PERIODISMO CIENTÍFICO

Más de 500 toneladas de plástico amenazan la seguridad de uno de los mayores atolones de coral

El ecosistema del atolón de Aldabra (Islas Seychelles), en el océano Índico, considerado Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), está gravemente amenazado por la contaminación de más de 500 toneladas de basura plástica.
De acuerdo con la UNESCO, este sitio, formado por una laguna poco profunda aprisionada entre cuatro grandes islas de coral, a su vez, rodeadas por un arrecife coralino, constituye el refugio de unas 152 000 tortugas gigantes que son la mayor población del mundo de este tipo de reptil.
Asimismo, alberga grandes colonias de aves marinas y terrestres endémicas. Además-indica el organismo internacional-la biomasa de peces y tiburones existentes en sus extensos ecosistemas de arrecifes de coral y manglares constituye una de de las más elevadas del océano Índico.
Según un comunicado emitido por la Universidad de Oxford, en 2019, un esfuerzo junto a la Fundación de las Islas Seychelles (SIF, por sus siglas en inglés), permitió la concreción de un programa de limpieza en el que recogieron cerca de 25 toneladas de plástico de Grande Terre, la mayor de las cuatro islas que componen el atolón.
La limpieza tuvo un costo de 224 538 dólares y requirió 980 horas de trabajo por parte de 12 voluntarios durante el periodo de cinco semanas, precisa una información de National Geographic.
Basados en la experiencia del 2019, los miembros de equipo de trabajo, estiman, en un reporte publicado recientemente en Nature Scientific Reports, que la remoción de la basura plástica de la isla costaría aproximadamente unos 4, 68 millones de dólares y requeriría 18 000 horas de trabajo.
Sin embargo, April Burt, líder del equipo y Jeremy Raguain, director del proyecto del SIF, consideran que los pequeños estados insulares no disponen de los recursos necesarios para hacer frente a la contaminación, por lo que estos deberían disponer de fondos y ayudas internacionales para desarrollar las labores de limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *