IDIOMA ESPAÑOL

Regla de oro

Unificar constituye una regla de oro para editores y correctores, también para escritores y periodistas. Hay toda una serie de normas que pueden ser flexibles; pero que al enfrentar un determinado texto hay que definir el criterio a seguir y ello depende, por supuesto, de las características del propio texto, pero también, de la preferencia del escritor.

Por solo citar ejemplos, es necesario definir cómo se van a escribir palabras que tienen más de una posible grafía (periodo o período, transmitir o trasmitir), si se van a usar abreviaturas, cómo se expresarán las horas…

Sin embargo, con la ya no tan Nueva ortografía de la lengua española (2010), se han concretado casos en que una misma palabra puede escribirse de una forma u otra según el contexto. En este sentido, resultan las más comunes: estado, ejército, marina, iglesia, gobierno, policía, administración y otras por el estilo. De forma muy general, estas palabras se escriben con inicial mayúscula cuando se refieren a la institución y con minúscula cuando se refieren a locales o personas que trabajan en esas instituciones.

Una que se hace especialmente compleja es gobierno. Se escribe con inicial mayúscula, tanto en singular como en plural, cuando alude al órgano superior del poder ejecutivo que gobierna un Estado, constituido por el presidente y los ministros o consejeros:

El Gobierno estadunidense trata de doblegarnos.

Los Gobiernos de América Latina buscan mejores opciones para sus pueblos.

Sin embargo, si el texto se refiere al hecho de gobernar, la palabra se escribe con inicial minúscula:

El gobierno de ese país lo ejercen, en realidad, los monopolios.

Un gobierno que defiende los intereses del pueblo ejerce sus funciones de forma soberana.

Además hay toda una serie de frases como equipo de gobierno, forma de gobierno, gobierno absolutista, gobierno constitucional y otras similares, que no requieren de la mayúscula. De igual modo, en ocasiones la palabra se emplea en un sentido que nada tiene que ver con la dirección del Estado. Por ejemplo:

El capitán dio instrucciones al personal joven para el gobierno de la nave.

También vale distinguir entre el Gobierno Militar, nombre de la institución de gobierno que funcionó en Cuba durante la intervención yanqui (1898-1902) y gobierno militar, “forma de gobernar los militares”.

Lo cierto es que un texto determinado puede darse más de una de estas situaciones y habrá que escribir con mayúscula o minúscula según corresponda. Por tanto, la regla de oro debe aplicarse, pero con flexibilidad.

María Luisa García Moreno
María Luisa García Moreno
Profesora de Español e Historia, Licenciada en Lengua y Literatura hispánicas. Periodista, editora y escritora.

One thought on “Regla de oro

  1. Cierto lo que expresa María Luisa, unificar maneras de escribir a veces es casi un problema, muchos se aferran a que su modo de escribir es la correcta cuando de unificar se trata, generalmente, y desgraciadamente dicen, así lo oì por la televisión…peor referencia no es posible, muchas gracias por sus atinadas recomendaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap