NOTICIAS DESTACADAS »

Roberto Chile, Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida

También se anunciaron los Premios Juan Gualberto Gómez 2019, por la obra del año

Yoandry Avila Guerra y Mario Miguel Rodríguez, estudiante de Periodismo

Al darse a conocer en conferencia de prensa en la Upec, los laureados con los Premios Nacionales de Periodismo José Martí y Juan Gualberto Gómez correspondientes a 2019, se informó que al destacado documentalista, camarógrafo y fotorreportero Roberto Chile Pérez le fue otorgado el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida.

Al destacado camarógrafo, fotorreportero y realizador de documentales Roberto Chile Pérez se le otorgó el Premio Nacional de Periodismo José Martí 2019, el más importante galardón que entrega la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) para reconocer una vida de entrega a la profesión.

“Un habanero que descubrió el mundo audiovisual y lo convirtió en la pasión de su vida en la Flota Cubana de Pesca.  Aprendió, desarrolló y enriqueció sus saberes con los maestros del ICAIC.

“Y los fue multiplicando en una obra prolífica y prolija que lo llevó por igual a las resquebrajadas laderas del Himalaya, al adolorido y latiente Haití, a las miradas agradecidas del Milagro venezolano, a mostrarnos la visión de vida en Tata Nganga y el caudal de música, colores y talentos del patrimonio cultural cubano que se refleja en casi un centenar de documentales”, expuso la presidenta del jurado del certamen, Juana Carrasco Martín, en la conferencia de prensa efectuada este 22 de febrero en la Upec Nacional.

La Presidenta del Jurado de los Premios Nacionales de Periodismo, Juana Carrasco Martín, informa en conferencia de prensa los resultados de la edición de este año. A su lado (izq.) Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Upec, y Jorge Legañoa Alonso, vicepresidente de la organización. (Foto: Yoandry Avila Guerra)

Nos preguntamos cómo ha podido hacer tanto y tan bueno, más allá del gran tema —abarcador, exigente, complejo y difícil—, que lo situó en el lugar preciso en que al lado de la gloria, supo interpretarlo a través de una obra histórica que trascenderá, además, por sus propios valores periodísticos como cronista y biógrafo comprometido, expresó Carrasco Martín.

Asimismo, destacó desde 1984 hasta 2006 sus pasos por y para la Revolución con mirada sensible, atenta, racional y apasionada para trasmitirnos esos mismos sentimientos y valores en imágenes tomadas en todas partes —«sin reparos y sin miedos»—, en momentos tensos y difíciles, en los de fructífera creatividad, y en los de júbilo y victoria.

“Lo mostró con maestría, grandeza expresiva, altísima calidad estética y mirada aguda, para poner al protagonista líder en el contexto arropador de un  pueblo constructor del acontecimiento y dejarlo incólume y siempre nuevo en la memoria audiovisual de la Nación cubana.

“Este hombre sencillo y  receptivo, modelado por la lealtad y el deber, de talento indiscutible, ojo avizor ante lo bello, lo inédito o lo auténtico, conocedor de sus oficios —camarógrafo, fotógrafo, guionista, realizador y editor— pone de su lado los elementos imprescindibles del buen hacer: dedicación, disciplina, estudio, investigación, compromiso; en resumen, el rigor y oficio del periodista”, destacó la también Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Estuvo junto a la Luz con fidelidad, no se quemó en ella, acentuó Carrasco Martín al hablar de la cercanía de Chile y el Comandante en Jefe Fidel Castro, durante las más de dos décadas en las que el colega premiado trabajó como camarógrafo, fotorreportero y realizador de audiovisuales en la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado.

El galardonado recibió la noticia en medio de una reunión de trabajo, a través de una llamada del presidente de la Upec, Ricardo Ronquillo Bello. Mientras sus colegas congregados en la Casa de la Prensa aplaudían y daban vivas, él, mediante teléfono en modo altavoz, confesó sentirse emocionado y con un nudo en la garganta.

En la ocasión también, se dieron a conocer los Premios Nacionales de Periodismo Juan Gualberto Gómez, lauros conferidos al mejor desempeño periodístico anual en las categorías de Prensa Escrita, Radio, Televisión, Gráfica e Hipermedia.

“Sin dudas, la gran cantidad de propuestas presentadas es una muestra del buen periodismo que se hace en Cuba. No quiere decir esto que todos los medios lo hagan pero, hablo de la mayoría. Hay en la actualidad un periodismo de vanguardia. Este es un homenaje entregado por la organización a la obra de meritoria de nuestros colegas”, compartió el vicepresidente de la Upec, Ariel Terrero Escalante.

La letra impresa

En Prensa Impresa, el lauro fue para la periodista Sayli Sosa Barceló, del periódico Invasor, de Ciego de Ávila, por constituir su trabajo una muestra elocuente del buen periodismo que nos urge, con el abordaje profundo y valiente de temas problémicos de la sociedad cubana y con un manejo versátil de los géneros periodísticos.

