COLUMNISTAS

Las dos manos por el panfleto

Levanto las dos manos por el panfleto. Y las alzo por una razón: el panfleto no puede ser el término peyorativo, hiriente, que se endilga a todo texto que defiende una causa, un proyecto, una condición, escrito con palabras claras, asequibles, democráticas, incluso apasionadas. Más bien ese texto puede ser »

La noticia

El 2 de enero de 1984, Lázaro está sentado en una oficina con dos oficiales, en el Ministerio de las Fuerzas Armadas. Tiene 32 años y camisa y espejuelos de armadura cuadrada sobre el bigote. No habla, todavía. Los dos oficiales están sentados frente a él. Una mesa de por »