OTRAS NOTICIAS

Experiencias periodísticas de la cobertura de la COVID-19

Esta cobertura mundial sobre la COVID-19 ha traído experiencias exitosas para algunos medios de prensa, que se han adaptado a la situación y han sabido aprovechar las nuevas tecnologías y las nuevas formas de obtener y difundir la información.

A partir de esta premisa vemos una serie de características favorables para nuestro ejercicio profesional.

1 – Durante este tipo de crisis, los periodistas deben encontrar un equilibrio difícil para informar sin instigar el miedo.

2 – Contar con información visual sobre la crisis es importante, pero debe manipularse de manera responsable. Los reporteros deben asegurarse de que sus imágenes muestren con precisión lo que está pasando. Las fotos sensacionalistas, como el hombre de la calle, dan una imagen inexacta y difunden el miedo.

3 – Hay que evitar cualquier contenido que pueda contradecir lo que las personas realmente están experimentando.

4 – La opinión y el análisis (político, económico o social) tienen un papel que cumplir, pero es demasiado pronto para comprender realmente las ramificaciones a gran escala del virus, por lo tanto es mejor hacer reporterismo y no análisis de los hechos.

5 – Hay que tener cuidado con tus títulos. Este consejo está dirigido a los Jefes de Redacción: no engañes a los lectores con los titulares. Con el enorme volumen de información y el ritmo veloz de las redes sociales, muchas personas se informan solamente a través de los títulos. Nunca sacrifiques los hechos por los clics, especialmente en medio de una crisis. Por ejemplo, es desacertado y falso decir que un medicamento homeopático inmuniza contra el Covid-19.

6 – Es posible que en estos días tus directivos te pidan más historias. A veces es importante decir que no, por tu bien y por el bien de tu trabajo. Bajar la velocidad para evaluar qué historias contar ayudará a que no te vuelvas esclavo de las prisas. De ese modo podrás concentrarte en contar bien las cosas.

7 – Los datos son necesarios para nuestra comprensión del mundo, y particularmente, para entender fenómenos como la COVID-19. Para hacer frente a esta pandemia se necesita recopilar, analizar, compartir y hacer uso de los datos de manera eficiente. La visualización de los datos puede facilitar su difusión y ayudar a comprender rápidamente determinadas realidades sobre la propagación del virus o sus efectos.

8 – Las redacciones virtuales (móviles o deslocalizadas) han demostrado su eficacia. Un ejemplo es que todos los periodistas del diario argentino Clarín:

  • Funcionan como corresponsales de una redacción móvil, conectada las 24 horas para garantizar noticias de último momento, análisis, historias profundas y atractivas para leer, ver y escuchar.
  • Ese gran periódico argentino cuenta con 3 personas para coordinar el trabajo en la web y 5 más para ajustar la edición del impreso.
  • Su redacción sigue funcionando a pleno desde la casa de cada editor, redactor, diseñador, editor de video, fotógrafo, editor de redes, desarrollador, infógrafo o analista de SEO que se conectan entre sí.
  • La redacción vive en la red. Vive en los celulares, las notebooks, las Apps de encuentros virtuales y mensajes cruzados donde cada uno es el centro y el lateral al mismo tiempo.
  • El diario entregó 200 notebooks a las distintas áreas para coordinar el trabajo en casa. Otros equipos potentes con software especial para el uso de contenidos visuales se mudaron de la sala de redacción a la casa de sus operadores habituales.
  • Las reuniones son ahora por Teams, por Zoom o en los “salones” virtuales de Slack. Los ajustes a los panoramas diarios de notas (uno a las 9 de la mañana, otro a las 15 para el diario impreso, otro a las 18 para ajustar lo que queda del día y planificar el siguiente) se van trabajando por equipos.

Al otro lado del océano vemos otras experiencias favorables, como por ejemplo las de la Televisión del Principado de Asturias, en España, con su programa Asturias Semanal:

  • La periodista Leonor Suarez y su colega presentadora hacen sus parlamentos en cámara, desde sus casas, con los dispositivos móviles.
  • Salen con un camarógrafo a la calle y dos o tres para el estudio, pero las periodistas cuando salen a reportar graban con el móvil y con GoPro, a la par que el camarógrafo graba con la cámara.
  • Entrevistan a sus fuentes por Skype o por Zoom, en sus casas, y estas envían los videos por WhatsApp o Google Drive.
  • Previamente les envían las preguntas o temas a los entrevistados y los tipos de planos en que deben grabarse. Muchas veces le piden a los familiares de las fuentes especializadas que graben a sus fuentes, pero antes les dan un “curso express” de cómo grabar con el móvil.
  • Editan en casa los reportes y solo se transmite desde el canal. Sí funcionan muchos de los programas informativos de la cadena.
  • Como canal de televisión y de radio han sabido aceptar los cambios en la calidad de video de los diferentes dispositivos en concordancia con la importancia de la noticia.
  • Todos los reporteros y editores y directivos de ese canal se han adaptado a nuevas vías para recibir los reportes y a nuevos formas de entrevistar a sus fuentes a través de las nuevas tecnologías.

El ejemplo cubano puede ser el de una emisora provincial como Radio Ciudad del Mar, en Cienfuegos. Por ejemplo:

  • Los equipos de periodistas y directivos están constantemente conectados en un chat grupal de Facebook, donde se envían las asignaciones y los trabajos realizados. Usan otro chat grupal para cuestiones personales.
  • La periodista al frente del Noticiero recibe todas las notas del día en su casa en otro municipio, elabora el guión y envía al realizador por una vía digital el guión y todos los trabajos.
  • La reportera encargada de las conferencias de prensa de Salud Pública solamente sale de su casa para esa conferencia, el resto del trabajo lo realiza en su casa, con una PC preparada especialmente para la edición radial y audiovisual y con micrófonos para tales fines. Luego envía su trabajo a la periodista del Noticiero y a los directores de otros espacios informativos. Durante el día hace dos pases en vivo a los espacios radiales desde su casa.
  • Varios reporteros entrevistan a sus fuentes a través de los móviles, graban las llamadas, editan en sus PC y envían por la 4G.
  • Los encargados de la web administran todo desde sus casas, reciben los trabajos por el mismo chat grupal y aclaran los datos de las notas por allí mismo.
  • El encargado de las redes sociales lo administra todo desde su casa, solo va a la emisora una vez al día durante y corto momento a copiar todos los reportes grabados en mp3 para subirlos a su canal de iVoox.

Con estas experiencias y consejos se pueden ver buenas prácticas y malos ejemplos. Dada la importancia que tiene la prensa en esos momentos vale la pena pensar la comunicación como un proceso científico, organizado, medible e intensionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *