OTRAS NOTICIAS

Denuncia abogado de Assange nuevas imputaciones de Estados Unidos

La segunda parte del juicio de extradición del periodista australiano Julian Assange se celebrará en el Tribunal Penal Central de Londres, conocido como Old Bailey, el próximo 7 de septiembre, informó Sputnik.

La reanudación del juicio de extradición hacia Estados Unidos que tramita la justicia británica fue confirmado este lunes por la magistrada de Westminster, Vannesa Baraitser.

Ante la noticia, el abogado de Assange, Mark Summers, denunció durante la audiencia administrativa en el Tribunal de Magistrados de Westminster donde se conoció el dictamen, las nuevas acusaciones presentadas por Estados Unidos.

La semana pasada, el Departamento de Justicia de Estados Unidos amplió el alcance del delito de conspiración sobre el que se acusa al exdirector de WikiLeaks, al culparlo también de reclutar piratas informáticos, alentar a otras personas a buscar información clasificada y conspirar para acceder a una computadora del Ministerio de Defensa norteamericano.

A pesar de que las nuevas acusaciones no representan un cargo adicional a los 18 ya presentados contra su persona, Summers considera que podrían “descarrilar” la fecha fijada para la reanudación del juicio de extradición, interrumpido por la propagación de la pandemia de la COVID-19.

Con respecto a las imputaciones, el representante calificó de preocupante el hecho de que hayan conocido sobre las nuevas acusaciones por reportes de la prensa y enfatizó que ni la defensa, ni el tribunal británico han tenido acceso a ellas.

Por otra parte, Summers aclaró que, por razones de salud, Assange no pudo asistir a la audiencia a través de una transmisión online, pero Baraitser adviritió que en la próxima vista técnica, fijada para el 27 de julio, la defensa tendrá que presentar una información médica actualizada del estado de su cliente.

De ser extraditado hacia los EE.UU., el ciberactivista podría ser condenado a 175 años de cárcel, a partir de los 18 cargos que se le imputan.

Con respecto a la ampliación de las acusaciones, el actual director de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, dijo que la nación norteña no tenía ningún cargo nuevo que aportar, solo habladurías de informantes pagados por el FBI (Buró Federal de Investigaciones), desacreditados por los medios de comunicación hace mucho tiempo.

(Tomada de Cuba en Resumen).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *