OTRAS NOTICIAS

Cuba en el camino de una vacuna propia para prevenir la COVID-19

El Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se reunió este lunes con un grupo de científicos que trabajan en la búsqueda de una vacuna cubana específica para la prevención de la COVID-19.

En el encuentro, efectuado en la dirección de Investigación y Desarrollo del Instituto Finlay de Vacunas, en La Habana, el mandatario ratificó la confianza en la respuesta que dará el sector científico del país, al constatar los avances en los estudios, reflejó el sitio de la Presidencia.

El Director General de ese centro de investigación, Vicente Vérez, se refirió a los detalles de la estrategia de trabajo y señaló que los resultados alcanzados se darán a conocer oportunamente.

Vérez destacó que en esa labor los investigadores del Finlay han contado con la participación de científicos del Centro de Inmunología Molecular y de la Universidad de La Habana.

Según señala el sitio de la Presidencia, los investigadores de la nación caribeña avanzan con agilidad por el camino de la obtención de una vacuna propia, a lo cual los convocó el Jefe de Estado durante un intercambio sostenido el pasado 19 de mayo en el Centro de Neurociencias de Cuba.

Entonces Díaz-Canel los exhortó a perseverar en el empeño de buscar una fórmula nacional, pues “aunque haya vacunas de otros países, nosotros necesitamos la nuestra para tener soberanía”.

Cuba transita hoy por un rebrote de la COVID-19, con el incremento de la cantidad de casos activos y la dispersión de estos, fundamentalmente en las provincias de La Habana y Artemisa.

Este lunes se reportaron 48 nuevos confirmados con el SARS CoV-2, para un total de 3 mil 364 diagnosticados desde el 11 de marzo, cuando aparecieron los primeros enfermos en la Isla.

La estrategia de manejo de la epidemia había permitido a la Mayor de las Antillas iniciar la etapa de recuperación en el territorio nacional, condición en la que se mantiene una buena parte del país.

Las autoridades cubanas actualmente incrementan las medidas para evitar una mayor propagación de la COVID-19, a la vez que aplican los protocolos de tratamiento que han resultado efectivos hasta el momento y en los cuales ha tenido un papel destacado el sector científico.

(Tomado de Cuba en Resumen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *