) por la dimensión de la obra de muchos de aquellos que la recibieron. (…) [La] asumo (…) con el compromiso de seguir dando guerra mientras me quede aliento, (…) como homenaje implícito a los artistas que rodearon mi infancia, que padecieron en la república neocolonial la miseria más profunda, el desamparo total, la soledad, y se mantuvieron tercamente haciendo obra, contribuyendo a construir y hacer un país desde la creación artística”.[34] ¡Qué martiana!

MI VERSO AL VALIENTE AGRADA / MI VERSO, BREVE Y SINCERO

Martí también dio guerra hasta el último soplo…

De eso trata el estudio divulgado en Dos Ríos: el enigma (2011). Dirigido por Roly Peña, patrocinado por la Sociedad y con guion de Eduardo Vázquez, en el documental cooperan la Oficina del Historiador de La Habana, el Partido y el Poder Popular de la provincia de Granma y la Universidad de las Ciencias Informáticas. Hay citas de cartas, diarios, entrevistas a personalidades, y una frase del último discurso.

“¡Por Cuba, me dejo clavar en una cruz!”.

A Estrada Palma le escribió desde Montecristi.[35] Los giros entroncan con sus notas sobre el encuentro de La Mejorana.[36]Gómez le mandó permanecer en la retaguardia

Consejo inasible para quien nunca fuera capitán araña; tenía sentido de honor, decoro, entrega. En 1890, en Hardman Hall, por el 10 de octubre, sentenció: “¡La razón, si quiere guiar, tiene que entrar en la caballería! y morir, para que la respeten los que saben morir”.[37] En abril de 1895 le confió a Gonzalo de Quesada, “en la cruz murió el hombre un día: pero se ha de aprender a morir en la cruz todos los días”;[38] y a María Mantilla, “tengo la vida a un lado de la mesa, y la muerte a otro, y mi pueblo a las espaldas”.[39] La víspera del trance rompió a escribirle a Manuel Mercado: “Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber”.[40] El 19 de mayo selló su primera y última arenga a los rebeldes: “¡Por Cuba, me dejo clavar en una cruz!”.[41]

En la hora suprema oyó la voz de su conciencia, se lazó al combate

Urgido de ocupar su lugar, vestido casi de etiqueta, un tanto separado de los insurrectos, quizás desorientado por la fronda del sitio, moviéndose sobre el caballo Baconao, apenas protegido por el veinteañero Ángel de la Guardia: fue blanco perfecto.

ES DEL VIGOR DEL ACERO / CON QUE SE FUNDE LA ESPADA

Valderrama significó el suceso en La muerte de Martí en Dos Ríos (1917). La imagen salió en la portada de El Fígaro, y víctima de la cítrica, herido en su amor propio, el pintor destruyó el original.[42] En 1947 apareció la obra de Ribadulla, primer cartel martiano…[43]

El documental de Roly Peña recrea la marcha previa de las tropas y momentos del choque con animación 3D sobre el trayecto de los disparos. “Piensa que nacen entre espinas flores”. “Un verso forjé / donde crece la luz”: en el ocaso del primer tema de Versos de José Martí cantados por Pablo Milanés (1974) sitúa el guionista el bocadillo final, fragmento de aquella carta a María Mantilla.

“Y si no me vuelves a ver”

“Pon un libro (…) sobre la sepultura. O sobre tu pecho, porque ahí estaré enterrado yo si muero donde no lo sepan los hombres”.[44] Eso será el sello Pensamiento: libros sobre la memoria. “Un libro nuevo es siempre un motivo de alegría, una verdad que nos sale al paso, un amigo que nos espera, la eternidad que se nos adelanta, una ráfaga divina que viene a posarse en nuestra frente”,[45] expresó el Apóstol.

Notas:
[1] http://cubalogos.blogspot.com/2018/01/sc-sociedad-cultural-jose-marti.html. Las url concernientes a los vols. 1, 3-6, 8, 15-17 y 19-20 de las Obras completas de José Martí se refieren a la Editorial de Ciencias Sociales, Karisma Digital, cem, La Habana, 2011, y a la pág. del pdf. (Todas las notas son del redactor. N. del R.).
[2] Martí Pérez, José: “El teniente Crespo”, en Cuadernos martianos II, Secundaria Básica, sel. y pról. de Cintio Vitier, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2007, p. 48.
[6] Unamuno, Miguel de: “Carta a Joaquín García Monge”, en Archivo José Martí, La Habana, no. 11, enero-diciembre, 1947, p. 15.
[10] Ibídem, p. 19.
[11] Cuban Telephone Company, La Habana, 1949, p. 194.
[12] Dairon Rodríguez Lobaina (1984-2017). Ver http://www.juventudrebelde.cu/cultura/2020-09-16/luz-encendida.
[13] Ídem.
[18] Castro Ruz, Raúl: “Informe Central al Octavo Congreso del PCC”, en Granma, La Habana, 17 de abril de 2021, p. 4.
[24] Castro Ruz, Fidel: “. Unas palabras a modo de introducción, La Habana, 1983”, Presentación de la primera edición, en José Martí: Obras completas, Edición Crítica, 1862-1876, t. 1, CEM, Ministerio de Cultura de la República de Cuba, CLACSO, La Habana, 2016:
[29] Vitier, Cintio, comp.: Cuadernos martianos I, Primaria, sel. y pról. de Cintio Vitier, Edit. Pueblo y Educación, La Habana, 2007, p. 2.
[31] Castro Ruz, Raúl: ob. cit., p. 2.
[34] Perera Robbio, Alina: “La Patria premia a una cubana muy especial”, en Granma, La Habana, jueves 25 de marzo de 2021, p. 6.
[39] Ibídem, p. 117.
[40] Ibídem, p. 88.
Pie de imagen de portada:Niurka Duménigo García, vicepresidenta primera de la SCJM. Fotos y textos de encuadre en cursivas: Basados en el blog Cuba, Historias de logos, de Gonzalo Morán Miyares, cronista aficionado.[1]
(Tomad0 de La Jiribilla)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap