Agradecer, es una  palabra sencilla  en cualquiera de las formas de expresión  del  ser humano -nos relacionemos  bien, mejor o regular. Las vías comunicativas del hombre, siempre en movimiento, le permitieron expresar alegría o tristeza  y evolucionando se transformaron, aunque algunas permanezcan. Así fueron,   signos, lenguaje hablado, tinta, máquina de escribir, computadoras  o teléfonos inteligentes y móviles. Y, reitero, sí, porque  adonde vayan, nos acompañan y muy apretadamente a los de nuestra profesión, que mientras exista la luz de la conciencia, estaremos expresándonos cómo somos, cómo sentimos y qué de bueno tenemos aún para comunicar.

Agradecer, es objeto, también de esta pequeña nota por las varias horas compartiendo en la Casa de la Prensa de La Habana,  un grupo de profesionales, ya jubilados, pero ávidos por seguir expresándonos tanto en Facebook  como en  CUBAPERIODISTAS . Gracias a quienes en la segunda planta de esta casa continúan compartiendo y solicitando lo que  podamos aún entregar a  este, también nuestro CUBAPERIODISTAS   y,  aquí o allá –nos adentramos y avanzamos hacia lo que, con bastón, o sin él, con gafas o lentes más o menos gruesos, entregaremos.

Gracias, otra vez, estimadas colegas por convidar,  insertarnos ya, o continuar como muchos de nosotros, colaborando con CUBAPERIODISTAS.

Rosario Fernández/Delegación  Upec Grupo Asesor. La Habana