DE TODO EL PAÍS

El universal derecho de tod@s en Cuba

Foto: Jose M. Correa.

Con 35 años de experiencia en la aplicación de la medicina integral comunitaria, Cuba representa el modelo de cobertura total de los servicios de salud a la población, que aún suele ser un reclamo en muchas naciones. No en vano, este año el Día Mundial de la Salud vuelca sus esfuerzos en impulsar diferentes estrategias y acciones que garanticen, sin discriminación, el acceso sanitario universal de las poblaciones.

El lema de la campaña, que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS), pone énfasis en la “Salud universal: para todos y todas, en todas partes”. Esta idea continúa liderando los propósitos, también, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en aras de lograr que tod@s trabajen unidos para responder a tales proyecciones. Porque, todavía, millones de personas en el mundo se ven privadas cada día de recibir la más elemental asistencia médica.

Frente a semejante realidad, el Dr. José Luis Di Fabio, representante en la Isla de OPS/OMS, reconoce que la gran ventaja de Cuba radica en esa voluntad política del Estado que, desde hace mucho tiempo, priorizó equitativamente la atención primaria de salud a través del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia.

El Dr. José Luis Di Fabio, representante en Cuba de OPS/OMS, reconoce que la gran ventaja de Cuba radica en la voluntad política del Estado que, desde hace mucho tiempo, priorizó equitativamente la atención primaria de salud.

En conferencia de prensa, a propósito de la fecha, a celebrase el próximo 7 de abril, Di Fabio llamó la atención acerca de la necesidad de que los estados asignen mayores presupuestos a los servicios de salud. Hoy se habla de que un 6%seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) es lo que invierten los gobiernos en este sector. Sin embargo, la transición demográfica ha transformado, radicalmente el panorama que teníamos 40 años atrás, explicó el funcionario.

En la actualidad las enfermedades crónicas no trasmisibles han aumentado de manera considerable aparejadas al envejecimiento poblacional, por lo que debemos adecuarnos a ese escenario adoptando nuevas medidas, dijo.

“Es ahí donde la promoción y la atención primaria resultan claves porque actúan de manera directa en la población, identificando los riesgos y cambiando los estilos de vida y la forma de entenderlos. Cuba tiene muchos progresos que mostrar en esta área, aun cuando necesita mejorar determinados parámetros de calidad de los servicios”, afirmó el representante de OPS/OMS.

Al abundar en la experiencia cubana, la Dra. María Elena Soto Entenza, Jefa del Departamento de Atención Primaria de Salud del MINSAP, recordó que desde enero de 1984 comenzó a desarrollarse el modelo asistencial primario desde la comunidad, la promoción y la prevención.

“Con este programa, centrado en la familia, los médicos y enfermeras garantizan la cobertura total de la población con la existencia de más de 10 mil 800 consultorios en todo el país.  La práctica de la medicina familiar en estrecha relación con la comunidad y fortalecida con la formación de especialistas en Medicina General Integral (MGI), propició cambios positivos en el estado de salud de los habitantes cubanos.”

La Dra. María Elena recalcó que el programa del médico y la enfermera de la familia, “ha constituido, y constituirá, la estrategia más importante del Sistema Nacional de Salud, el cual se amplía a partir del uso de elementos de promoción, prevención y recursos de tecnologías efectivas en el diagnóstico precoz de diferentes enfermedades.

En tal sentido, la funcionaria del MINSAP comentó que Cuba está desarrollando un proceso de perfeccionamiento de los consultorios y los policlínicos para garantizar que los servicios asistenciales logren incrementar su efectividad y el estado de satisfacción de la población.

Al mencionar algunos de los éxitos de la atención médica primaria, Soto Entenza señaló que el nivel inmunitario de los niños cubanos alcanza el 98 por ciento. A la vez que 14 enfermedades infecciosas están eliminadas y otras 29 de carácter trasmisible están controladas. El Día Mundial de la Salud es una oportunidad para que Cuba muestre las lecciones aprendidas a lo largo de estos años en materia de atención primaria de salud y prevención.

Entre las actividades previstas para el próximo día 7 de abril, se incluyen jornadas de capacitación con el objetivo de brindar a la población mayor información acerca de su responsabilidad, deberes y derechos en materia de salud para que comprendan y asuman una actitud individual saludable. También, festivales de la salud interactivos en la comunidad con la participación de especialistas en las diversas ramas de la medicina, intercambios en las redes sociales, y el acto central por la fecha que tendrá como sede la localidad de Viñales, en la provincia de Pinar del Río.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via