INTERNACIONAL »

Honduras: Policía sigue atacando a los periodistas que cubren manifestaciones

Más de 20 comunicadores sociales han denunciado que la policía les agrede cuando cubren manifestaciones

La agente que aparece en la foto a la izquierda es la que el periodista Ely Vallejo, con golpes en la foto de la derecha, es la que señala como una de las responsables de haberlo agredido. El ocultamiento de los nombres de los agentes que reprimen manifestaciones es una constante de impunidad en Honduras.

El Periodista Ely Vallejo, corresponsal del Canal 36 Cholusat Sur, fue agredido y golpeado a toletazos el 16 de agosto de 2018, en San Pedro Sula, Norte de Honduras, por un grupo de efectivos de la policía cuando daba cobertura a una manifestación de estudiantes de secundaria que protestaban en la calle por el alto incremento al transporte público.

El 25 de enero de este año Vallejo denunció que también fue víctima de agresión en el centro de la Ciudad de San Pedro Sula cuando cubría la toma de posesión de la Corporación Municipal, misma que coincidía con una manifestación por el día de la mujer hondureña.

De acuerdo con su relato, sin motivo alguno llegó un policía de apellido Martínez quien le dio de patadas, diciéndole ándate de aquí y se tocó el arma de reglamento en tono amenazante delante de muchos policías que se encontraban en el lugar.

Debido a las constantes amenazas y ataques por el ejercicio de la profesión, Vallejo tuvo que abandonar el país hace cuatro años. Hasta la fecha las mismas no han sido investigadas.

El relato de los hechos del 16 de agosto

Vallejo informó a pasosdeanimalgrande.com que cuando grababa a través de su móvil la cobertura noticiosa donde participaban estudiantes, aparentemente a efectivos de la policía no les gustó que los filmaran e impidieron la labor periodística que él realizaba en esos momentos.

Ante la obstrucción del trabajo de Vallejo este les dijo “no crean que por andar armas son los dioses de Honduras, no se les olvide que los impuestos que pagamos los hondureños ustedes se los comen, pues todos sabemos que así es”, a lo cual los agentes reaccionaron molestos evitando que siguiera grabando, procedieron a golpearle la cámara de video, acto que fue grabado por el mismo comunicador que de inmediato lo publicó en las redes sociales y Facebook.

En el video se ve cuando una mujer policía golpea el lente de la cámara y esta se apaga, acto seguido al menos seis funcionarios policiales lo rodearon y comenzaron a golpearlo con los toletes provocándole una serie de hematomas en diferentes partes del cuerpo, por lo que de inmediato se trasladó a una clínica particular para ser atendido ya que no aguantaba los dolores, según describió.

Hasta el momento de la redacción de esta nota no ha habido una investigación de oficio de los hechos por la Fiscalía de los Derechos Humanos ni por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, CONADEH.

Ataques y perdones

Desde el 27 de noviembre de 2017, en que se realizaron elecciones generales en Honduras, las protestas contra el fraude electoral se agudizaron, como respuesta el gobierno de Juan Orlando Hernández envió a los cuerpos represivos para contener la demanda ciudadana; más de 30 personas han sido asesinadas por la Policía Militar, militares de las Fuerzas Armadas y Policía Preventiva, según lo han denunciado organismos de derechos humanos.

En este contexto de violencia la prensa independiente ha sacado también la peor parte, más de 20 comunicadores sociales han denunciado que la policía les agrede cuando cubren manifestaciones.

Tal es el caso de Dassaev Aguilar, corresponsal de la cadena internacional HipanTV quien señaló que cuando documenta violaciones a los derechos humanos para sus reportajes, la policía le lanza bombas lacrimógenas contra su cuerpo porque ya lo tienen enfocado.

El 12 de enero de 2018 más de seis periodistas fueron golpeados en las cercanías de Casa Presidencial por la policía y el ejército cuando una masiva manifestación contra el fraude electoral demandaba que Hernández saliera de la presidencia porque su elección fue ilegal.

La denuncia fue interpuesta por los afectados ante el Ministerio Público, pero en el mes de julio les informaron que el expediente se había perdido, incrementando la inseguridad hacia sus vidas. César Silva y Rony Martínez fueron dos de los periodistas golpeados, ellos son parte del equipo de prensa del canal de televisión UNETV, medio de comunicación que tiene cerradas las fuentes informativas del gobierno debido a que no se acopla a la agenda oficial de Casa de Gobierno.

En otras ciudades del país más comunicadores sociales fueron encarcelados y golpeados por la policía, días después debido a las publicaciones de las agresiones y que el cuerpo represivo quedo en evidencia, jefes de los agresores de los periodistas llegaron con sus subalternos a pedir perdón a los comunicadores sociales que aún esperan justicia.

(www.pasosdeanimalgrande.com)

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.