COVID-19. Reportes periodísticos

Nuevo estudio revela mayor potencial de inmunidad tras ser superada la infección por coronavirus

En el controvertido tema de la inmunidad ante el coronavirus vuelve a ser noticia con la publicación de un nuevo estudio que parece ser el más completo y de mayor alcance sobre la memoria inmune al SARS-CoV-2 hasta la fecha.

De acuerdo con los datos aportados por los científicos, ocho meses después de la infección con el coronavirus, la mayoría de las personas que se han recuperado todavía tienen suficientes células inmunitarias para defenderse del virus y prevenir enfermedades.

El reporte, del New York Times, también indica que una tasa lenta de disminución a corto plazo sugiere, felizmente, que estas células pueden persistir en el cuerpo durante mucho, mucho tiempo.

Shane Crotty, virólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla, quien codirigió el nuevo estudio, precisó que “esa cantidad de memoria probablemente evitaría que la gran mayoría de las personas contraigan la enfermedad y sean hospitalizadas, o una enfermedad grave durante muchos años».

Estos hallazgos, entre los más esperanzadores dados a conocer sobre la inmunidad ante el coronavirus, encarnan un respiro desde el punto de vista clínico y de los planes de vacunación.

Con dichos resultados también es coherente los de una investigación anterior: sobrevivientes del SARS, causado por otro coronavirus, todavía portan ciertas células inmunes importantes 17 años después de recuperarse.

Además, investigadores de la Universidad de Washington, dirigidos por la inmunóloga Marion Pepper, habían demostrado antes que ciertas células de «memoria» que se produjeron después de la infección con el coronavirus persisten durante al menos tres meses en el cuerpo.

El reporte también refiere que un estudio publicado la semana pasada encontró igualmente que las personas recuperadas de COVID-19 tienen células inmunes asesinas poderosas y protectoras, incluso cuando los anticuerpos no son detectables.

Para Deepta Bhattacharya, inmunóloga de la Universidad de Arizona, “estos estudios en general pintan la misma imagen: una vez superadas esas primeras semanas críticas, el resto de la respuesta parece bastante convencional».

A Akiko Iwasaki, inmunóloga de la Universidad de Yale, no le sorprendió que el cuerpo genere una respuesta duradera porque «eso es lo que se supone que debe suceder».

(Tomado de Cuba en Resumen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *