DE TODO EL PAÍS

Invasor va a la montaña

Fue muy oportuno que ambas periodistas conversaran con alumnos del mismo centro donde ellas estudiaron. (Foto: Pastor Batista)

La coordinación de un encuentro con estudiantes que cursan el grado once en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Cándido González Morales, de Ciego de Ávila no devino azarosa inspiración de quienes integran el colectivo del periódico Invasor.

Desde hace tiempo, en asambleas provinciales de la Unión de Periodistas de Cuba y en la propia delegación de base del órgano de prensa, se enfatiza la necesidad muy real de realizar acciones de orientación profesional y de formación vocacional con jóvenes de esa enseñanza, entre quienes pudiera despertar el interés por los estudios de periodismo.

Finalmente, la cita tuvo lugar este jueves 23 de mayo, en un ambiente tan cordial y abierto que relajó la rigidez con que las jóvenes periodistas Grether Martínez, Aylén Castilla y un colega “con más años-tecla”, todos de Invasor, fueron recibidos por parte de un director empeñado en que todos sus muchachos y muchachas opten por las ciencias exactas y no por carreras como la de periodismo, porque según su punto de vista, desviarlos hacia ese perfil significaría “una derrota” para el centro.

El propósito de esta nota informativa dista mucho de disertar en torno al errado criterio de ese directivo docente, tema que pudiera ser objeto de algún comentario aparte… si es que valiera la pena.

Lo importante es que, con la alegría que suele caracterizar a los alumnos de bachiller, el intercambio fue cobrando poco a poco un interés que estiró tiempo en relojes y preguntas en torno al oficio de informar y de decir verdades.

Que a dos muchachas les hayan brillado los ojos, solo de imaginar realizado el sueño de estudiar periodismo, y que a otras no pareciera disgustarles la idea de hacerlo también, es algo que, de inicio, alienta.

La posibilidad de visitar otros preuniversitarios y de que hagan también su labor la radio y la televisión, está ahí y no depende de la bestialidad de Trump ni del humillante capítulo III de la Ley Helms Burton.

Conocida es la situación que atraviesa el gremio periodístico por la carencia de profesionales, la insuficiente cantidad de muchachos que se presentan a los exámenes de aptitud y el éxodo, una vez graduados, hacia sectores salarialmente mejor remunerados, entre otras causas: tema acerca del cual también se pudiera discurrir ampliamente.

Frente a tal realidad, todo cuanto hagamos en delegaciones de base de la Upec y en medios de prensa será bienvenido, como alternativa para asegurar un ingreso que se revertirá en más trigo para nuestro sector en la medida en que sean superiores la cantidad de estudiantes interesados y la calidad docente de ellos.

“Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña”, sentencia un legendario refrán.

La pregunta, sin embargo, es… Si los alumnos de preuniversitario no vienen, por sí mismos, a nosotros ¿qué nos impide, entonces, ir a ellos, que constituyen una verdadera montaña?

Para la mayoría de los jóvenes, el encuentro resultó interesante y es probable que tenga efecto en su vocación profesional (Foto: Pastor Batista).

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *