Las normas para el empleo del plural son precisas: los sustantivos y adjetivos terminados en vocal átona forman el plural con -s: casas, estudiantes, taxis; al igual que aquellos que terminan en -e tónica: comités, cafés, carnés y chalés.

Si no van precedidos de otra consonante, los sustantivos y adjetivos terminados en -l, -r, -n, -d, -z, -j, forman el plural con -es: dóciles, colores, céspedes, relojes. Los extranjerismos que terminen en estas consonantes deben seguir esta misma regla: buldóceres, blúmeres y pulóveres —aunque está generalizado el uso de pulóvers—. Constituyen una excepción las palabras esdrújulas, que permanecen invariables en plural: los polisíndeton. Excepción de esta excepción es hipérbaton, cuyo plural es hipérbatos.

Sin embargo, hay especificidades que vale la pena recordar:

Los sustantivos abstractos encierran una idea de generalización que hace innecesario el plural. Por eso y aunque se ha puesto de moda hablar de educaciones, ello constituye un lamentable error gramatical. La mayoría de los abstractos no admite el plural nunca, entre ellos están honradez: cualidad de ser honrado y educación: acción y efecto de educar.
Algunos sustantivos que excepcionalmente lo admiten, cambian su significado. Por ejemplo, curiosidad: cualidad de ser curioso y curiosidades: cosas curiosas; horror: emoción y horrores: actos que motivan o provocan horror; instrucción: acción de instruir, caudal de conocimientos e instrucciones: indicaciones para hacer algo.

De igual modo, los sustantivos referidos a una ciencia, arte o profesión no admiten el plural: abogacía, medicina, anatomía, pintura. Algunos, como abogacía, nunca tienen plural, y otros, cuando se usan en ese número, cambian su significado: medicinas: medicamentos; pinturas: obras de arte, latas de pintura y hasta acuarelas
Los apellidos se consideran invariables y la marca de plural se indica en el artículo: los Pérez, los Rosales, los Álvarez; sin embargo, los nombres propios lo admiten con frecuencia: las Marías.
Por el contrario, existen sustantivos que solo se usan en plural: los Alpes, las Baleares, las Canarias. Otros, como las Antillas, admiten la referencia a una de estas islas: Cuba, la Antilla mayor.
En fin, un conjunto de normas sencillas y fáciles de asimilar.

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.