COVID-19. Reportes periodísticos

La información es una herramienta vital contra la propagación del nuevo coronavirus

Tras el ejército médico, hoy en el primer frente contra la COVID-19, existe también una retaguardia de profesionales y obreros imprescindibles, productores de alimentos, dependientes, transportistas; también los periodistas, grabadora o cámara en mano.

Toda profesión entraña sacrificio, y comunicar en tiempos de crisis sanitaria global es una realidad que desafía a las instituciones mediáticas a desatar toda la capacidad reporteril y creativa de sus periodistas, a reorganizar sus rutinas para garantizar la seguridad del gremio y a la vez informar de manera oportuna y transparente.

Tenemos esa responsabilidad con nuestro pueblo y la humanidad —dijo a la ACN Taimí Fernández, presidenta de los periodistas guantanameros—, es nuestro deber evitar la desinformación, más en este difícil contexto donde se precisa de orientación certera, desde fuentes fidedignas y científicas, para elevar la percepción del riesgo y estimular la conducta preventiva.

“La información es una herramienta vital en la lucha contra la propagación del nuevo coronavirus. La prensa responsable debe ofrecer datos confiables y contrastables que corten las alas a rumores y falsas noticias que solo generan confusión y obstaculizan una respuesta efectiva”, añadió.

Consecuentes con la medida de aislamiento social y confinamiento, los medios de prensa cubanos han reforzado la modalidad de teletrabajo para disminuir la afluencia de profesionales y técnicos, y han eximido de responsabilidades de riesgo a aquellos con padecimientos crónicos, más vulnerables en este escenario epidémico.

Así lo explica Mabel Pozo, directora de la radioemisora guantanamera CMKS, donde hoy se toman las medidas sanitarias y de protección necesarias, y se trabaja con el personal imprescindible. La programación fue adaptada y ésta y las opiniones del pueblo son monitoreadas por los especialistas, en función de lo cual se deciden las entregas.

Similares estrategias asumen reporteros y técnicos del periódico y la televisora provincial, donde varios se acogen al trabajo a distancia y se intensifica el periodismo móvil, a partir de las potencialidades de los teléfonos inteligentes y tecnologías básicas para generar contenidos y productos comunicativos para las plataformas online.

Lisván Lescaille, al frente del Telecentro Solvisión, comenta que al reducir el personal activo, fue ajustada la cartelera del medio, y se priorizaron tres revistas informativas con el tema COVID-19 y expertos invitados. También, fueron creados grupos de trabajo operativos, tanto en las calles como desde las casas, a través de las redes sociales.

Ariel Soler, jefe de Información del Semanario “Venceremos”, habló del quehacer hipermedial, ejercicio periodístico en el que se insertan sus reporteros, seis con móviles corporativos y otros con Internet en sus casas, con quienes el consejo editorial de la plana organiza vía telefónica el trabajo y da especial seguimiento a la situación epidemiológica.

Y nada más revelador que la opinión del pueblo respecto a este trabajo, como la de la guantanamera septuagenaria Dalia Aguilar, de esas aguzadas a las que nadie le hace un cuento, y quien dijo a la ACN que no se pierde ningún reporte de la prensa nacional y local, “porque guerra bien avisada no mata soldado”, y agradece a los profesionales del sector por su credibilidad.

En marzo último Ricardo Ronquillo, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, envió un reconocimiento a los profesionales del sistema de medios públicos del país, por la extraordinaria labor informativa en el enfrentamiento a la pandemia global, instó a sumar a esta campaña a todas las plataformas comunicativas, y a tomar las medidas institucionales para proteger al gremio.
“Los periodistas están cerca de la primera línea de batalla contra la enfermedad, porque tienen que reportar lo que acontece en torno a ella en Cuba, por ello es importante hacia el interior de los medios garantizar su protección”, recalcó.

Estos son tiempos de actuar con rapidez y transparencia informativa –dijo Ronquillo en la reunión de la presidencia ampliada de la organización, realizada a través de teleconferencia. Y enfatizó: “La UPEC no se desmoviliza, al contrario, hay que desatar ahora toda la capacidad creadora para hacer visible ante la opinión pública, nacional e internacional, la labor de la prensa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *