Esta fotografía del Comandante en Jefe Fidel Castro y del Presidente de Chile Salvador Allende la captamos en el Aeropuerto Internacional “José Martí” el jueves 14 de diciembre de 1972 alrededor de las siete de la mañana, cuando el mandatario chileno finalizaba su visita a Cuba y regresaba a su patria. Es un testimonio de la última vez que se abrazaron estos dos gigantes latinoamericanos.

Hace cuarenta y cinco años el presidente constitucional de Chile,  Salvador Allende Gossens y un puñado de valientes armados sólo de fusiles y pistolas se atrincheraron en el Palacio de la Moneda y durante cinco horas desafiaron el bombardeo de aviones, el cañoneo de los tanques y la fusilería de una soldadesca traidora, cómplice del golpe de Estado contra el gobierno de la Unidad Popular.

Disipado el humo de la desigual batalla encontraron al Presidente Allende muerto sosteniendo un fusil AK 47 aun humeante que le había obsequiado el Comandante en Jefe Fidel Castro y con el cual defendió con estoicismo la pureza de sus ideas, la lealtad a su pueblo y el honor de  la Patria.

En homenaje a su memoria presentamos algunas imágenes que recuerdan tres hechos importantes ocurridos durante el mandato de Allende los cuales fortalecieron la hermandad y los principios revolucionarios de los pueblos de Chile y Cuba: La reanudación de las relaciones diplomáticas entre Chile y Cuba, la visita del Comandante en Jefe Fidel Castro a Chile y la visita del mandatario andino a la isla caribeña.

El viaje de Fidel a Chile comenzó el 10 de noviembre de 1971 fue recibido por el Presidente Allende como lo muestra la foto de arriba a la izquierda, al centro la recepción que se le ofreció a Fidel en el Palacio de la Moneda reflejada en uno de los grandes espejos del salón principal, a la derecha Fidel en las minas de Lota vistiendo ropa de minero. Debajo a la izquierda uno de visitas a universidades chilenas y que corresponde al estadio Sokol d, al centro unae la Universidad de Chile, al centro el comandante en jefe observa el primer monumento al che que se levantó en el mundo y que estaba situado en la Comuna San Miguel de Santiago de Chile, (el monumento fue destruido por el ejército al día siguiente del golpe militar) de Pinochet). A la derecha Cientos de niños y niñas saludaban tambien la caravana de Fidel. Esta, en particular, me pidió que la retratara con la foto de Fidel en el corazón.
Arriba, de izquierda a derecha, el presidente Salvador Allende recibe el saludo de la delegación cubana presidida por el Dr. Carlos Rafael Rodriguez,  José Ramírez, presidente de la ANAP, y  Clodomiro Almeida, el canciller chileno observan la escena. Al centro, también arriba, una vista parcial del pueblo reunido en el Estadio Nacional escuchando la primera alocución del presidente Allende. A la derecha, un campesino chileno saluda al presidente durante un desfile en su honor. Debajo a la izquierda: firma de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Chile y Cuba, rotas por Chile el 11 de agosto de 1964 presionado por los Estados Unidos tras la derrota de Playa Girón. Preside la ceremonia Allende y firman el documento el Dr. Carlos Rafael por Cuba y Clodomiro Almeyda por Chile. A la derecha la casa del presidente Allende en Tomas Moro, donde se celebró la ceremonia.  Esta residencia también fue bombardeada por la aviación golpista el 11 de septiembre de 1973.
Arriba a la izquierda: A las 9 de la noche del 10 de diciembre de 1972 Fidel le da la bienvenida a Allende en el aeropuerto José Martí. A la derecha: Minutos más tarde el Presidente Allende, Fidel y el presidente cubano Osvaldo Dorticós suben a un jeep descapotado y saludan al pueblo que se ha congregado a ambos lados de la via que grita ¡Viva Allende!, ¡Viva chile! ¡Viva Fidel! ¡Allende, Allende, Cuba te defiende! Era la primera vez que Allende venia como Presidente de Chile, y era también la primera vez que La Habana recibía a un visitante de noche lo que permitió ver alguna calle poco iluminada alumbrada con faroles y antorchas. Abajo: a la Izquierda Una de las visitas que hizo Allende fue a la casa de su amigo el pintor Rene Portocarrero, éste le enseño sus últimas obras entre ellas una del Che que fue inspirada en el Diario del guerrillero en Bolivia., A la derecha: Acompañado por Fidel, el presidente Allende de saluda a los alumnos de la secundaria XIII Congreso Obrero con una bandera cubana en la mano.