NOTICIA TITULAR CUBAPERIODISTAS NOTICIAS SUGERIDAS

Radio Varadero / Cuando Regla fue excepción

A Regla Llorente Querol, periodista y directora de Radio Varadero, le tocó anunciar la evacuación inmediata de la península de Hicacos, ante el peligro del huracán Irma

Son las cuatro de la tarde del sábado nueve de septiembre. Regla Llorente, directora de Radio Varadero, mantiene un contacto telefónico en vivo con Radio 26, la emisora provincial de Matanzas. Por intermedio de un colega que se ha podido comunicar con el puesto de mando del Consejo de Defensa sabe que hay que evacuar de inmediato a la población de la península de Hicacos, ante el peligro de inundaciones.

“No recuerdo bien, sé que le dije: a mí me da pena pero tengo que dejarlos, tengo un pueblo al cual informar. Automáticamente le indiqué al operador de sonido que preparara todo para transmitir”.

En su voz, antes segura y mesurada, se presiente preocupación y angustia. “Sin pensarlo solo atiné a decir: ¡Atención, por favor!, a todos los habitantes de Varadero, deben abandonar la península, ¡no hay otra opción! Que no cunda el pánico, pasarán transportes por los barrios para recogernos, tenemos que salir. Irma es más de lo que imaginamos.”

Después de tantos vendavales en la vida la periodista supo administrar el miedo, se lo guardó para sí y les transmitió calma a sus fieles oyentes. “La gente empezó a llamar. Entonces yo recuperé la calma habitual. Les expliqué que no había problemas, que teníamos tiempo para evacuar. Era necesario desprenderse de todo, salir de allí y protegerse”.

“A propósito de la radio, el pueblo cubano necesita equipos de radios con vergüenza que en momentos como estos le sirvan para estar informado.”

Radio Varadero informaba desde temprano a los pobladores del balneario. En un local de ETECSA, la periodista-directora y un operador enfrentaron el reto de contribuir a preservar lo más importante que tiene un ser humano: su vida.

Regla Llorente, con parte del colectivo de la emisora municipal Radio Varadero

“Nosotros supuestamente estábamos muy preparados para enfrentar cualquiera de los fenómenos que aparecieran, ya teníamos la experiencia de todo lo que había pasado en el Caribe, pero la vida es más rica de lo que uno planea.

“Aunque todo salió bien, para la próxima debemos trabajar mejor. Pensamos que iba a fluir la comunicación con los oyentes, la información de última hora con la población, pensamos en un sistema de Internet, de avisos, contactos directos con el puesto de mando. Nada de eso existió.

“Solo la colaboración de personas que tuvieron a bien, sobre todo los compañeros de ETECSA, apoyarnos en todo momento. Ellos nos imprimieron los partes 28 y 29 del Instituto de Meteorología y eso fue lo que tuvimos, además de la experiencia de lo que estábamos viviendo, de lo que sentíamos y así lo compartimos con los oyentes de Varadero, las cercanías y de Matanzas.

“Curiosamente, aunque es una práctica habitual del sistema de la radio cubana, llegamos a los oyentes de toda Cuba porque la mayoría de las emisoras del país, desde Guantánamo hasta La Habana, establecieron contacto con nosotros cuando se supo que la península de Hicacos sufriría directamente los embates del huracán.”

Testigo y reportera de todos los fenómenos meteorológicos que han afectado al país durante sus 31 años como periodista de la radio, en ningún momento Regla dejó de informar a la población, a pesar de que ella misma y la casa de toda su vida peligraban. “En mi casa solo dejé a buen resguardo una caja donde guardo fotografías de mi familia y amigos, porque esa es mi historia.”

A la escuela Renato Guitart, de Santa Marta, llegó en horas del atardecer. “Allí recibimos un tratamiento especial por parte de un claustro de profesores, encabezado por su directora Carmen Casanova. Eran gente revolucionaria, responsable, profesional y con un alto sentido de pertenencia. Ellos desde el viernes por la mañana dejaron a sus familias y se pusieron en función de las 530 personas evacuadas.

“Fue muy gracioso porque Varadero es un pueblo pequeño, pero la vecindad ha crecido y hay mucha gente nueva. Pero siempre hay alguien que dice ¡Eh!, te estábamos oyendo. De ahí se corre la bola: ¡ah!, es ella. Esas cosas que son tan comunes pero que a mí, en lo personal, me da pena. Ahí te encuentras al médico, al profesor, a la maestra martiana y quisieras dejar constancia de los testimonios de personas tan valiosas.”

En el centro de evacuación muchos animales acompañaron a sus dueños. “En la guagua donde nos íbamos empezamos a reírnos porque aquello parecía el arca de Noé. Allí había disciplinadamente más de 50 perros desde un rottweiler grandísimo,  como 50 entre chihuahuas y perritos criollos, dos jaulas de cotorras, una jaula preciosa con unos pájaros increíbles.

“Todo el mundo estaba en función de proteger su vida pero también a sus mascotas. Son momentos bonitos también porque las personas que quieren a un animal tienen capacidad amplia para querer también a los demás.”

La emisora Radio Varadero sigue ausente de su frecuencia habitual: la 98.1 de la FM. A pesar de su cercanía con el mar y su deplorable estado constructivo, el actual inmueble que ocupa la planta radial no sufrió daños. Increíblemente. Tampoco el nuevo local que ya se acondiciona.

“Los compañeros de la Cooperativa No Agropecuaria Sancof adoptaron las medidas necesarias para que no ocurriera nada y no se rompió ni un cristal. Todo conspira para que Radio Varadero siga su paso. Yo pienso que es cuestión de tiempo terminar los detalles que faltan, y de que entre el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) instalando el equipamiento, ubicando el mobiliario destinado a la emisora.

“Cuando ocurra eso abrirá la nueva sede de Radio Varadero porque el deseo de hacer está, los profesionales aunque sean pocos, también están. Nadie calcula la situación de la emisora hoy; sin embargo, lo que la gente recibe es alegría.”

Incluso en los momentos de mayores preocupaciones Regla no se intimida ante los desafíos. Para ella el futuro está en manos de los jóvenes periodistas. Irma no fue más que una confirmación de su confianza.

“Lo cotidiano a uno le pasa sin mayores repercusiones, pero cuando tú estás en una contingencia como esa, que escuchas a los muchachos en pleno ciclón, los jóvenes de toda Cuba en función del huracán, comandados por los mayores, entonces dices SÍ hay periodismo, y periodismo de riesgo, porque no necesariamente tienes que ir a una guerra para hacer periodismo de riesgo.

“Y los veo con esa disposición y profesionalidad. Si se equivocan no importa, esta es la edad de equivocarse. Nosotros somos adultos y nos equivocamos. Pero fluye la información que es lo que hace falta.”

Regla Llorente está hoy entre los miles de cubanos damnificados por la traviesa Irma, como ella misma calificara al huracán. Un flamboyán aún permanece sobre la placa de su vivienda. Pero Irma no es rival para Regla… “ni Irma, ni nadie. Reglita es biznieta de un mambí cubano e hija de mi padre que todo el tiempo decía guapo y faja´o, con esa mesura que lo caracterizaba. Yo no tengo tanta calma como él pero soy su hija, guapa y fajá todo el tiempo.”

Por Yirmara Torrres Hernández y Jessica Mesa Duarte / Cubaperiodistas

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

One thought on “Radio Varadero / Cuando Regla fue excepción

  1. Regla es de los perioditas de verdad. Ella sabe echar pie en tierra y obviar los problemas personales. !!!!!Felicidades a la amiga Regla Llorente!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *