Organizaciones y comunicadores de Honduras exigieron el sábado último al Gobierno que levante el cerco mediático impuesto, no sólo a los medios, sino a sus propias agendas de trabajo, donde también se ha mostrado la mano gubernamental.

Los periodistas hondureños han sido uno de los bloques más movilizados de la sociedad al recriminar el control excesivo impuesto por las autoridades en los medios de comunicación donde se desempeñan.

Los manifestantes acusaron al Gobierno que preside Juan Orlando Hernández de utilizar la desinformación para debilitar la fuerza ciudadana del pueblo hondureño; y de paso, para defender la libertad de expresión.

La situación tiene lugar en momentos en que los comunicadores críticos del sistema han sido denostados mediante campañas en redes sociales, poniendo en riesgo su vida.

Por otra parte, los activistas de derechos humanos también han denunciado que, a través de los medios, se ha criminalizado la labor que realizan y comunicadores independientes se han visto relegados por los medios corporativos, por promover la autocensura para encubrir temas como la represión militar y persecución a opositores y periodistas.

Telesur /Foto: Honduras tierra libre