INTERNACIONAL

Panorama oscuro e incierto se cierne sobre el periodismo hondureño

Tegucigalpa. El presidente del Colegio de Periodistas de Honduras, Dagoberto Rodríguez, dijo que un panorama oscuro e incierto se cierne sobre el ejercicio de la profesión y sobre la prensa libre en Honduras y exhortó a defender la libertad de expresión en el país.

Rodríguez dijo que el nuevo Código Penal prácticamente aniquila la poca libertad de expresión que nos queda en Honduras y reiteró que se pediría la inconstitucionalidad del cuerpo normativo por violentar ese derecho fundamental.

«Como primer paso, acudiremos en amparo ante la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para que se declare su inaplicabilidad por violentar la Carta Magna y los tratados internacionales en materia de derechos humanos y libertad de expresión», reafirmó.

Reiteró la demanda del CPH para que los delitos contra el honor no sigan siendo penalizados con cárcel y que sean dilucidados en el ámbito civil en aras de estandarizar nuestra legislación a la jurisprudencia interamericana en materia de responsabilidades ulteriores en el ámbito del ejercicio de la libertad de expresión.

Consideró que no deben seguirse imponiendo regulaciones y disposiciones que violenten la libertad de expresión y que intenten poner un bozal a una prensa libre y crítica, clave para combatir la corrupción, los abusos del poder y auditar las acciones de quienes nos gobiernan.

Contrario a esto, debemos promover e impulsar el desarrollo de un periodismo de calidad, crítico, riguroso, responsable y generador de confianza entre las audiencias.

Asimismo, impulsar audiencias críticas, mejor informadas y veedoras del ejercicio del buen periodismo y de la comunicación social.

Bajo ese contexto y teniendo en cuenta que la libertad de expresión en nuestro país está seriamente en peligro, y que la regulación del Estado amenaza dicha libertad bajo el fantasma de la censura y la autocensura, propuso a todos los actores de la comunicación establecer una política de autorregulación en en un entorno democrático sin la intervención estatal.

«Propongo un proceso serio para formular una política de autorregulación, sin la intervención estatal, que derive en la creación de un código marco de ética y de manuales de estilo periodísticos que se apliquen en las salas de redacción de todos los medios de comunicación
del país y que a futuro este sea el primer paso para la posterior creación de figuras como las Defensorías del Lector y Audiencias y de un Ombudsman de la Libertad de Expresión», acotó.

(Colegio de Periodistas de Honduras)

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *