fbpx
Desde Fcom EFEMÉRIDES

El eslabón perdido de un galardón

La primera etapa del Premio Anual de Periodismo Juan Gualberto Gómez transita por más de 70 años; sin embargo, poco se conoce de los inicios en 1945 y solo se le vincula al período revolucionario cuando comenzó a otorgarse en 1989.

Al preguntar por el galardón, en un muestreo realizado entre 50 estudiantes de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y 50 profesionales de medios de prensa cubanos, con más de 10 años en ejercicio, en Radio Reloj (8), Radio Enciclopedia (7), el Sistema Informativo de la Televisión Cubana (5) y los periódicos Granma (10), Trabajadores (10), Juventud Rebelde (10), ninguno identifica esa primera etapa, antes de 1959.

Prácticamente no existe bibliografía sobre el tema y suele asociarse al periodismo contra la revolución, por haber sido otorgado por el Colegio de Periodistas de Cuba, cuyos miembros, en su mayoría, emigraron del país luego del triunfo de enero.

El Archivo de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) resguarda los documentos que dan fe de la constitución del Juan Gualberto Gómez en 1945 por el Colegio de Periodistas de Cuba como el más alto galardón periodístico en el país. Las Bases del Premio expresan que su único estimulo es “el supremo honor y dignidad que conlleva”.

Dibujo de Isis de Lázaro.

Este reconocía el trabajo periodístico anual en las categorías de reportaje vivo, reportaje de archivo, artículo o crónica, ilustraciones, información grafica (fotografía) y reportaje cinematográfico, según sus Bases.

El jurado estaba constituido por periodistas e intelectuales de todo el país que se reunían una vez por año para reconocer a lo mejor de la prensa cubana, explicó Juan Marrero, Premio Nacional de Periodismo José Martí e historiador de la UPEC hasta su fallecimiento.

También fallecido, Ernesto Vera, Premio Nacional de Periodismo y Presidente de Honor de la organización gremial, declaró que la institución encargada de entregar el reconocimiento contaba con el apoyo de Batista, miembro emérito del Colegio: “La relación con el presidente le resta prestigio entre los intelectuales revolucionarios de la época e influye en el olvido del Premio como una expresión de sus intereses”.

Pero, la prensa de la época también posee calidad y valor literario, cómo se constata en los escritos de periódicos como El País o Diario de la Marina, que se conservan en el Archivo Literario del Instituto de Literatura y Lingüística.

Por ejemplo, el periodista hispano-cubano Rafael Suárez Solís, galardonado con el Juan Gualberto Gómez en la categoría de artículo en 1950, es “uno de los más altos exponentes de nuestro periodismo cultural”, según afirma el texto Rafael Suárez Solís, Periodismo y Cultura, de Jorge Domingo Cuadriello.

Al triunfar la Revolución en 1959 se otorgó por última vez el reconocimiento; ese año pasó a llamarse Concurso Nacional Periodístico Juan Gualberto Gómez y era celebrado por la Milicia Periodística Félix Varela, aseveró Juan Marrero.

Agregó que la proyección del mismo cambió en ese último concurso. La Milicia Periodística Félix Varela, establecía que “se escogerían los trabajos publicados de más alto contenido revolucionario y que mejor destacaran los principios e ideología de la Revolución Cubana”.

El mayor reconocimiento anual al periodismo cubano desapareció luego de su única entrega revolucionaria en 1959 por la Milicia Periodística. En 1965 se fundó la UPEC, pero solo 24 años después es que se instituye nuevamente la entrega del galardón, recordaba Ernesto Vera.

Desde 1989 a la fecha, la Unión de Periodistas de Cuba otorga el Premio Anual Juan Gualberto Gómez. El reconocimiento distingue el trabajo excepcional de un año en la prensa impresa, el periodismo radial, televisivo, cinematográfico y gráfico (fotografía, diseño, camarógrafos, ilustradores, dibujantes humorísticos), precisó Belkys Pérez Cruz, vicepresidenta de la organización.

El jurado está integrado por quince periodistas de mérito, más el Presidente de la UPEC. Es elegido por el Congreso de la organización o el Pleno del Comité Nacional y cada dos años y medio se renueva, como establecen las Bases del Premio. La entrega se efectúa en acto solemne que conmemora el nacimiento de Juan Gualberto Gómez, el 5 de marzo, como parte de las celebraciones por el Día de la Prensa Cubana.

Para Ismael Francisco González, fotógrafo de Cubadebate y merecedor en 2015 del Premio en la categoría de Periodismo Gráfico, “es un honor recibir el reconocimiento y un incentivo a seguir trabajando”. El profesional afirma que “es bueno que se reconozca la labor anual de la prensa cubana porque eso propicia que cada día tratemos de entregar trabajos con mayor calidad”. Tomado de Isla al Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap