COLUMNISTAS

No son buenos tiempos para los medios de Estados Unidos

Los buenos tiempos de la llamada Era de la Información no son buenos, paradójicamente, para los profesionales de la información en los Estados Unidos.

El 2019 apunta a ser el peor año en una década para las empresas de medios, que incluyen la prensa escrita, radio, televisión, medios digitales, cine, música, publicidad y edición. Un alto número de despidos laborales y el cierre de espacios y medios es la constante para este período, según un informe de la consultora Challenger Gray & Christmas dado a conocer a principios de julio.

Los recortes en el sector en estos doce meses serán los mayores desde que estalló la crisis económica de 2008 y triplica el número de los despidos del 2017. Las organizaciones de noticias serán golpeadas especialmente, al anunciar el despido de 11 878 empleados.

Es una tendencia pronunciada desde hace más de diez años. El empleo en las salas de redacción de los medios de comunicación estadounidenses disminuyó un 25% entre 2008 y 2018, según muestra un reporte reciente del Pew Research Center. Si en el 2008 el número de reporteros, editores, fotógrafos, camarógrafos y otros profesionales en las redacciones periodísticas era de unos 114 000, esa cifra se había reducido al cierre de 2018 hasta aproximadamente 86 000, lo que representa una pérdida de 28 000 empleos. A ello habría que sumarle los más de 11 mil que se esfumarán este año.

La causa principal del declive es el creciente recorte de puestos laborales que experimentan los periódicos, cuya circulación diaria ha disminuido dramáticamente ante la instantaneidad noticiosa en el mundo digital y la migración de la publicidad hacia otros soportes. Las salas de redacción de los periódicos estadounidenses se han reducido de 71 000 a 38 000 puestos de trabajo entre 2008 y 2018.

Si hace poco más de diez años los empleos periodísticos en los medios impresos diarios representaban el 62% de todos los registrados en la industria de las noticias, hoy sólo son el 44% del total.

En lo que va de 2019, resalta el cierre de Youngstown Vindicator, el único diario local en Ohio City, que costó 144 empleos, y la venta de New Orleans Times- Picayane, que resultó en la disminución de unos 160 empleos, 65 de ellos en la redacción.

La radiodifusión también hoy emplea menos personas en sus espacios informativos. Sus salas de redacción han perdido más de la cuarta parte (26%) de los empleados, pasando de unos 4 600 puestos de trabajo en el 2008 a unos 3 400 diez años después.

Mientras, la TV pública y por cable se mantiene estable en sus plantillas periodísticas: unos 28 000 en la TV abierta y entre 200 – 300 en la TV por Cable. Tal estabilidad, en un contexto de recortes, ha propiciado que si en el 2008 los empleos en la sala de redacción televisiva representaban el 25% del total de los medios, al cierre del pasado año ascendía al 33%.

Medios digitales: Ni siguiera se salvan

Si la caída del empleo no fue mayor en las empresas de noticias se debió a que del 2008 a acá, el número de empleados en las salas de redacción de los medios digitales nativos creció un 82%, de aproximadamente 7 400 trabajadores a unos 13 000 en el 2018.

Las redacciones digitales ya concentran el 16% del empleo en el sector, frente a apenas un 6% en el 2008. Tal crecimiento es proporcional al hecho de que el 93% de los adultos en EE.UU dicen informarse en los medios digitales y las redes sociales y a que la publicidad ha migrado paulatinamente de los medios tradicionales al mundo digital.

Sin embargo, la tendencia positiva se ha revertido en los años más recientes. En 2017 y 2018, una cuarta parte de los medios digitales realizaron despidos. En lo que va de 2019 se han anunciado ceses laborales en medios digitales líderes, como los 200 empleos recortados en enero en Buzz Feed y la eliminación en la división de medios de Verizon (Yahoo, AOL y Huffington Post) de 800 puestos laborales.

El giro negativo, según el informe de la Consultora Challenger Gray & Christmas, se debe a que, en general, las compañías de medios han sido incapaces de seguir el ritmo de Facebook y Google para captar la publicidad y tampoco han logrado que la mayoría de la gente pague por la suscripción a los medios o la compra de noticias online.

Hoy Facebook y Google acaparan el 55% de los más de 90 mil millones de dólares (dato 2017) en publicidad que fluye al espacio público digital. Ninguna otra compañía controla más de un 10% del mercado publicitario.

El financiamiento de los medios digitales a través de las suscripciones o la venta de noticias no ha logrado despegar. Las empresas de noticias no han podido convencer del todo a los “consumidores” de la importancia y el valor de sus noticias. El número de los que pagan en EE.UU por leer noticias (suscripciones, membresía o donación) se ha estancado desde 2017 en un 16%. La gran mayoría sólo se suscribe a un medio en específico, por lo que la de rama financiera alcanza a pocos. Entre los pocos beneficiados se cuentan The New York Times, The Washington Post y The Wall Street Journal.

Aun así, el 40% de las nuevas suscripciones digitales en The New York Times son para crucigramas y cocina, según un artículo del medio digital VOX.

Al caracterizar el escenario del ecosistema mediático, el vicepresidente de la Consultora Challenger Gray & Christmas señalaba: “Los miembros de los medios, especialmente periodistas, han tenido años difíciles (…) Muchos empleos ya estaban en peligro debido a un modelo de negocios que trató de satisfacer con publicidad la demanda de los consumidores de noticias gratis”.

Por su parte, el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (Reuters Institute for the Study of Journalism) dijo en su Informe Anual de Noticias Digitales que la mayoría de la gente no pagaría por las noticias online y que hay una especie de “fatiga de suscripción”, ya que muchos están cansados de que se les solicite paguen tantas suscripciones diferentes.

“… la fatiga de la suscripción también puede estar empezando, y la mayoría prefiere gastar su presupuesto limitado en entretenimiento (Netflix/ Spotify) en lugar de en noticias”, dice el informe.

Cuando se les preguntó a los jóvenes que suscripción de medios elegirían si tuvieran una sola opción, únicamente el 7% eligieron los de noticias. El 37% optaría por el video online y el 15% por la música online.

Únase a ello la desconfianza creciente en la información por la proliferación de las llamadas “fake news”. Según el propio estudio de Reuters, en EE.UU el 67% de los encuestados manifiesta preocupación por no poder distinguir entre lo real y lo falso en Internet.

Menos remunerados, menos diversos

 Un análisis del Pew Research Center, a partir de los datos de la Oficina del Censo de los EE.UU, revela otro de los dilemas de los medios de comunicación en ese país: las salas de redacción son mayoritariamente blancos y de hombres.

De acuerdo con el estudio, más de las tres cuartas partes de los empleados de las salas de redacción (77%) son blancos no hispanos. Esa proporción es superior al 65% de blancos no hispanos en el universo de los trabajadores estadunidenses en todas las ocupaciones.

Los empleados de los medios como reporteros, editores, fotógrafos y camarógrafos son mayoritariamente hombres. El 61% de esos empleos están ocupados por personas del sexo masculino, en comparación con un 53% entre el universo de trabajadores.

Por otra parte, si bien los empleados de las salas de redacción tienen más del doble de probabilidades que los demás trabajadores estadounidenses de graduarse de la universidad, según el Pew Research Center, sus salarios son como promedio menores que los de los trabajadores con educación universitaria en otras industrias.

De acuerdo con datos de la Encuesta de la Comunidad Estadounidense 2012 – 2016, casi 8 de cada diez empleados de las redacciones periodísticas (79%) tienen al menos un título universitario. Entre los empleados en todas las demás ocupaciones e industrias, sólo el 36% se han graduado de la Universidad.

Los salarios anuales promedio de los empleados de los medios son superiores en unos 9 mil dólares al del ingreso medio de los trabajadores estadounidenses en conjunto; sin embargo, los empleados de las salas de redacción con educación universitaria ganan en promedio unos 8 mil dólares menos anualmente que la media de los demás trabajadores con educación universitaria.

Una radiografía de las redacciones muestra que el 30% de sus componentes son graduados de periodismo, un 13% de comunicación, un 11% de lengua y literatura inglesa y un 7% de medios de comunicación.

Sometidos al acoso tuitero del presidente Trump, cuestionados por el público por la manipulación de las noticias y acechados por el peligro de los despidos los trabajadores de los medios de comunicación estadounidenses no viven su mejor verano.

(Tomado de Cubadebate)

Randy Alonso
Randy Alonso
Periodista cubano, director del portal web Cubadebate y del programa de la Televisión Cubana “Mesa Redonda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *