COVID-19. Reportes periodísticos

Dengue más Zika, una suma peligrosa

Un nuevo estudio publicado en la revista Science ha revelado que padecer el virus Zika hace que las personas sean más vulnerables a desarrollar la enfermedad del dengue más adelante y a sufrir síntomas más graves cuando contraigan esta infección, publica Europa Press.

Esta es la primera investigación que indaga acerca de los impactos de la inmunidad al Zika en la enfermedad del dengue en humanos y se basó en datos de dos cohortes de niños nicaragüenses que vivieron una epidemia de Zika en 2016 y una de dengue en 2019.

Sus resultados indicaron sospechas anteriores: “algunos anticuerpos contra el virus del Zika, que generalmente sirven para proteger al cuerpo de la infección, en realidad pueden interactuar con los virus del dengue de maneras que pueden empeorar la infección”, subraya el reporte.

Por tanto, esta interacción, “conocida como mejora dependiente de anticuerpos, podría dificultar que los investigadores diseñen una vacuna segura y eficaz que proteja contra el Zika sin aumentar también el riesgo de dengue”.

Leah Katzelnick, becaria de postdoctorado en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California, Berkeley, dijo que la clave que establece la investigación es que la infección previa por Zika aumenta significativamente el riesgo de formas sintomáticas y más graves de la enfermedad del dengue.

La enfermedad que provoca el dengue –añade el reporte- es causada por cuatro tipos de flavivirus estrechamente relacionados, cada uno de los cuales puede presentar un conjunto de síntomas y una gravedad ligeramente diferentes.

El texto también aclara que contagiarse con un tipo de virus del dengue puede aumentar la probabilidad de que una persona desarrolle una segunda enfermedad más grave cuando se infecta con otro tipo de virus del dengue.

Y asimismo precisa que después de que una persona ha sido infectada con dos tipos de virus del dengue, generalmente obtiene algún grado de protección inmunológica contra la gravedad futura del dengue.

Así, la investigación publicada en Science tuvo como principal interrogante: “¿Cómo afectará al Zika una infección previa por el virus del dengue?’ porque todos en América Latina, en algún grado u otro, eventualmente son inmunes al dengue y tienen anticuerpos», recuerda la autora principal del estudio, Eva Harris, profesora de enfermedades infecciosas y vacunas en UC Berkeley”.

Sobre los resultados, los científicos precisaron que, el haber encontrado que “las personas que tenían una infección por dengue, seguida de una infección por Zika, seguían teniendo un alto riesgo de desarrollar una segunda infección por dengue más grave y que, además, cuando una persona tenía dos infecciones consecutivas por dengue, el tipo de virus del dengue que causó la segunda infección influyó en si la persona estaba protegida o si experimentaba un aumento de la enfermedad del dengue, puede ayudar a comprender las epidemias que se avecinan”.

De esta manera, concluyó Harris, si se está en presencia de una epidemia de dengue tipo 2 después de un gran brote de Zika, deben prepararse los hospitales para tratar a las personas que podrían tener más probabilidades de desarrollar una enfermedad más grave.

(Tomado de Cuba en Resumen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *