COVID-19. Reportes periodísticos

Georgina S. Ferrer: “Incentivemos las peñas culturales en nuestros hogares”

Georgina S. Ferrer Ruiz, divulgadora nacional y provincial del Movimiento Nacional del Danzón, es una de las más activas promotoras de este género  en Cuba, fundamentalmente en la planificación y organización de los bailes a los que en su mayoría asisten personas de la tercera edad. Por tal motivo, ella envió un mensaje a los ancianos ante la amenaza de propagación de la Covid-19, a la cual son muy vulnerables.

“Abuelos, tíos, hermanos, tenemos más de 60 años de vida, y hasta ahora nos iba bien con pequeños males que la naturaleza ha puesto en nuestras vidas, pero han sido situaciones que hemos manejado con disciplina, por eso llegamos a esta edad y nos falta mucho más. Pero ahora tenemos un enemigo fatal, una pandemia que nos ataca y no respeta todo el cuidado que hemos tenido hasta ahora”, expresa el llamado.

La entusiasta bailadora de este significativo género de la música insular, creado en 1879 por el compositor y director de orquesta, el matancero Miguel Failde con la pieza titulada Las alturas de Simpson, puntualizó: “¡Sigamos en casa! Y denle participación a nuestras familias de cómo pasamos nuestro tiempo en nuestras peñas del danzón, donde también disfrutamos de toda la música tradicional, hacemos amigos, hablamos de recuerdos y con la elegancia en el vestir nos damos a conocer por la belleza y majestuosidad. Resaltemos nuestras habilidades en costura, tejidos, del arte culinario que tanto les gusta a los más jóvenes”.

Georgina, seguidora de los encuentros de los danzoneros en todo el país, enfatizó: “Disfrutemos en casa junto a nuestra familia, denle a conocer nuestra idiosincrasia, la música tradicional, el baile y la alegría. Hagamos con ellos peñas en familia, para eso nos vestimos elegantes y le enseñamos nuestro baile nacional, para que conozcan el porqué de nuestra salud, felicidad y de tantos amigos que tenemos”.

La también programadora  de la Agencia de  Ventas y Reservas Islazul en el capitalino Hotel Tulipan le recordó a los danzoneros que “para contrarrestar la Covid-19 tenemos que mantener nuestra higiene personal con más responsabilidad, implementando como nuevo mecanismo de protección, los nasabucos, líquidos antibacterianos, guantes. Además, estos no son momentos de visitas, ni abrazos, ni besos, hay que evitar los contactos cercanos.  Ya tendremos tiempo nuevamente”.

Asimismo les reiteró “a los bailadores de danzón y a todos los que ya peinan canas, y al pueblo en general, evitar salidas innecesarias. Evitar las multitudes, si es necesario e imprescindible, pues protéjase y aléjese de las personas.  Quédese en casa, porque siempre tenemos mucho que hacer”.

Una de las características  más sobresalientes entre los aficionados a este baile es la indumentaria que utilizan para cada encuentro. Al respecto Ferrer apuntó que “debemos de mantener listo y preparado nuestro ajuar danzonero (vestidos, trajes, zapatos e implementos de belleza, corbatas, chalinas y sombreros)”; en tanto  sugirió para este tiempo de aislamiento social “ejercer otras labores domésticas, como  “las manualidades, que son indispensables y útiles en estos momentos. Tejer, cocer, arreglos en el ajuar de la familia, confecciones de adornos, muñecos y todo lo que nos enseñaban nuestros abuelos. Igualmente podemos ayudar a la familia en los quehaceres de la casa”.

Entre los proyectos más concurridos por los danzoneros de diferentes provincias, es el Concurso de Bailes de Danzón Lindas Cubanas que cada año organiza el Centro Cultural Palacio de los Torcedores, en conmemoración del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, cita que en cada una de sus ediciones ha contado con el apoyo de Georgina, quien propuso  que “en el seno de cada hogar los integrantes del MND pueden dialogar sobre cómo, cuándo, dónde y quiénes dieron a conocer nuestro danzón, Patrimonio Inmaterial de nuestra cultura. También, y con el fin de incentivar a los jóvenes, podemos crear clases de baile, de todos los géneros musicales que conocemos, danzón, son, chachachá, rumba y otros.   Ellos se embullarán y querrán enseñarnos los suyos, como el reggaetón…”

En tal sentido la divulgadora nacional y provincial del MND indicó que “en esas peñas hogareñas a las nuevas generaciones asimismo se les puede hablar de nuestro Movimiento Nacional, que existe en todos los territorios del país, además de los clubes de amigos del Danzón, tema que sería muy interesante, por ser también una familia gigante.  Valdría la pena relatarles nuestras  experiencias y de lo mucho que hemos aprendido y conocido en excursiones, viajes de trabajo, reuniones festivas y muchas otras citas que nos convocan durante todo el  año.

“Ahora —agregó— `debemos quedarnos en casa y desde allí seremos útiles e imprescindibles para la familia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *