NOTICIAS DESTACADAS

La verdad de Cuba frente a la manipulación

Fidel el 22 de enero de 1959 en el salón Copa Room del hotel Havana Riviera, en conferencia de prensa con 380 periodistas de Estados Unidos y Europa. Foto: Archivo de Granma

El mismo día que comenzó el acceso a Internet en los móviles en Cuba, se implementaron las estrategias de «información» hechas públicas recientemente en los documentos presupuestarios para los años fiscales 2018 y 2019 de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión de EE.UU.

Raúl Antonio Capote

El mismo día que comenzó el acceso a Internet en los móviles en Cuba, se implementaron las estrategias de «información» hechas públicas recientemente en los documentos presupuestarios para los años fiscales 2018 y 2019 de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión de EE.UU.

Siempre que una nación poderosa planea invadir, controlar, dominar a otra, la verdad sufre quebranto. En la relación entre Cuba y Estados Unidos, la mentira ha sido un recurso bélico usado por el Imperio para alcanzar sus objetivos de dominio sobre la Isla.

Al ataque racista y manipulador de los periódicos estadounidenses The Manufactures y The Evening Post, Martí respondió con «Vindicación de Cuba» el 25 de marzo de 1889.

El 17 de febrero de 1957, la entrevista concedida por el Comandante en Jefe Fidel Castro a Herbert Matthews, del diario The New York Times, en la Sierra Maestra, destruía la fábula construida por la tiranía de que el líder del Ejército Rebelde había muerto.

Transcurridas apenas tres semanas del triunfo de la Revolución Cubana, el 21 y 22 de enero de 1959, tuvo lugar en el hotel Habana Riviera, un evento que contó con la participación de unos 400 periodistas de diferentes naciones.

Desde territorio de Estados Unidos se había puesto en marcha una virulenta campaña de falsedades contra la nación caribeña. Grandes medios de prensa, entre ellos las agencias noticiosas Associated Press, United Press, la Sociedad Interamericana de Prensa, revistas como Life, Newsweek, us News and World Report se empeñaron en mostrar al mundo una Cuba injusta.

Así lo describiría Fidel: «En los cables hay una insidia permanente (…) Siempre mencionan “los rápidos procesos de los partidarios de Batista”. Lo recalcan. Aparentemente, son imparciales, pero emplean determinadas palabras y sutilezas, como maestros que son de la intriga (…)».

Los juicios de los tribunales revolucionarios contra un grupo de los más connotados criminales de guerra de la dictadura de Batista, figuras importantes del gobierno de Eisenhower y numerosos congresistas los presentaron como «actos de barbarie».

La Revolución, con el apoyo de las principales instituciones periodísticas cubanas, trabajó de forma rápida para reunir a la mayor cantidad posible de periodistas y figuras destacadas de la intelectualidad de entonces.

Se cursaron invitaciones a periodistas de Estados Unidos, América Latina y Europa para que se reunieran en La Habana y viesen, con sus propios ojos, la verdad de lo que ocurría en la Isla.
A la convocatoria acudieron personalidades como Adan Clayton Powell, líder del movimiento de los Derechos Civiles y legislador negro de Harlem; Charles O Porter, senador puertorriqueño y presidente de la Asociación de periodistas de ese país, Gabriel García Márquez, Jorge Ricardo Masetti, y el uruguayo Carlos María Gutiérrez, entre otros. Celia Sánchez actuó como coordinadora.

De Estados Unidos asistieron profesionales de la prensa de 20 ciudades. Enviaron representantes a Cuba de varios medios, entre ellos la Broadcasting Corporation, Baltimore Sun, Cincinnati Enquirer, Washington Daily News, Miami News de Estados Unidos, London Daily Mail, de Londres; Jours de France, de París; Nacional, Novedades y Excelsior, de México, y El Mundo y El Imparcial, de Puerto Rico.

El pueblo se reunió frente al Palacio Presidencial el 21 de enero para escuchar a su líder, que explicó con detalles la campaña que se realizaba contra la Revolución y la justeza de los juicios celebrados contra los esbirros de la dictadura de Fulgencio Batista.

Fidel, dirigiéndose a los periodistas presentes en la concentración, que reunió a más de un millón de cubanos, dijo: «Imaginad un jurado de un millón de hombres y mujeres de todas las clases sociales, de todas las creencias religiosas, de todas las ideas políticas… Y voy a hacer una pregunta a ese jurado: Los que estén de acuerdo con la justicia que se está aplicando, los que estén de acuerdo con que los esbirros sean fusilados, que levanten la mano».

La respuesta no se hizo esperar, un mar de manos se alzaron y Fidel expresó: «¡El jurado de un millón de cubanos de todas las ideas y de todas las clases sociales, ha votado!».

Otro momento trascendente del evento fue el encuentro que se prolongó varias horas, de Fidel con los periodistas extranjeros y cubanos en el salón Copa Room del Habana Riviera.

Con la Operación Verdad la Revolución triunfante libró una de sus grandes batallas contra la desinformación y la manipulación. No sería la última, pero sentó pauta, demostró una vez más la transparencia del proceso revolucionario, la fe en la verdad y en la fuerza de las ideas.

El Grupo de Trabajo de Internet para Cuba

La mayor parte de las operaciones mediáticas de la cia en América Latina durante los años 60 estuvieron dirigidas contra la Revolución Cubana y contra Fidel Castro. «No más Cubas» era una política concreta para la CIA.

¿Qué es lo que ha cambiado, en materia de manipulación de masas, desde la Operación Verdad para acá, desde los primeros planes de acción encubierta? ¿Qué ha cambiado desde las bastardas Radio y tv Martí?

Esencialmente dos cosas: la irrupción de internet y el avance de las nuevas tecnologías. Miles de materiales audiovisuales, libros, enciclopedias, sitios electrónicos realizan esta tarea sin descanso, emitiendo sus mensajes falsos.

Las fake news contra Cuba fabricadas y replicadas por las redes sociales y las populares y poderosas plataformas tecnológicas de la comunicación, son la vanguardia del ataque contra la Revolución, se encargan de inventar y reiterar mentiras, para destruir las defensas ideológicas y hacernos vulnerables.

El memorándum presidencial de seguridad nacional del 16 de junio de 2017 del Presidente Trump, «Fortalecimiento de la política de los ee. uu. hacia Cuba», para promover a través de internet «el flujo de información libre y sin regulaciones hacia Cuba y dentro de la Isla», resultó en la creación del Grupo de trabajo de internet para Cuba (gtic).

El mismo día que comenzó el acceso a internet en los móviles en Cuba, se implementaron las estrategias de «información» hechas públicas recientemente en los documentos presupuestarios para los años fiscales 2018 y 2019 de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión de EE.UU., donde se orienta usar cuentas cubanas de Facebook «nativas» y «sin marca» para difundir contenido creado por el Gobierno de ee. uu., sin informar a los usuarios cubanos de Facebook.

Uno de los objetivos a cumplir por la Task Force es promover a los llamados sitios «independientes» de la internet en Cuba, crear cuentas y perfiles falsos en diferentes redes sociales, entre ellos Twitter, para difundir contenido anticubano.

Más cubanos en las redes defendiendo la verdad

¿Cuál es la respuesta de la Revolución Cubana en los nuevos tiempos, ante los nuevos retos?
A pesar de las limitaciones financieras de nuestro país, y del bloqueo económico, financiero y tecnológico que el Gobierno de Estados Unidos mantiene contra Cuba, se continúa avanzando en la creación y fortalecimiento de la infraestructura tecnológica.

Cuba tiene disponibles más de 1 200 sitios públicos wifi y 670 salas de navegación en la red de redes, existen un millón 900 000 cuentas permanentes de navegación y casi tres millones de cuentas de correo nauta, la conexión desde las casas está disponible en
67 000 hogares, en 155 municipios de la Isla.
Hay importantes servicios para la población incorporados a la red, en materia de salud, educación y registros públicos, como el civil y las unidades notariales. Todas las universidades están conectadas por fibra óptica, permitiendo el acceso a internet del 90 % de los profesores y estudiantes de la enseñanza superior.(1)

Se desarrolla el Gobierno electrónico, que permitirá una mayor interacción de las instituciones del Gobierno con el pueblo y una mayor participación de este a través de los nuevos canales de comunicación que brindan las nuevas tecnologías.

La incorporación de la dirección del Gobierno revolucionario a las redes sociales, la participación activa en las mismas del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel, de los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, ministros y directivos de las instituciones estatales, junto al pueblo, llevando la verdad de Cuba al mundo, enfrentando la campaña de mentiras y tergiversaciones de la realidad, confiere una nueva dimensión a la batalla histórica que libra la Revolución por que la verdad prevalezca sobre el engaño y la manipulación.

Nuestra Operación Verdad, la de hoy, se gana con más cubanos participando en las redes sociales, con más revolucionarios defendiendo a Cuba, como lo hizo Fidel en enero de 1959, con la verdad.

(1) Informe del Ministerio de Comunicaciones a la ANPP, diciembre de 2018.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *