NOTAS DESTACADAS

Asamblea de la Prensa Escrita: El desafío es entender qué cambió

Juan Carrasco, Premio Nacional “José Martí” y periodista de Juventud Rebelde, habla de la necesidad de “ampliar la banda ancha mental” junto a la de redes para convertir la prensa tradicional en multimedio. Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas

Las transformaciones del sistema de medios públicos cubanos, que comprende cambios en los modelos de gestión editorial y económicos, así como en las relaciones de estos con las instituciones de la sociedad, fueron centro de los debates en la asamblea de la Upec de los medios nacionales de la prensa escrita.

“Antes, los graduados querían ir para Juventud Rebelde (JR). Ya no. ¿Qué falta en las redacciones para que los jóvenes se sientan motivados? No podemos dejarnos arrebatar a los jóvenes, ni volver a confundir periodismo con propaganda. Hay que informar, interpretar y enjuiciar sobre temas polémicos, complejos, difíciles”, dijo el periodista José Alejandro Rodríguez, en la mañana de este 15 de mayo, al iniciar los debates en la asamblea de balance anual de la Upec del ramal de la Prensa escrita, en el teatro del Ministerio de Comunicaciones.

En este mismo sentido, pensando en los que se gradúan y no se quedan, Alina Perera Robbio, también de JR, convocó a que nuestros medios de comunicación se conviertan en escuelas creativas. “Cuando yo empecé en el periódico, hace casi 25 años, había maestros de varias generaciones, había excelentes editores y se hacían trabajos en equipo.

El Premio Nacional de Periodismo “José Martí”, José Alejandro Rodríguez. Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas

“Para lograr sumar hay que hacer escuela. Y el periodismo en Cuba tiene un papel decisivo: debe lograr explicar las complejidades de nuestra realidad y las del mundo.”

Tras 50 años de ejercicio en la profesión, Luis Hernández Serrano abogó una vez más por la presencia en los medios de informaciones que atraigan la curiosidad. “Aunque buscarlos es un arte en el que he empleado buena parte de ese tiempo”, dijo al responder a una de las demandas de la Unión de Periodistas de Cuba: transformar el modelo de gestión editorial e innovar en la producción de contenidos.

En relación a este último concepto, Antonio Paneque, de Prensa Latina, subrayó la presencia en nuestros medios de materiales sustantivados por la sensibilidad humana, “la más alta condición que debe tener un comunicador, porque el periodista debe sentir por el pueblo y escribir en su defensa”.

Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas

El momento es ideal para darle sentido e impulso a la evolución del modelo de gestión editorial, dijo Esteban Ramírez, editor web de la revista Bohemia. “Vamos hacia una batalla crucial por el desarrollo del periodismo digital en todas sus facetas y con la incorporación a los equipos de trabajo de profesionales como los informáticos. Según el programa televisivo Dominio Cuba, trasmitido por primera vez antenoche, a partir de datos aportados por Etecsa, en el país seis millones de personas tienen líneas de teléfonos celulares”.

A tono con esas realidades, Edda Diz, directora de la Agencia Cubana de Noticias (ACN), explicó cómo han avanzado en la producción de hipermediales, “aunque no hemos conseguido el vínculo de estos como forma de construir la noticia”.

“Si queremos llegar a todos los lectores tenemos que llegar a todos los soportes. Es muy importante contar con un ancho de banda mayor, que todos tengamos conexión, teléfonos fijos y celulares, pero también hay que ampliar el ancho de banda mental. No solo somos un periódico impreso, si somos hipermedia tenemos que actuar como tal. ¿Por qué esperar entonces a que salga el impreso para publicar los trabajos en el digital?”, advirtió Juana Carrasco, de JR, Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Y añadió: “A los jóvenes podemos darle la experiencia acumulada y ellos darnos sus experticias como nativos de la era hipermedial. Se trata de hacer una prensa tan variada y diversa como somos los cubanos y que empecemos a diferenciar un periódico de otro”.

Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas

Darío Alejandro Escobar, director de la revista Somos Jóvenes, de la Editora Abril, celebró coincidir con muchos de los criterios antes expuestos.  Al referirse a cómo percibe la motivación que un joven puede tener para trabajar en los medios se refirió a su experiencia de dos años en El Caimán Barbudo. “El ambiente creativo que tuve allí me permite hoy seguir confiando en que se pueden hacer muchas cosas”. Valoró asimismo la presencia de un editor periodístico en dicha publicación.

Diana Lío, directora de la Editora, dijo que próximo a cumplir 40 años, este medio agrupa siete revistas, una editorial de libros y una librería. Considera, por tanto, que es una de las instituciones de la prensa que puede dar un salto, especialmente relacionado con las transformaciones en el modelo económico que amparará la nueva Política de Comunicación del Estado y el Gobierno, a pesar de las dificultades que ha sufrido, fundamentalmente por los atrasos en la impresión.

Al intervenir, Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta primera de la Upec, dijo que Juana Carrasco es la prueba de que el uso de las nuevas tecnologías no es un asunto generacional.

“No se puede concebir ningún proceso sin memoria histórica. Sin conciencia colectiva podemos tener las mejores y más modernas herramientas y no saber para dónde van. Son necesarias la conjunción de una conciencia colectiva y de las habilidades para la conexión entre tecnología y seres humanos que tienen los jóvenes para poder darle sentido a lo que hagamos”. En apenas dos años —agregó— el 60 por ciento de la población cubana ha accedido a teléfonos móviles y eso es un terremoto que pone en jaque la gestión de los medios, que dejaron de ser hegemónicos en la sociedad cubana.

Luis Hernández, de Juventud Rebelde. Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas

“Ahora en las redacción necesitamos la integración de diversas especialidades, no solo periodistas. Se necesitan productores audiovisuales, a cientistas de la información, a diseñadores, informáticos. Son otras las maneras de organizar el trabajo. El desafío cultural es entender qué cambió y cómo se están transformando las audiencias”.

“Lo peor que nos puede pasar es estar muertos del alma, muertos de fe, como a la muchacha del cuento de Rubén Darío. La gran preocupación es que perdamos el espíritu, los ideales, la capacidad de enamorar a la gente”, dijo Ricardo Ronquillo, presidente de la organización.

Diana Lío, directora de la Editora Abril. Foto: Yoandry Avila/ Cubaperiodistas

“Desde la Upec estamos trabajando para hacer posible los sueños y aspiraciones de los periodistas cubanos, para resolver problemas que, en su mayoría, son estructurales”.

Al hablar de las oportunidades que ofrece a la transformación de la prensa la Política de Comunicación del Estado y el Gobierno aprobada, Ronquillo explicó  que “la prensa está comenzando a vivir un periodo especial, pero no como aquel de la década de los años 90, sino uno que se ampara en la nueva Política para atender los problemas estructurales que han afectado a la prensa. Importante y trascendente, es la transformación de los modelos de medios públicos, pero no podemos detenernos en el ámbito editorial. Tenemos audiencias analógicas y digitales, y hay que crear contenidos para ambas.”

“Que nuestro sistema de medios públicos sea el más moderno, el más innovador, el más eficiente. Y como a esa muchacha simbólica, muerta de alma, muerta de fe, según Rubén Darío: su esperanza son unos ojos verdes”.

En la reunión fue ratificada como presidenta del bloque ramal de la Upec de la Prensa escrita la periodista del diario Granma Vivian Bustamante.

Estuvieron presentes Enrique Villuendas y José Gabriel López, del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido.

Flor de Paz
Flor de Paz
Periodista. Directora Cubaperiodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via