Cobertura de prensa del X Congreso de la Upec, desde el Palacio de Convenciones de La Habana (Foto: Yoandry Avila Guerra)

Por Patricia María Guerra Soriano, estudiante de Periodismo

“Por razones históricas y políticas, nuestro modelo de prensa no saldrá a imagen y semejanza de ningún otro, sino de nuestras propias concepciones y necesidades. No puede ser la copia de un modelo mecánico externo”, expresó Ariel Terrero Escalante, presidente del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, este 14 de julio cuando, como parte de la segunda jornada del X Congreso de la Unión de periodistas de Cuba (Upec), se inició el debate acerca del modelo de prensa al que aspira el país.

La comunicación social, reconocida por la Conceptualización del modelo económico y social, como uno de los valores necesarios para la sostenibilidad y prosperidad de la nación cubana por su valor estratégico, debe ser sistemática, transparente, veraz y oportuna para mantener debidamente informado al pueblo.

El modelo de prensa debe ser autorregulación responsable creada desde nuestras redacciones. Debemos lograr que sea un modelo eficiente, abanderado de un periodismo que enaltezca por la participación y no desde la apología, dijo Enrique Ojito, periodista del espirituano semanario Escambray.

Para Yosley Carrero, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, aunque nuestra prensa esté alejada del sensacionalismo y la crónica roja, debe lograrse una mayor cultura comunicacional donde se logre un espacio para el debate de los temas de la cotidianidad

Por otra parte, Ana Teresa Badía, de la emisora Radio Rebelde, detalló la importancia de la reconfiguración de los criterios de noticiabilidad, pues “no son los mismos que 30 años atrás”.

“Es necesario lograr mayor creatividad y hacer un periodismo que esté volcado también, en contar historias de vida de las personas. El uso de variedad de fuentes que le otorgan a nuestros trabajos mayor credibilidad, la participación de las audiencias en los medios de comunicación y el rescate de los valores sociales contribuirán a la dignificación de nuestro sector”, agregó.

Raúl Garcés Corra, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, afirmó: “si queremos que nuestra prensa sea innovadora y participativa debemos tener una sociedad innovadora y participativa”.

Acorde con la sociedad, el modelo de prensa en Cuba debe tener indicadores que permitan lograr una prensa además de participativa e innovadora, rentable y moderna, aseguró.

A favor de la transformación del modelo de prensa se han sumado señales que constituyen evidencia y factor de aceleración del consenso político en nuestra sociedad.

En este sentido, como explicara Ariel Terrero, desde la sociedad crece la aceptación del valor estratégico de la comunicación acompañada por la expansión de las nuevas tecnologías y el crecimiento del número de medios de prensa que estudian innovaciones en modos de funcionamiento y principios en los modelos de gestión editorial y económica.

La transformación- detalló Terrero Escalante- hacia un modelo que abra los ojos a sus propios valores, en este caso los valores de la prensa y del periodismo cubano en todos los tiempos y en el presente, sería un camino seguro a la materialización de nuestros sueños.

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.