COVID-19. Reportes periodísticos

Las sobrecargas de las madres y esposas que teletrabajan

¿Cómo afecta el confinamiento por el coronavirus al teletrabajo y a la conciliación en las unidades familiares? A esta pregunta pretenden responder Cristina Benlloch y Empar Aguado, profesoras del Departamento de Sociología y Antropología Social de la Universidad de València (UV) y la politóloga-jurista Anna Aguado quienes están llevando a cabo una investigación que ha revelado que las mujeres con menores que teletrabajan soportan la mayor parte del estrés derivado de esta situación.

El reporte, hecho por La Vanguardia a partir de un comunicado de la institución académica, describe que el estudio se basa entrevistas telefónicas y en una encuesta en línea de participación voluntaria. Y señala entre las principales conclusiones obtenidas hasta el momento, que el seguimiento escolar de hijos e hijas en edad educativa lo hacen sobre todo las madres y que, en algunos casos, las mujeres están teniendo que facilitar el teletrabajo a sus parejas.

A partir de las alteraciones que el confinamiento ha producido en la vida cotidiana, las investigadoras analizan la administración de los tiempos en casa. “Es necesario un análisis sobre las dificultades que afrontan las mujeres que tienen que compaginar las cargas familiares con su jornada laboral a través del teletrabajo. Muchas están trabajando a la vez que están cuidando, y algunas sienten que están todo el día trabajando. A menudo, tener flexibilidad de horarios se convierte en una demostración continua y un ejercicio de responsabilidad con sus superiores”, detalló Empar Aguado Bloise.

En palabras de Cristina Benlloch, “es habitual por parte de las madres teletrabajar durante la madrugada, bien sea retrasando el momento de ir a la cama o levantándose antes que el resto de miembros de la familia”.

En algunas parejas —dice— hay una mayor disposición por parte de los hombres a hacer tareas que no solían realizar antes, como poner ropa a lavar, cocinar, hacer las compras o compartir horas de juego con los niños.

Una parte de las primeras conclusiones del estudio han sido publicadas en un artículo en la plataforma de divulgación científica ‘The Conversation’. A la vez, este forma parte de un proyecto denominado Conciliación familiar en tiempo de confinamiento por COVID-19.

El objetivo es comprender los efectos que puede tener esta crisis sobre la conciliación entre las mujeres que se encuentran teletrabajando con menores a su cargo, subraya la nota. “También, observar cómo desde las unidades familiares se está abordando la ‘re-conciliación’ en un momento en el cual el hogar condensa todos los espacios sociales de producción y reproducción”. (Tomado de Cuba en Resumen).

Flor de Paz
Flor de Paz
Periodista. Directora Cubaperiodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *