CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA

Desde sus portadas, un acercamiento a Social

“Portadas de Social: vanguardia gráfica del periodismo cubano” es el título de la exposición virtual que, como parte de las iniciativas de la Jornada por el Día del Bibliotecario Cubano que impulsa la Oficina del Historiador de la capital cubana, se puede disfrutar en el sitio web Habana Cultural.

Unas 15 cubiertas de la revista ilustrada, aparecida en enero de 1914 bajo la égida del caricaturista y dibujante Conrado Massaguer, integran la muestra. Publicación que contó desde sus inicios con la colaboración de Emilio Roig de Leuchsenring — primer Historiador de La Habana — quien llegó a ser su jefe de redacción y director literario.

La selección de las portadas digitalizadas responde a criterios estéticos e históricos, así como a la calidad de los ejemplares físicos a que pertenecen. Los cortes o faltantes que se evidencian corresponden al estado de su original, lo que desde la perspectiva del patrimonio documental cuenta también su historia como objeto.

En Massaguer: República y vanguardia, el investigador Jorge R. Bermúdez, especialista en el estudio publicaciones seriadas nacionales, señala que las cubiertas de Social se diferencian de otras revistas de la época como Carteles y Pulgarcito “por la asimilación de aquellos factores esencialmente gráficos (línea, color, plano, dibujo sintético, dinamismo) y su adecuado manejo en función de un mensaje cuya expresión y sentido último lo acercan más a la impresión de la escena evocada que a la descripción de lo representado”.

Además de los valores estéticos aportados por su gráfica, que respondía a las modernas tendencias internacionales del contexto en que circuló, la publicación sirve también de documento histórico, pues durante más de veinte años en sus páginas pueden encontrarse trabajos que evidencian la realidad política, social y cultural de la Cuba de esa época.

Actualmente, ejemplares de la revista forman parte de los fondos de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH), institución que a través de su Dirección de Patrimonio Documental, mediante una colaboración con la Universidad de Los Ángeles (California, EE.UU.), implementa un proceso de digitalización para garantizar su preservación, difusión y acceso.

El Día del Bibliotecario Cubano se celebra cada 7 de junio, en conmemoración del natalicio de Antonio Bachiller y Morales, ilustre intelectual considerado el Padre de la Bibliografía en la Isla. Aunque las celebraciones por la fecha son más antiguas, no es hasta inicios de los años 2000 que la OHCH las asume como una jornada, para visibilizar el trabajo de los bibliotecarios y mostrar cómo son por dentro las instituciones en que laboran.

En esta edición, debido a la presencia de la COVID-19 en Cuba — y en el resto del orbe —, la Jornada ha discurrido de manera virtual, congregándose las actividades en Habana Cultural, página de gestión cultural de la OHCH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *