OTRAS NOTICIAS

Cambio editorial: edificar proyectos que trasciendan la comunicación analógica

“Lo verdaderamente revolucionario e innovador es que nosotros y nuestros jóvenes ayudemos a construir en Cuba un nuevo modelo de prensa para el socialismo”, dijo Ricardo Ronquillo, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, en el taller Cambio salarial, cambio editorial, celebrado este 17 de octubre en el periódico Granma.

La transformación del sistema de prensa público —subrayó— es medular si queremos que tenga cada vez más prestigio e influencia. “En ese sentido, los talleres tienen el propósito de analizar si desde el punto de vista editorial se cumplen las expectativas y necesidades de las audiencias”.

El presidente de la Upec añadió que otro de los objetivos es identificar las debilidades de cada órgano de prensa y convertirlas en fortalezas, a través de proyectos puntuales que catalicen el cambio y atemperen a la era digital la estructura de la mayoría de sus redacciones periodísticas, que responden todavía a los criterios de la comunicación analógica.

Para enfocar mejor los temas en análisis y favorecer la participación, en encuentro fue dividido en dos grupos. La periodista Madelín Sautié condujo uno de ellos.

Karina Marrón, subdirectora del periódico, destacó como caminos vitales de la transformación el de la superación y el del aprovechamiento de las competencias profesionales. Dijo que el perfeccionamiento de las capacidades de la fuerza productiva no debería venir desde afuera, sino ser incentivada desde la dirección del medio.

Yailín Orta, directora de Granma, afirmó que la nueva plantilla del rotativo contempla a especialistas de profesiones indispensables para la producción de contenidos, entre ellos diseñadores, comunicadores e informáticos. Explicó también que aunque se avanza hacia el perfeccionamiento de la redacción multimedial, aún falta sistematizar la concepción de los trabajos periodísticos de manera diferenciada y con salidas por todos los canales comunicativos posibles.

“Es momento de dejar atrás la catarsis, en favor de una recomposición que posibilite a los periodistas convertirse en artífices de proyectos colectivos: iniciativas como la fundación de un laboratorio sociológico, la profundización de las potencialidades del periodismo móvil y la cimentación de lazos colaborativos con los estudiantes de periodismo del país.

“Debemos saltar la etapa del periodista lobo solitario, hoy necesitamos equipos creativos de alto grado de especialización para producir contenidos de calidad en múltiples plataformas y para diversos públicos. No nos deben faltar la estética ni la cultura del detalle; y en lugar de jefes formales, necesitamos líderes profesionales”.

Ronquillo Bello reconoció que el nuevo modelo no vamos a construirlo de la noche a la mañana. “No es posible. Debemos reconocer que los problemas de nuestra prensa han alcanzado para que la gente esté escéptica; sin embargo, hoy como nunca antes tenemos el escenario propicio para ello con la antesala de un marco legal e institucional”.

El fotorreportero José Manuel Correa firma el Código de Ética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via