Crecen las desigualdades, no sólo en Latinoamérica. Y crece la xenofobia. La recesión económica va de un lado a otro, saltando fronteras. Miserias y migraciones desesperadas avanzan hacia alguna parte o hacia la nada misma. El cambio climático alcanza efectos devastadores donde ayer nomás los enormes incendios de bosques y ciudades, inundaciones y terremotos, eran “problemas de otros”.

La “democracia” sangra y se desangra (tango) y del Contrato Social de Rousseau y del Estado de Bienestar ya no quedan ni las migas, el capitalismo se come a sus más inocentes criaturas. Las ilusiones son lo que han sido toda la vida: hambre para hoy y para mañana, y toda alquimia politiquera, de esas que abundan, empeorará las cosas. Así en la tierra como en el cielo, mal que le pese al Papa.

¿Entonces?, Fidel:

“¿Por qué no nos atrevemos a decir que no puede haber democracia, libre opción ni libertad real en medio de espantosas desigualdades, ignorancia, analfabetismo total o funcional, ausencia de conocimientos y una falta asombrosa de cultura política, económica, científica y artística a las que sólo pueden acceder exiguas minorías, incluso dentro de los países desarrollados, inundado el mundo por un millón de millones de dólares de publicidad comercial y consumista, que envenena a las masas con ansias de sueños y deseos inaccesibles que conduce al despilfarro, la enajenación, y la destrucción implacable de las condiciones naturales de la vida humana?…”

“… ¿Qué conocen las masas de los complejos problemas económicos del mundo de hoy?  ¿Quién les enseñó lo que es el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la OMC y otras instituciones similares? ¿Quién les explicó las crisis económicas, sus causas, sus consecuencias? ¿Quién les dijo que ya el capitalismo, la libre empresa y la libre competencia apenas existen, y que 500 grandes empresas transnacionales controlan el 80 por ciento de la producción y el comercio mundiales?…”

“… ¿Por qué no se levanta un monumento vivo a la hermosa y profunda verdad contenida en el apotegma martiano ‘Ser culto es el único modo de ser libre’…”?

“…frente a las armas sofisticadas y destructoras con que quieren amedrentarnos y someternos a un orden económico y social mundial injusto, irracional e insostenible: sembrar ideas! sembrar ideas! sembrar ideas! ; sembrar conciencia! sembrar conciencia! sembrar conciencia!” (**)

(**) Párrafos del discurso del Comandante Fidel Castro en la clausura de la Conferencia Internacional “Por el equilibrio del mundo”. La Habana, Cuba, 29 de enero de 2003.