Radio Nuevitas en la memoria viva de Milagros

Por José Gilberto Valdés

«Felicidades Radio Nuevitas por su 79 aniversario» escribió en su muro de Facebook, una persona que considera a la emisora municipal camagüeyana como su segunda casa, prácticamente su vida. Milagros Manresa Rodríguez ha laborado más de cuatro décadas en ese colectivo, al cual llegó con 19 años de edad captada por los buenos resultados como corresponsal voluntario, una figura valiosa en una época del periodismo cubano revolucionario, por la carencia de personal.

Desde entonces llevó a cabo  vivencias reporteriles, desde los hechos sencillos, pero extraordinarios, hasta grandes acontecimientos. A la vez, amoldaba su profesionalidad con estudios por encuentros para trabajadores en la Universidad de Santiago de Cuba. En entrevista para “El Bayardo” recuerda a condiscípulos en la carrera de Periodismo, entre otros, a Enrique Atiénzar, Diosdada Sagarra y Ángel Pedro Rodríguez del periódico Adelante,  junto a Isaías Caparrós, de la AIN, y Aramís González, Radio Cadena Agramonte (los tres últimos fallecidos). Es que ella es así, los quiere a todos y es querida por todos.

“Varias generaciones de habitantes del municipio de Nuevitas nacieron y crecieron escuchando esta emisora local, la que a su vez ha ido nutriéndose de su pueblo, de su gente, de sus costumbres y tradiciones y resume en sí todo ese intercambio generacional desde finales de la década del 30 hasta la actualidad […]

Programas variados, musicales, espacios noticiosos, infantiles, juveniles y para la mujer y la familia colman el diseño de la programación de este medio de comunicación, puesto en función de divulgar todo lo que ocupa un lugar significativo en la vida de los nueviteros, cuenta además con una página Web que tiene 16 años, todas esas hojas escritas por los habitantes del municipio a lo largo de su historia y ya encuentra insertado en audio real a través de la www.radionuevitas.icrt.cu »

LA RADIO EN EL ENTORNO HISTORICO NUEVITERO

Milagros Manresa Rodríguez ha sido acreedora de la medalla Raúl Gómez García, del Micrófono de la Radio Cubana, el Sello Aniversario 90 de la Radio Cubana, de la Distinción La radio sentido de una vida, la medalla por los 50 años de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) y el Premio Provincial ¨Rolando Ramírez¨ de la organización social por la Obra de la Vida, junto a otros méritos que reconocen su profesionalidad.

Aunque se apunta como fecha fundacional el 1 de agosto de 1939, con las con las siglas CMJQ, Milagros afirma que desde mucho antes se hicieron sus “pininos” en la comunicación radial. Las investigaciones reportan que desde 1937 una familia, informalmente, operaba una planta de radio.

«El montaje de esta emisora local no contó con el apoyo del gobierno de la época. La mayor responsabilidad la asumió  Gaspar Estévez Pérez, quien comenzó las transmisiones en una situación difícil: él era el único que operaba la planta, con la ayuda de su amigo, Manuel Mestril. Tuvieron que negarse a las ideas monopolistas de las propietarios de la CMQ.» (sic)

El párrafo forma parte de un trabajo final para un diplomado de historia, en el cual la periodista apunta las posiciones de la emisora junto a las demandas de los pobladores de Nuevitas, constituida fundamentalmente por portuarios y pescadores. También se evidenció la solidaridad con el pueblo español durante la Guerra Civil.

Hace dos años que está jubilada, pero puede desatar los fuertes lazos  que la unen al grupo informativo. Aun continúa en cierta medida vinculada a la redacción radial, a la que aprecia las caras renovadas entre sus colegas, incluso con formación académica en la Universidad de Camagüey, atemperadas a nuevos tiempos. Piensa que debe ser transmisora de la consagración como reportera en todo momento y condiciones. Ahora enrumba por los caminos del periodismo digital y cada día siente la pasión al pulsar un teclado, grabar un audio.

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.