INTERNACIONAL

Leonardo Boff: “El Dios de Bolsonaro no es el Dios de la vida, es el Dios de la muerte”

Brasil se derrumba. Su realidad ahora es tejida sobre un lienzo doloroso en el que se empalman, con la urdimbre de la muerte, las historias de muchos de sus habitantes. Convertido en el epicentro de la pandemia en América Latina, el país trasciende no solo por los miles de fallecidos diarios, sino por su presidente, quien minimizó la gravedad del virus y ha puesto en caos total a la nación sudamericana.

Desde una pequeña ciudad campestre ecológica a las afueras de Río de Janeiro, al teólogo Leonardo Boff y a su esposa Marcia Monteiro, solo les queda observar y denunciar la tragedia del pueblo brasileño.

Boff siempre se ha pronunciado en contra de las injusticias sociales, aunque eso le haya costado sanciones por parte de la Iglesia católica. En 1985, la Congregación para la Doctrina de la Fe lo condenó a un año de silencio por su libro Iglesia: Carisma y Poder. Siete años después, además de escritor, filósofo, ecologista y luchador se convirtió en exsacerdote franciscano al renunciar a la Iglesia en 1992.

Doctorados honoris causa de universidades en Italia, Suecia, Argentina y México y el Premio Nobel Alternativo en 2011, forman parte de un extenso aval, en el que rutila, como mayor reconocimiento, ser uno de los fundadores de la Teología de la Liberación, una corriente teológica cristiana que aboga por la atención a los pobres y la formación de mujeres y hombres nuevos.

El Dios de Bolsonaro no es el Dios de la vida, es el Dios de la muerte, no es el Dios de los musulmanes, ni el de los judíos, ni el de los cristianos, es el Dios de los cananeos, que exigía sacrificios humanos, dijo Boff en entrevista con Sputnik y agregó que Bolsonaro exige continuamente esos sacrificios al no ofrecerle seguridad al pueblo, ni expresar solidaridad con las víctimas de la enfermedad.

El coronavirus avanza por todo el país, y arrasa en la Amazonía, donde los afectados por la pandemia cuadruplican a la media nacional, consecuencia de la inactividad del Gobierno-aseguró el exsacerdote-que no tiene políticas de protección para las más de 44 etnias que residen en esos territorios.

“Los indígenas son muy débiles a estas enfermedades, incluso mueren por gripe, neumonía y con el coronavirus es un desastre total porque no tienen inmunidad para enfrentarlo (…) La única solución que ellos han encontrado es abandonar todo y refugiarse en el interior de la selva”, expresó.

Boff advirtió que los madereros, mineros y empresas transnacionales de los agronegocios aprovechan la actual crisis sanitaria para ocupar las tierras de los indígenas, por eso citó al ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, cuando este 22 de abril afirmó: “vamos a aprovechar que nadie se ocupa de la Amazonía para liquidar las leyes que nos limitan” y así ocupar estas tierras en negocios.

El teólogo especificó que el problema fundamental que ataca al medio ambiente está “en la existencia de un pequeño grupo de la humanidad que tiene el liderazgo del capitalismo, que vive de la explotación de las fuerzas de trabajo, de los saberes colectivos y de los recursos de la naturaleza”.

A la interrogante: ¿A cuál normalidad volveremos?, Leonardo Boff planteó dos escenarios: “Algunos grandes cosmólogos, economistas dicen que tendremos un sistema totalitario, que utilizará la inteligencia artificial para controlar a todas las personas, fotografiar los rostros, medirles hasta la presión de la sangre”, dijo, sin embargo, para él existe otra alternativa en la cual comenzará un proceso de cambio con la incorporación de otras prioridades como la protección de los bosques, del aire, del agua.

Esta es la oportunidad-recalcó-de hacer un gran pacto mundial para reunir a todas las naciones alrededor del tema del agua, pues solo nueve países tienen el 80 por ciento del líquido, los demás presentan escasez.

Leonardo Boff citó a Freud cuando sentenció que el instinto de la vida es más fuerte que el instinto de la muerte, por eso concluyó que ante la situación actual, esa es la esencia que dominará.

2 thoughts on “Leonardo Boff: “El Dios de Bolsonaro no es el Dios de la vida, es el Dios de la muerte”

  1. SOY PERIODISTA – ESCRITOR HISTORIADOR E INVESTIGADOR COLOMBIANO – CONFERENCISTA DE TEMAS DE ETICA Y VALORES Y EMPRESARIALES Y GERENCIALES – ESTOY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE LEONARDO BOFF DE LA DEFENSA DE LOS INDIGENAS Y DEL MEDIO AMBIENTE – YO DEFIENDO LA VIDA DEL NO NACIDO – TENGO UNA PAPELERIA EN MEDELIN TEL 2547385 COLOMBIA

  2. Gracias a Leonardo Boff por salir en defensa de la humanidad en especial de nuestros indígenas que han sido maltratadas por las élites capitalistas. Abrigamos las esperanzas que al unir las voces que clamamos por una tranaformación hacia una nueva sociedad justa y humana. Boff luz de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *