NOTAS DESTACADAS

Dan a conocer Premios del Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio

Para informar sobre el otorgamiento de los premios y menciones del Concurso 26 de Julio, correspondiente a la convocatoria que contempla los trabajos publicados entre el primero de junio de 2018  y el 31 de mayo de 2019, la Unión de Periodistas de Cuba celebró esta tarde del 28 de junio una conferencia de prensa en la sede de la organización, encuentro en el que estuvo presente la presidencia de la Upec.

El Presidente del jurado fue Pelayo Terry.

Editorial de la Mujer

Los galardones fueron entregados de acuerdo a las siguientes categorías: Editorial de la Mujer (trabajos que mejor reflejen la temática femenina), fotografía, periodismo digital, radio, televisión y prensa escrita.

Por la Editorial de la Mujer, el jurado estuvo conformado por Gladys Egües Cantero, Alina Carriera Martínez y Aurika Rubio García, como presidenta. Fueron recibidos 58 trabajos (televisión, radio y prensa escrita). En televisión, otorgó menciones a Abdiel Bermúdez Bermúdez, de Telecristal, Holguín, por la obra Pura mujer, y a Natacha Díaz Bardón, de Tunasvisión, por la obra Criterios compartidos. El Premio lo recibió Yuliet Pérez Calaña, de Islavisión, por la obra Y si…, que, con un hálito humorístico, trata las contradicciones que se manifiestan en el hogar en la asunción de roles tradicionales y estereotipados, que lastran la equidad de género.

En radio, la Editorial de la Mujer entregó menciones a María Elena Fernández Ruiz, de Radio Güines, Mayabeque, por Huellas de la violencia y a Lisandra Pérez Coto, de la Editora Girón, Matanzas, por el dossier Transgrediendo identidades. El premio fue para Yaimer  Mujica Pérez, de Radio Chambas, Ciego de Ávila, por la historia Aceptarse para ser feliz, testimonio de una mujer lesbiana que ha luchado durante toda su vida contra los prejuicios que permean nuestra sociedad en relación con la sexualidad no tradicional y su implicación en la cotidianidad.

Las menciones en Prensa escrita fueron para los periodistas de Juventud Rebelde Luis Hernández Serrano, por la obra Mi abuelo el desconocido y Yuniel Labacena Romero, por La rosa que Ho Chi Ming regaló a una cubana y para Pastor Batista Valdés, del periódico Invasor, Ciego de Ávila, por La muñequita negra de Gran Panel. El premio le correspondió a Ana María Rodíguez Cruz y Yuniel Labacena Romero, de Juventud Rebelde, por El reto de asumir un nuevo concepto. Este trabajo profundiza en el proyecto de la Carta magna cubana, en su artículo 68, y en la necesidad de romper estereotipos a partir de la reflexión de las contradicciones y polémicas para evitar todo tipo de discriminación.

Fotografía

El Jurado de Fotografía, integrado José Tito Meriño, Gilberto Rabasa y Marcelino Vázquez, examinó 31 trabajos.  En Foto de entrevista obtuvo el premio Dunia Álvarez, fotorreportera del diario Granma, por Entrevista a Herminia María Sánchez Quintana, por el manejo preciso de la técnica fotográfica, que logra ilustrar toda la personalidad y la intensidad de la entrevistada.

En la categoría Foto Informativa, el premio fue otorgado al fotorreportero de Cubadebate Ismael Francisco, por su trabajo Panamá va a seguir cerca de Cuba. El autor logra transmitir con esta imagen toda la carga informativa del momento del encuentro del presidente de Panamá con jóvenes cubanos. Abel Padrón, del periódico Trabajadores, obtuvo mención por su obra Jóvenes brasileños desfilan el 1ro. de mayo.

Hombres de Silencio, Juvenal Balán, del diario Granma ganó el premio en Fotorreportaje. Con una selección atinada de imágenes, el autor tuvo la capacidad de lograr un fotorreportaje bien estructurado con la visualidad e intencionalidad que requiere este género periodístico. La mención fue alcanzada por Ariel Cecilio, también de Granma, por su trabajo Imágenes esculpidas en Danza.

Al hacer sus valoraciones, el jurado insistió en cambiar los métodos de participación en Fotografía. Señaló que las imágenes impresas no cumplen con la calidad necesaria para ser consideradas. Propuso que sean enviadas solamente de manera digital a 300 dpi de resolución y el mayor tamaño disponible, acompañadas del link del sitio web donde fueron publicadas. De lo contrario, que sean enviadas las fotos originales en formato digital, acompañadas del PDF, o en su defecto, una muestra impresa.

