Asamblea de balance de la Upec en Sancti Spíritus.

La aprobación de la política de comunicación del Estado y el Gobierno crea las bases para comenzar a transformar el sistema de medios públicos del país en correspondencia con lo que requiere el contexto nacional, según trascendió en la Asamblea Provincial de Balance de la Unión de Periodistas de Cuba en Sancti Spíritus, en la que se abogó por un mayor crecimiento profesional.

Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la organización, precisó que se necesita garantizar que los medios de la Revolución consoliden su ascendencia en el gusto de sus públicos, para lo que se demanda cambios tanto en la mentalidad de los periodistas y directivos de la prensa como en los del sistema institucional del país.

El máximo directivo de los periodistas cubanos aseguró que la Política de Comunicación aprobada en enero de 2018 constituye precisamente la plataforma sobre la cual se sostendrá la transformación del sistema de medios de la isla.

Por su parte la joven periodista Dayenis López expuso su agradecimiento por la calidad de los cursos impartidos en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí y, particularmente, en torno al periodismo económico, sobre el cual Ronquillo instó a los profesionales de la prensa a no hacerse eco siempre del triunfalismo de las cifras y del sobrecumplimiento de planes productivos, porque “nos estamos jugando la credibilidad”.

El reportero Cristóbal Álamo destacó que a lo largo de más de 20 años ningún presidente de los Estados Unidos puso en vigor el título III de la Ley Helms Burton, aprobado hace unos días, por lo que propuso a los colegas reunidos condenar la aplicación de ese apartado de dicha ley garrote.

También los reporteros espirituanos suscitaron el debate hacia temas como la necesidad de elevar las competencias profesionales, hacer un periodismo de más investigación y contraste de fuentes; apostar por el diálogo entre medios provinciales, así como la reestructuración de las redacciones en función de las actuales necesidades de la comunicación.

Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta de la Upec, llamo la atención sobre el significativo crecimiento que se registra en el país en los niveles de conexión a Internet mediante el servicio de datos en los móviles y destacó el papel del sector en la generación de contenidos en ese escenario.

Según informe presentado al foro, los nexos con la universidad en esta etapa de trabajo han propiciado en predios espirituanos acciones de superación, tales como la segunda Maestría en Ciencias de la Comunicación, y dos diplomados de reorientación hacia el Periodismo, el primero con 31 egresados, y el segundo, en marcha en este momento, con una matrícula superior a los 20 alumnos.

Sobresale en las proyecciones para el venidero período (hasta mediados del próximo año) la de enriquecer la superación profesional en correspondencia con las necesidades de cada medio, además de consolidar acciones relacionadas con la formación de periodistas y la atención a jóvenes profesionales.

Asimismo fue dado a conocer que el Código de Ética de la Upec fue enriquecido a partir de las propuestas de 190 delegaciones de base del país. El nuevo documento será sometido a aprobación el próximo 21 de junio durante el Pleno del Comité Nacional de la organización.

Participaron en el encuentro Deivy Pérez Martín, primera secretaria del Comité provincial del Partido, Teresita Romero Rodríguez, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, entre otros dirigentes del territorio, así como de la Unión de Periodistas en el país.

Roberto Pérez Jiménez, miembro del Buró Provincial del Partido, en las palabras finales de la Asamblea, señaló la urgencia de profundizar en la orientación vocacional de los estudiantes preuniversitarios hacia la carrera de periodismo y priorizar la atención a los jóvenes en formación para elevar los niveles de permanencia en los medios de prensa. (Yanela Pérez Rodríguez)

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.