INTERNACIONAL

Sebastiana, ¡ha llegado!

Un regalo magnífico recibí durante la misión como profesor de periodismo deportivo en Bolivia. Uno de mis alumnos, Miguel Coro, me obsequió la obra narrativa Socavones de Angustia. A Miguel le dedico estas líneas surgidas después de leerla.»»