Llamó la atención acerca de la búsqueda de nuevos y más efectivos métodos para promocionar este y otros concursos, de manera que aumente la participación de nuestros colegas y medios. “Es importante señalar que en muchos casos no se profundiza en los distintos lenguajes y detalles técnicos que requiere cada género. En el fotorreportaje, por ejemplo, se nota que la mayoría de los concursantes carece de las herramientas necesarias a la hora de construir una historia, con sus elementos técnicos bien definidos, en aras de lograr coherencia y objetividad en una narración visual. También el género Entrevista es confundido con el retrato.

Periodismo Digital

El Jurado de Periodismo Digital, integrado por Miguel Ernesto Gómez Masjuán, Yurisander Guevara Zaila y Pelayo Terry Cuervo, como presidente, analizó 59 trabajos y determinó los siguientes premios y menciones.

En Dossier Periodístico Hipermedial, la mención fue paraLiliet Barreto Hernández, del semanario Vanguardia, de Villa Clara, por el Dossier Hijo de América. Y el Premio lo obtuvo Oscar Figueredo Reinaldo, de Cubadebate, por la serie Cuba en Datos, dada la amplia utilización de fuentes, el correcto empleo de los recursos hipermediales, hipertextuales y multimediales, la pertinencia de los temas, la profundidad en la narrativa de las historias contadas y su relación con la agenda pública, y por aproximarse al uso del periodismo de datos, herramienta contemporánea innovadora dentro del mundo de la comunicación.

Las menciones en Géneros periodísticos multimediales fueron otorgadas aSayli Sosa Barceló, del semanario Invasor, por La verdad es que grietas no faltan y a Dianet Doimeadios Guerrero y Edilberto Carmona Tamayo por La ciencia no se dirige, se gestiona. El premio lo obtuvo Katia Siberia García, del semanario Invasor, por Del papel gaceta al mostrador: por la pertinencia del tema, la profundidad en el manejo de las fuentes, la excelente gestión de los recursos hipertextuales, multimediales y narrativos, la correcta construcción del discurso periodístico y la presentación del producto final de una forma amena y atractiva para el internauta.

En Blog personal,el premio fue para Yasel Toledo Garnache, por el blog Mira Joven Cuba, el cual contiene la serie Aniversario 150 de las guerras en Cuba, un compendio de entradas con reportes multimediales creados por el autor. Además de tener originalidad, el blog en conjunto es también un producto construido a partir del discurso en primera persona, estilo de este medio, que acerca a los visitantes a los temas tratados.

Amilcar Alejandro Acosta Calzado, del Portal Cubasí, obtuvo el premio al Mejor trabajo gráfico por la infografía Vida y obra de José Martí. El producto muestra la vida y obra de nuestro héroe nacional sintetizada a partir del empleo del recurso gráfico propio de una infografía que resulta amena, instructiva y de fácil comprensión.

El premio en la categoría de Mejor cobertura en redes sociales lo ganó el colectivo de autores de Cubadebate, integrado por Randy Alonso Falcón, Dianet Doimeadios, Oscar Figueredo Reinaldo, Ismael Francisco, María del Carmen Ramón, Sergio Alejandro Gómez Gallo, Darío Gabriel Sánchez, José Raúl Concepción e Irene Pérez, por la Cobertura del paso del tornado por La Habana el 27 de enero de 2019.

Este producto periodístico nació en las redes sociales y luego tuvo su correlato en el medio. Las redes digitales se convirtieron en un vehículo de transmisión de información exclusivo durante más de 12 horas, ante la imposibilidad técnica de acceso al sitio de Cubadebate. Las métricas del alcance de esta cobertura muestran el gran impacto alcanzado, la cual cuenta además con elementos multimediales de gran valor como fotos y videos.

La mención en Mejor cobertura en redes sociales fue para Yuniel Labacena Romero, de Juventud Rebelde por su Cobertura a la salida de Brasil de los médicos cubanos que participaban del programa Mais Médicos.

El jurado en esta categoría al evaluar el proceso hizo constar que en esta edición se registró un aumento de la calidad en los trabajos presentados, con un mejor uso de los recursos hipermediales propios de esta disciplina del periodismo, también se percibió una mayor diversidad de participantes en cuanto a los medios que enviaron muestras al concurso. Asimismo exhortó a que esta participación siga incrementándose a partir de las múltiples propuestas de contenidos que hoy están en el escenario digital cubano. Sugirió que todos los materiales premiados sean recopilados y socializados en las universidades del país, así como que tengan una mayor divulgación en el sitio web de Cubaperiodistas.

Radio

En la categoría de Periodismo radial, el jurado estuvo integrado por Demetrio Villaurrutia Zulueta, Alberto Ajón León y Ana Teresa Badia Valdés. El número de productos recibidos —estimó— se caracterizaron por su variedad, nivel de realización y abordaje de temas protagónicos de la realidad nacional cubana. Destacó también la alta participación y calidad de los trabajos de los profesionales de las provincias Sancti Spíritus, Villa Clara y Pinar del Río, tendencia que está en correspondencia con los resultados y la consolidación del medio en esos territorios.

De acuerdo con estos criterios, otorgó el premio en Radio documental a Dayron Pérez Urbano, por Las parrandas de la Humanidad, de la emisora CMHW, de Villa Clara. El autor recrea el surgimiento y desarrollo de las parrandas de la región central de Cuba, declaradas en 2018 Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO, desde una estética radiofónica acorde con los nuevos tiempos de comunicación. Por  la riqueza de los testimonios aportados y su realización dramatúrgica.

En Programas informativos, obtuvo el premio Lisandra Gómez, por Noticiero Al día de Sancti Spíritus, dada la variedad de fuentes utilizadas, la realización radiofónica del espacio, la estructuración y jerarquización noticiosa, y por el acercamiento a temas sensibles de la población espirituana. Y Elsa Ramos fue premiada por la entrevista al pelotero Roberto Hernández Navarro. El trabajo confirma —argumenta el jurado—que ningún tema es tabú cuando de profesionalismo, agudeza periodística, y visión humanista se trata. Hernández salió de Cuba enfocado hacia las Grandes Ligas de Estados Unidos y tras lograr un contrato de 320 mil dólares con un equipo de la nación norteña, regresó a su tierra natal.

Tras la huella de un carbonero, de Noemí Balmaseda, ganó el premio de Testimonio. El trabajo resalta la vida de un carbonero que por más de 20 años labora en el Cabo de San Antonio, mediante la historia de su vida, apoyada en recursos sonoros del medio que la autora sabe manejar en función de despertar las emociones en las audiencias.

En Información Elsa Ramos obtuvo el lauro por la noticia Detenido el asesino del patinódromo de Sancti Spíritus. Por la inmediatez y la sagacidad para abordar el tema de un asesinato por robo con violencia. Se utilizan fuentes policiales, junto a una contextualizada información acerca del asesinato de un ciudadano, que se aleja del sensacionalismo e invita a la reflexión colectiva en torno a un problema social.  

La categoría Crónica quedó desierta y en Reportaje fue premiadoAbel Falcón, por Ladrones de Agua, de la emisora CMHW, de Villa Clara. Es una temática de seguimiento por parte del autor quien se traslada al lugar de los hechos donde se producen instalaciones clandestinas de agua en detrimento de la población. Se utiliza la variedad de fuentes que el periodista contrasta in situ. Se constata una buena realización sonora, enriquecida con el ambiente original del lugar donde ocurren los hechos.

En Comentario, Enrique Ojito y Arelis García, alcanzaron el premio por Corrupción, lobo al acecho, parte de una serie de trabajos que enfatizan en la necesidad de la aplicación de  acciones de  control, en la importancia  de  la  prevención,  y en lo oportuno de una labor que debe ser coordinada por entes gubernamentales supervisores en el enfrentamiento a las manifestaciones delictivas relacionadas con la corrupción. Los autores realizan una oportuna alerta sobre un fenómeno que en la actualidad causa millonarias pérdidas a la economía cubana y hacen un manejo óptimo de los preceptos  teóricos del comentario como género periodístico.

Televisión

El Jurado de la Categoría de Televisión y video del Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio, integrado por Milton Díaz Cánter, Amada Montano y Diana Rosa Schlachter, como presidenta, analizó 73  trabajos.

En Entrevista otorgó menciones a La Fortuna, de Gianni López Brito, de Tunas Visión, y a La vaca, Loraine y su marido machista, de Marel González, de Telecristal,  Holguín. El premio fue para En persona: el  Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, de Arleen Rodríguez Derivet, de la Mesa Redonda Informativa. Con hábil conducción, la periodista logra que el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez revele, por primera vez a la televisión cubana,  hechos inéditos de la historia nacional. A la vez, en más de una hora de diálogo ameno y fluido, el protagonista muestra detalles de su sensibilidad humana. La entrevista demuestra exhaustiva investigación previa que aporta intencionalidad al cuestionario y permite a la periodista hurgar de manera profunda en la personalidad de una de las figuras más relevantes del proceso revolucionario cubano.

Acompañarte, de Gianni López Brito, de Tunas Visión, Las Tunas, obtuvo el premio en Crónica: por la habilidad del periodista para crear un relato audiovisual muy original en el contexto periodístico cubano. Destaca el empleo de los recursos audiovisuales de manera equilibrada y certera para lograr una denuncia social no habitual en el género. La crónica logra la emoción sin forzarla porque su dramaturgia es muy efectiva.

En Información, las menciones fueron para Recuperación de hidrocarburos en la Bahía de Cienfuegos, de Ismary Barcia, de la corresponsalía en Cienfuegos del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Y el premio lo obtuvo La Habana después del Tornado, de Yosley Carrero, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, por la excelente factura de una información ampliada que registra con precisión las memorias de quienes vivieron un evento meteorológico inusual en la capital cubana. Actualidad, pertinencia, presencia del reportero en el lugar  y valor noticia se unen a una realización dinámica, con la cámara como otro protagonista del hecho que registra.

Las menciones en Reportaje las obtuvieron Serie dedicada a los 500 años de La Habana, de Indira Román, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.  Y el premio para Testigo ocular, de Ismary Barcia, de la corresponsalía  en Cienfuegos del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Por el seguimiento de un hecho actual de extraordinaria sensibilidad para los cienfuegueros pero que trasciende las fronteras de ese territorio. Destaca la interpretación de los hechos con un lenguaje sencillo, directo y la capacidad de articulación de una historia de trascendencia social. Además, pone a dialogar a las partes implicadas con marcada intencionalidad y a la vez, explora posibles soluciones como muestra de periodismo ciudadano

En Comentario el premio fue para Con el civismo por el suelo, de Abdiel Bermúdez, de TeleCristal, Holguín. El periodista, con su potencial comunicativo y carisma resulta muy creíble en los análisis que aporta sobre la indisciplina social. Oportuno y sensible, este comentario sobresale por el aprovechamiento creativo de los recursos audiovisuales. La profundidad en la reflexión se articula a partir de una efectiva dramaturgia que desde el primer momento capta la atención del espectador y convoca a la introspección sobre nuestra conducta social.

 La última enfermera del Moncada, de Anolvis Fernando Cuscó Tarradel, de Teleturquino, Santiago de Cuba, fue el premio en Testimonio. El periodista saca a la luz revelaciones inéditas de una protagonista de los sucesos del Moncada, desconocida hasta el momento. Este audiovisual resulta atractivo también por la calidad de la fotografía, la utilización de recursos gráficos y sonoros, así como por el montaje que aporta dinamismo y contemporaneidad al relato.

En Fotografía en Televisión, el premio lo obtuvo Derrame de petróleo en la Bahía de Matanzas, de Lino Aurelio García, de TV Yumurí. Por el rol protagónico de las imágenes como testigos de un suceso de impacto social y ambiental. Los encuadres certeros, la precisión en los puntos de vista y la  intencionalidad de cada toma hacen de la fotografía una contundente denuncia de un hecho que conmocionó a los matanceros.

Camilo aquí está el Che, de Dayron Chang Arraz, de Teleturquino, Santiago de Cuba, fue el documental premiado. Por la manera novedosa en la que el periodista logra acercarse a un tema histórico, a partir de los atractivos de un montaje moderno y dinámico. La obra destaca por los testimonios que el realizador fue capaz de integrar en un trabajo seriado que mantiene en cada capítulo la atención del espectador. Excelente fotografía, uso creativo de la gráfica y certera dramaturgia aportan al relato credibilidad y eficacia comunicativa.

En Programas informativos, la mención fue para Mundo económico, de: Maricela Recaséns, de Canal Caribe, y el Premio para Dominio Cuba en TV, de Adrián Migueles, Darío Gabriel Sánchez, Kalia María Venereo, Beatriz Pérez Alonso, Aldo Alejandro Cruces, Ary Vincench y Rosa Miriam Elizalde, de la Unión de Periodistas de Cuba, y que trasmite el Canal Caribe.

Por la factura, la exquisitez en la presentación de los contenidos y su presencia en diferentes plataformas, argumenta el jurado. Dominio Cuba en TV destaca por el uso impactante de elementos infográficos, recursos de las nuevas tendencias del lenguaje audiovisual y un énfasis en el llamado periodismo de contexto. El programa es un modelo al que necesariamente hay que mirar para la construcción de un periodismo audiovisual en Cuba atemperado a los más actuales escenarios  comunicativos.

Al dar una valoración sobre la presente edición del Concurso, el jurado significó la calidad de los trabajos presentados: obras muy originales, con excelencia en la realización y que abordan temas de impacto económico, social e histórico. Señalan el camino que debe seguir la prensa cubana, a fin de responder a las necesidades informativas de su público y de generar una transformación de aquellos problemas que laceran a nuestra sociedad.

Destacó asimismo la factura de programas de los telecentros, así como la presentación de reportajes, informaciones y crónicas como géneros con mayor presencia en el certamen, contrario a lo sucedido con los comentarios y documentales. Para futuras ediciones —añadió— se debe enfatizar en la participación de realizadores que estén al frente de programas informativos y también velar por que la categoría de Fotografía de Televisión esté más representada.

Prensa Escrita

El Jurado de Prensa Escrita, integrado por Karina Marrón González, Caridad Carro Bello, Roger Ricardo Luis, Víctor Joaquín Ortega, Ciro Bianchi Ross, Flor de Paz de Lázaro, Edda Diz Garcés, Iramis Alonso Porro y Pelayo Terry Cuervo, como presidente, analizó más de 200 trabajos.

Las ilegalidades en venta, de Enrique Ojito, del semanario Escambray, de Sancti Spíritus, obtuvo la mención en Información. El premio correspondió a Ortelio González Martínez, corresponsal del diario Granma en Ciego de Ávila por Incumplen plazo de la obra estratégica para aprovechamiento del Canal Zaza-Ciego.

Se trata de una nota informativa que respeta la estructura tradicional del género, con lo cual logra, desde el mismo título, exponer el asunto noticioso y develar la importancia del tema tratado. Asimismo, hace un recuento noticioso que brinda elementos significativos del incumplimiento y acude a varias fuentes de información para construir su mensaje. Por añadidura, el hecho narrado no es de frecuente aparición en nuestros medios públicos.

En relación a las notas informativas, el jurado manifestó su preocupación por la ausencia en el concurso de trabajos del género de las dos agencias de prensa cubanas. Por demás, llama la atención que es un género poco asiduo en los concursos y mal tratado técnicamente.

El hombre y la abeja, de José Llamos Camejo, periódico Venceremos, Guantánamo, y Una cerca al potrero de Don Pío, de Mary Luz Borrego, periódico Escambray, Sancti Spíritus, fueron las menciones en entrevista. El premio lo obtuvo Katia Siberia García, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, por “Yo soy María”. Desde el título, breve y sugerente, el texto llama la atención del lector. Denota dominio del género. Con lenguaje fluido y sencillo, trata un tema controvertido, de mucha actualidad y sensibilidad humana: la vida de un transgénero, con quien establece un diálogo intimista, que transcurre con breves intervenciones de la periodista, la cual, más que preguntar, sugiere mediante frases que luego completa la persona entrevistada a manera de respuesta. Por momentos emociona o hace sonreír.

En la entrevista, el jurado destaca la representatividad de medios de todo el país (13 en total), de donde se recibieron 32 trabajos, la mayoría de ellos con calidad en la redacción, en los títulos y buena selección de temas y personajes, aunque se añora más creatividad en el discurso narrativo y más experimentación en el lenguaje, ritmos y formas de contar.

Cinco capítulos con Cepeda, de Joel García León, del periódico Trabajadores, mereció la mención en Testimonio. El premio lo alcanzó Luis Raúl Vázquez Muñoz, corresponsal en Ciego de Ávila de Juventud Rebelde, por El camino de la jungla. Con una alta factura y un magnífico nivel narrativo, consigue mantener el interés del lector hasta el final por una de las más bellas y delicadas acciones solidarias de los cubanos en Viet Nam, donde resalta especialmente la visita de Fidel a ese hermano país.

El jurado valoró que resulta lamentable la presentación de solo nueve trabajos, así como la baja calidad de los títulos y del nivel de elaboración de la muestra.

Puercos jíbaros, de Katia Siberia García, publicado en el periódico Invasor, de Ciego de Ávila, fue mención en Reportaje. El premio lo obtuvo SNET: La red de La Habana,presentado por Darío Alejandro Paulino Escobar, de la revista Somos Jóvenes de la Editora Abril. Este reportaje en tres partes, refleja con profundidad investigativa y diversidad de fuentes los pormenores del funcionamiento de SNET, sus pilares tecnológicos, áreas de cobertura, quiénes son sus administradores, cómo funciona internamente el negocio y las contradicciones existentes entre los jefes, quiénes son los usuarios, así como las desventajas de ETECSA como proveedor oficial del acceso a Internet.

El jurado analizó un total de 57 reportajes de distintos medios nacionales y provinciales. Los trabajos en concurso reflejaron importantes temas de carácter nacional y local, como: salario, producciones de materiales de la construcción, la calidad de las obras constructivas, la indisciplina social, la corrupción, desaprovechamiento industrial de las cosechas agrícolas, entre otros. En este año los materiales contaron con un alto nivel investigativo, amplio uso de fuentes de información, originalidad y calidad periodística.

En Comentario la mención fue para La capacidad de sentir, de Saimi Reyes Carmona, de la revista Somos Jóvenes de la Editora Abril, y el Premio para Katia Siberia García, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, por Homicidos, el peligro antes, durante y después, que aborda con profundidad, argumentos, y una escritura directa, clara y alta calidad técnica el alarmante crecimiento de los homicidios en Cuba y el mundo.

Parir en Pinar del Río, de Jesús Arencibia, publicado en la revista Somos Jóvenes, y Dejen el Morro encendido, de Susana Gómez Bugallo, publicado en la revista Alma Mater, son las menciones en Crónica.  El Premio lo obtuvo Mayra García Cardentey, de la revista Alma Mater de la Editora Abril, por 16 minutos, dedicada al paso del tornado por La Habana, la noche del 27 de enero pasado. La autora expone mediante breves historias el dramatismo de los hechos, los cuales se proyectan mediante una discursividad estremecedora y vigorosa, a partir de un estilo donde el relato se expresa desde un lenguaje sencillo, la palabra justa, el verbo preciso y el adjetivo oportuno, en oraciones breves, cortantes y el uso de una puntuación que pone al lector en el vértigo mismo del fenómeno atmosférico centro de la crónica.

En Artículo, mención para ¿La era de la posverdad o de la multiplicación de las mismas mentiras”, de Randy Alonso Falcón, Cubadebate, y el Premio para Enrique Ojito Linares, por Malversar… hasta un día. Un tema de mucha actualidad y prioridad para el país, que el periodista desarrolla con soltura. Utiliza un lenguaje claro, asequible a cualquier lector, sin dejar de emplear los términos legales para caracterizar manifestaciones de este delito en los casos específicos citados, a partir de los cuales hace análisis críticos, con atinadas opiniones y recomendaciones y una conclusión que constituye una alerta: este es un fenómeno evitable, que depende de la voluntad humana, y cuya trascendencia va más allá de lo económico, en tanto tiene un costo social, moral y familiar.

En este género el jurado valora que hubo una buena representatividad de medios, pero aún está en desventaja con respecto a otros en cuanto a la hondura de la elaboración y la selección temática. Debería estar más presente en la prensa cubana y, por tanto, en el concurso.

10 thoughts on “Dan a conocer Premios del Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio

  1. Felicidades a los premiados. Aclaración: Las ilegalidades en venta, de Enrique Ojito, del semanario Escambray, en realidad es de Sancti Spíritus, no de Villa Clara

    1. Pretendía hacer la misma observación: Escambray es el periódico la la provincia de Sancti Spiritus.
      Felicidades a todos los premiados, y en particular a Katia Siberia y Enrique Ojito por los múltiples galardones.

  2. Felicicidades a todos los colegas premiados, ejemplos todos de profesionalismo, ética y entrega a la labor. Solo aclarar que el Semanario Escambray es de Sancti Spiritus. El periódico villaclareño es Vanguardia. Gracias y reitero las felicitaciones.

  3. Felicidades a todos mis colegas premiados. Solo aclarar que el periódico Escambray es de Sancti Spíritus y no de Villa Clara. El de Villa Clara es Vanguardia.

  4. Saludos desde Ciego de Ávila, felicidades a los premiados. En el caso del premio en radio de Editorial de la Mujer, el nombre del periodista es Yaimer y no Yaimel como salió publicado. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *