Caminar, dialogar con la gente

Todavía estoy impactada por la visita del Presidente cubano Miguel Díaz Canel a Villa Clara, claro que quienes vivimos en esta provincia conocemos muy bien sus métodos de trabajo, su empeño por estar junto al pueblo y su batalla incesante por la cultura del detalle, pero esta visita del Consejo de Ministros durante dos días a la provincia demostró cuanto pueden hacer los dirigentes si ponen los oídos y los pies pegados a la tierra y palpan el latir del pueblo. La visita que contó también con la presencia del Primer Vicepresidente cubano Salvador Valdés Mesa, Ministros y Viceministros recorriendo más de 100 entidades, no dejó una sola insatisfacción de los villaclareños por analizar: las insuficiencias en la producción de alimentos, viandas y carne de cerdo y la necesidad de seguir garantizando este renglón estratégico para la propia seguridad del país, los problemas en el transporte público, las debilidades en las industrias en sentido general con algunas paralizadas o con producciones insuficientes, las serias críticas a la Industria láctea, que deberán tener un seguimiento responsable por quienes corresponde; y la necesidad de incrementar fondos exportables, las brechas en sectores tan sensibles como la educación y la salud, el abasto de agua, los focos rojos también en el servicio eléctrico, y las malas condiciones de las redes hidráulicas en el territorio, la compleja situación de la producción cañero azucarera. En fin, Díaz Canel ha demostrado que hay que tocar los problemas con las manos, revisar también las redes sociales y los sitios digitales como modo de comunicación en tiempos modernos para saber lo que piensa el pueblo, hay que caminar, dialogar con la gente, tal y como nos enseñó Fidel. El Gobierno de Cuba se mueve a favor de las demandas del pueblo, y aún se puede hacer más por este país, no me quedan dudas. Porque como dijo Fidel, “el genio está en las masas” y a ellas siempre habrá que acudir si queremos preservar el futuro de la nación.

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.