A nombre del jurado, el Premio Nacional de Periodismo José Martí, José Alejandro Rodríguez, destacó también el tratamiento atractivo de la reportera de un género tan ausente en la prensa cubana, y tan circunscrito a estilos cansinos y demasiados tradicionales, como lo es el editorial.

Asimismo, reconoció sus valores estilísticos donde resalta la visión sagaz y la gracia para abordar tópicos complejos, con propuestas atractivas y sugerentes; y la búsqueda acuciosa y el contraste de fuentes y datos que deben caracterizar el ejercicio profesional.

Al periodista Enrique Ojito Linares, del periódico espirituano Escambray, se le otorgó una mención.

En el éter radial

Por el poder de convencimiento de su obra, donde resalta la variedad temática y de género, el valor noticia, el interés social y el dominio del lenguaje radial y del resto de los recursos del medio, en la categoría radial el lauro fue para Elsa Ramos Ramírez, de Radio Sancti Spíritus.

El villaclareño Abel Falcón Curí, integrante del jurado, reconoció la habilidad y el rigor periodístico de la premiada a la hora de humanizar las historias de vida, contrastar fuentes y ejercer el periodismo de opinión e investigación en temas complejos y escabrosos del contexto nacional actual.

A la corresponsal de Radio Rebelde en Pinar del Río, Alina Cabrera Domínguez, se le concedió una mención por la integralidad de sus propuestas, bien defendidas en contenido y forma en cada historia de vida y situaciones problémicas, que abordó a través de los distintos géneros periodísticos.

Lo audiovisual

El periodista Lázaro Manuel Alonso, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, se alzó con el premio en Televisión por la repercusión de su trabajo, a través del abordaje de  problemáticas sociales de la mayor importancia para el país,  así como la eficiencia, agilidad y olfato periodístico desarrollados en la esfera reporteril.

La Premio Nacional de Periodismo José Martí, Irma Cáceres Pérez, en representación de quienes evaluaron las muestras en competencia,  destacó la versatilidad y adecuado uso de los diferentes géneros periodísticos; la participación en programas con variados perfiles y objetivos, tanto en estudio como en el escenario de los acontecimientos; así como el apoyo popular que ha recibido la obra del joven reportero, al tiempo que asume tareas de dirección periodística.

Mientras, al trabajo de Diana Valido Cernuda, también del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, se decidió reconocer con una mención por captar de primera mano el drama de la guerra en Siria, con la perspectiva de la narración periodística desde el lugar de los hechos; por la amplia variedad de fuentes y el valor testimonial e histórico de los relatos que cuenta y el apropiado uso del lenguaje audiovisual.

En las lides de la gráfica

 Al caricaturista del periódico Juventud Rebelde, Carlos Alejandro Falco Chang (Falco) se premió en este apartado.

“La obra de Falco posee un peculiar estilo, sus caricaturas e ilustraciones son realizadas en programas informáticos lo que le da una coherencia de estilo y adquiere una dimensión donde proyecta conexión con el cartel y el diseño Gráfico”, expuso Humberto Lázaro Miranda (Laz), miembro del jurado.

Laz resaltó la abarcadora impronta del laureado que incluye la mayoría de los géneros en la especialidad: humor general, ilustración, caricatura política y editorial.

“Se agregan a esa labor prolífica exposiciones personales e impartición de talleres con la temática del medio ambiente, en Estados Unidos; y la difusión de sus trabajos en varios órganos de prensa internacionales, entre ellos, el francés Courrier International”, subrayó.

Se decidió otorgar de manera excepcional una mención al fotorreportero José “Tito” Meriño, de la Agencia Prensa Latina, por conjugar en su trabajo del año múltiples temáticas de índole nacional e internacional, con un amplio registro periodístico en multiplicidad genérica, como exige una agencia de prensa.

Igualmente, por el dominio exquisito de la luz y de la composición que muestran el buen uso de las herramientas de la comunicación visual.

En el universo digital

En Hipermedia, el premio recayó en el tunero István Ojeda Bello, del Periódico 26. En representación del jurado, la subdirectora del diario Granma, Karina Marrón, destacó la calidad de la muestra presentada y la variedad de recursos multimedia utilizados, elaborados por el propio periodista.

“Todos de alta factura, ya sean fotografías, videos, audios o infografías; además, consideramos la profundidad en el abordaje de los asuntos tratados y el impacto social de los mismos; la diversidad de fuentes consultadas, el adecuado manejo del lenguaje y los géneros periodísticos, así como el uso de la investigación”, dijo.

La ceremonia de entrega del Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida y de los Premios Anuales Juan Gualberto Gómez, tendrá lugar en La Habana a inicios del próximo mes de marzo, como parte de las celebraciones del Día de la Prensa Cubana. 

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.