COLUMNISTAS

¿Mejorar las clases de educación física solo para hacer campeones?

Se anuncia el quehacer para mejorar las clases de educación física y remozar las instalaciones deportivas de las escuelas. Magnífica noticia, pero en los medios se ha relacionado con un error, incluso en voz de funcionarios, al plantear que es imprescindible realizarlo porque de ahí nacen nuestros campeones. Una verdad a medias. Lo esencial de la esfera, que es también el deporte y la recreación es la forja – comienza desde esas edades-  de seres humanos mejores en el cuerpo y el alma.

Fidel se reunió el 29 de enero de 1959 con representantes del sector, unos días después de habernos prevenido en un discurso trascendental que desde ahora quizás las cosas serían más difíciles. Criticó  que “…nuestros héroes del deporte, nuestros campeones queden después en la miseria..,  y  señaló: “Venimos decididos a impulsar el deporte a toda costa, llevarlo tan lejos como sea posible…” e informó que inundaría todos los rincones de la Isla con implementos y se construirían miles de campos en toda la República, para elevar el nivel tan bajo y no hacer más papelazos internacionales.

Para mí lo esencial y el porqué de aquella reunión estriba en las siguientes palabras del Comandante: “El deporte es fuente de voluntad, constancia, vigor físico y agilitad mental… El deporte individualmente suaviza. Consigue que no se extravíe la mentalidad del joven…”. Sin personas con esas cualidades sería, es, harto espinoso construir la nueva sociedad que tendría, tiene, enemigos tan viles como peligrosos.

Primero con la Dirección General del Deporte y, luego, con el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, llegaron pasos cuantitativos que abrieron caminos hacia el gran salto, basados en la eliminación del muro que no permitía incorporarse a las masas. Entraron en el escenario los más preteridos: los pobres, la mujer, los de origen obrero y campesino, los golpeados por el racismo que tanto han hecho por nuestra identidad, vencedores de un tamiz terrible que los hizo muy potentes.

Hoy día, no obstante el bloqueo yanqui, el derrumbe de un campo hermano que tanto nos apoyó, el mercantilismo extremo y las culpas propias, Cuba continúa siendo una fortaleza del sector a pesar de cierto descenso. Lo había advertido Fidel quien llamó a no dormirnos en los laureles “… nuestros rivales deportivos, en primer lugar los yanquis, van a tratar de hacer un esfuerzo cada vez mayor porque ya sienten la competencia de Cuba… las burguesías gobernantes de estos países de América Latina van a tratar de inventar algo para ver cómo mejoran el deporte. Esto quiere decir que las competencias van a ser cada vez más reñidas. (27-10-1995). Agregue el comercialismo, la espectacularidad malsana, el robo de músculos cada vez más fustigadores del frente.

Además, Fidel lo anunció con respecto a América Latina: “Algún día los ayudaremos también a formar deportistas, y algún día las competencias serán más parejas. Llegará el día en que a nosotros nos pidan también instructores…”. Llegó y no podemos negar esa solidaridad a los pueblos, presente también en centros gratuitos para los que no poseen recursos y desean ser profesores de educación física, y en el laboratorio antidopaje. Entre los yerros internos están el medallismo y soslayar la masividad, censurado por el líder varias veces: En la inauguración de la Escuela de Iniciación Deportiva Mártires de Barbados (6-10-77) señaló al respecto: “Es importante que no nos equivoquemos, que por buscar campeones descuidemos la práctica del deporte… El fin número uno es promover con el desarrollo del deporte, el bienestar y la salud del pueblo; y el fin número dos, buscar campeones…”.

Se equivoca quien se refiere a dicho rescate únicamente por la urgencia de alimentar la alta categoría, por el surgir de los ases. Sí, es fundamental en cuanto al bello subproducto (medallas, récords) robustecedor de la autoestima, mas lo principal es la formación del ser humano.

One thought on “¿Mejorar las clases de educación física solo para hacer campeones?

  1. La mesa redonda sobre los resultados en Lima.

    Una mesa de autocomplacencia. Todo bien, todos muy contentos y vamos por más.

    Por otra parte pregunto: no hubo béisbol en Lima? No escuché nada sobre el tema en la fiesta de La Mesa…

    Todo esto mientras seguimos retrocediendo, cada vez peores resultados y cuba representada cada vez en menos disciplinas deportivas..
    EL deporte en Cuba ha pasado a ser de laboratorio. Un grupo de atletas becados en La Capital, a partir del talento de las provincias.

    No existen los campeonatos nacionales en la mayoría de los deportes, y en los que existe duran una semana o menos, como las ligas cubanas de voleibol, etc. Ni que decir de los campeonatos provinciales y municipales, que duran un fin de semana, y con muy bajo nivel, pues los principales atletas se van de niños al Cerro Pelado y no regresan nunca más.

    Aunque duela decirlo, no hay masividad en la práctica de deporte en Cuba (No confundir con la práctica de ejercicios físicos).

    Esto se debe a muchos factores:

    * Deterioro continuo de las instalaciones deportivas.
    * Existen más profesores de recreación física en los combinados deportivos que entrenadores deportivos y profesores de educación física.
    * La doble jornada de clase en las escuela atenta contra la masividad. El niño, después de estar el día entero en la escuela, quiere jugar y ver muñequitos.
    * Los llamados juegos escolares no son más que juegos infantiles, pues se compite entre niños, pero no entre escuelas, pre universitarios y politécnicos.
    * Si se mantiene la doble sección de clases, entonces el deporte debe volver a las escuelas, con entrenadores incluidos. Y el Inder dedicarse al asesoramiento metodológico y atender a los grupos de las escuelas que roten por las instalaciones de los combinados deportivos.
    Educación es mucho más eficiente que el Inder en la planificación y ejecución de sus eventos y actividades. En la primera semana del curso escolar ya cualquier profesor o maestro conoce el horario de clases, las fechas de los controles parciales, exámenes finales, concursos, círculos de interés, semanas de receso, preparación metodológica, etcétera.
    No ocurre así en el Inder, donde un entrenador se puede enterar de la fecha de un campeonato a cualquier nivel con una semana de antelación y en muchos casos se suspende o pospone.
    * Carencia total de artículos deportivos. No es necesario subsidiar los artículos e implementos deportivos para contribuir a la masividad. Basta con abrir una tienda de artículos deportivos en cada municipio del país o, por lo menos, una por provincia. En CUC, no importa. Los padres realizan cualquier sacrificio cuando sus hijos practican en serio cualquier disciplina deportiva. Lo digo por experiencia propia.
    En esta tienda debemos encontrar pelotas, balones, zapatillas de boxeo, spikes, yudoguis y kimonos, licras, bicicletas, bates, guantes y guantillas, cronómetros, redes de tenis y voleibol, mesas de tenis, aros y tableros de baloncesto, raquetas, volantes, espadas, floretes, sables, arcos y flechas, paletas, pinchos, porterías de fútbol y balonmano, cintas, clavas y aros, colchones, conos, balas, martillos, jabalinas, discos, pesas, mascuernas, etcétera, etcétera, etcétera.
    La industria deportiva podría jugar un gran papel en esta tarea, por lo que representa en la sustitución de exportaciónes.

    Mi objetivo no es que me publiquen. Es contribuir, modestamente a que nuestro deporte revolucionario salga del bache en que se encuentra.

    Quiero ver a mi presidente de frente al deporte.
    Esto necesita un empujoncito desde arriba, para romper la inercia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via