NOTICIAS DESTACADAS »

Luis Suárez, un amigo que regresa

Aurora Suárez, hija de antiguo Presidente de la Felap, dona a la Upec obras que recuerdan al querido colega. Entre remembranzas, ella, el presidente de Honor de la Upec, Tubal Páez, y la actual presidencia de la organización, compartieron anécdotas de quien fuera, en distintos periodos, secretario general y presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas.

Aurora Suárez, ilustre ceramista mexicana e hija del periodista Luis Suárez, muestra una de las obras donadas a la Upec donde aparece la figura de su padre, quien fuera presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) y gran amigo de Cuba  (Foto: Yoandry Avila Guerra)

Luis Suárez regresó este once de diciembre a la Unión de Periodistas de Cuba. No fue como su última visita a La Habana, antes de fallecer hace poco más de tres lustros, en el año 2003.

La escalera de mármol del vestíbulo de la casona del Vedado no sintió sus pasos, mientras el periodista –español de nacimiento y mexicano de corazón- apoyaba la mano derecha en la baranda de metal que la bordea, y ascendía escalón por escalón, hasta llegar a las oficinas de la presidencia de la Upec, en el segundo piso del inmueble, para saludar a sus amigos cubanos.

Luis Suárez regresó ayer a la Upec. Regresó su imagen en cuatro obras de arte, confeccionadas por su hija Aurora, reconocida ceramista de México, y donadas por ella a la organización que su padre tanto estimó. Regresó en efigie, sonriente, en barro y colores contrastantes. Volvió, porque en los sitios y con los amigos que hacen la vida feliz, de una forma u otra, uno siempre regresa.

En la sede de la Upec,  Aurora Suárez  junto al actual presidente de la organización, Ricardo Ronquillo Bello (al centro) y Tubal Páez Hernández, presidente de honor (Foto: YAG)

Entre remembranzas, Aurora Suárez, el presidente de Honor de la Upec, Tubal Páez, y la actual presidencia de la organización, compartieron anécdotas de quien fuera, en distintos periodos, secretario general y presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas.

Páez recordó al Luis Suárez luchador progresista, el más joven oficial de la causa republicana española; al sagaz periodista que tuvo a México como su patria adoptiva y base profesional, y al amigo que nunca dejó de cumplir la promesa de tener a la mano un chiste nuevo a modo de saludo.

Se rememoró al entrevistador de personalidades como Fidel Castro, el Che Guevara y Salvador Allende;  a quien afirmó en varias ocasiones: “La esencia del periodismo está en ser reportero”. Al hombre progresista que amó a Cuba, y ahora regresa, en cuatro obras de arte nacidas de manos amorosas, atesoradas por la Upec.