COVID-19. Reportes periodísticos

¿Cuánto tiempo permanece activo el nuevo coronavirus?

Muchas son las interrogantes que se plantea la comunidad científica sobre la transmisión de la COVID-19, una de ellas es, indudablemente, ¿cuánto tiempo permanece activo el nuevo coronavirus después de que las personas tosen o estornudan?

Un estudio publicado en Physics of Fluids (plataforma especializada en el reporte de contribuciones teóricas y experimentales de la dinámica de gases y fluidos complejos) señala que la transmisión del SARS-CoV-2 está directamente afectada por el tiempo en el cual las secreciones nasales y bucales permanecen intactas.

Los autores del análisis examinaron el tiempo de secado de las gotas de saliva en sujetos infectados por la enfermedad, a través de un modelo matemático bien establecido en el campo de la ciencia de la interfaz.

A partir de los cálculos del tiempo de secado, mostraron que factores como la temperatura ambiente, el tipo de superficie y la humedad relativa, desempeñan roles determinantes.

Por ejemplo, una temperatura ambiente más alta ayudó a secar la gota más rápido y redujo significativamente las probabilidades de supervivencia del virus, mientras que, en lugares con mayor humedad, la gota permaneció adherida a las superficies por más tiempo mejorando sus probabilidades de supervivencia.

Asimismo, trazaron la tasa de crecimiento de la enfermedad con respecto al tiempo de secado en seis ciudades, entre las que se encontraron, Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Miami, Sydney y Singapur.

Como resultado, encontraron que en las regiones con una tasa mayor de crecimiento de la pandemia, el tiempo de secado fue más largo.

“Eso podría explicar un crecimiento lento o rápido de la infección en una ciudad en particular. Este puede no ser el único factor, pero definitivamente, el clima al aire libre es importante en la tasa de crecimiento de la infección”, dijo Rajneesh Bhardwaj, uno de los autores de la investigación.

Por su parte, otro de los científicos involucrados, Amit Agrawal, precisó que la comprensión del periodo de supervivencia del virus en una gota podría ser útil para el estudio de otras enfermedades transmisibles.

Los especialistas concluyeron que las superficies como las pantallas de los teléfonos, el algodón y la madera, deben limpiarse con mayor frecuencia que las superficies de vidrio y acero, pues estas últimas son relativamente hidrófilas, condición que determina una evaporación más rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *