En la oficina de Redacción de Cubaperiodistas, en la sede nacional de la Upec (Foto: FP)

Patricia nos trajo rosas. No discriminó en género y trajo una rosa grande y bien roja para cada uno de los miembros de nuestro pequeño equipo editorial. Patricia trajo rosas y se despidió con un hasta luego, tenía un programa de radio en Facultad de Comunicación y era la locutora. Andaba corriendo, como siempre en mil cosas a la vez y con la capacidad de llevarlas todas a cabo. Patricia me recuerda a Darianna, pero esa es otra historia…

Luego llegó Amanda, atravesó la puerta en una fiebre de risas y repartió besos a todos. Preguntó si había algo por hacer y se sentó a armar una nota; la zozobra es su leitmotiv, aun el cuerpo en estado de quietud sus ojos todo lo escudriñan, intentan develarlo todo, develarte. Amanda me recuerda a Lili, pero esa también es otra historia…

Patricia y Amanda llegaron a Cubaperiodistas en noviembre pasado como parte de las prácticas preprofesionales de su primer año de Periodismo. Repaso aquella primera jornada en que tuve que explicarles nuestras rutinas y dinámicas, nuestro perfil editorial y lo que precisábamos de ellas.

Intenté descifrarlas, ese fue el primer error; luego las sobreprotegí, mi segundo error: pues a los hijos de la profesión como a los de la vida-aunque no tenga edad para ser su padre- hay que dejarlos emprender vuelo con sus alas y que aterricen siguiendo su propia senda, incluso cuando uno sea viento acompañante e impulsor.

Hoy mis niñas, nuestras niñas, oficialmente se nos van. ¡Y cuanto se han crecido! En muchas coberturas han terminado empujándonos a nosotros para estar a la altura de la instantaneidad que requiere el periodismo de estos tiempos.

El desfile del Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución, de La Habana, una cobertura memorable

En la memoria queda el néctar de los dulces recuerdos compartidos: la dinámica Feria del Libro que tanto nos demandó; las casi dos jornadas sin dormir por el Primero de Mayo y la caminata de ida y de regreso a la Plaza para reportar la fiesta de los trabajadores cubanos desde la tarima de la prensa a la vera de Martí; las horas y horas  transcribiendo, redactando, editando;  así como los leads construidos en colectivo, el casi arribo al nirvana mental al llegar al título adecuado al finalizar un trabajo y construir en disenso enfoques para los reportajes y entrevistas desarrollados.

Patricia y Amanda se van, pero regresarán, porque está ya es su casa y nosotros su familia. Regresarán como también lo hicieron Gabriela y María Carla antes que ellas. Regresarán,  porque ya su esencia ha enriquecido nuestra redacción y no nos conformamos con que hayan dejado su huella. Queremos tenerlas siempre en presente.

Ver además

Electo nuevo Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba

Los nuevos miembros se suman a los 20 presidentes provinciales, ramales y de la delegación de Jubilados de La Habana, para completar la cifra de los 45 integrantes que tendrá el Comité Nacional de la Upec.

4 comentarios

  1. Amanda González

    Bobo, que lindo todo eso, en serio me pasé 8 meses con ustedes???. Como pasa el tiempo de prisa. Ustedes me regalaron incontables momentos de infinito sentimiento y amor. Esos días y noches para mí no fueron ningún sacrificio, al contrario, ustedes fueron mi oasis, en el que siempre pude sasear mi sed de escribir y sentirme PERIODISTA!!

  2. Muy buena crónica y excelentes primerizas… solo lamento que no seguí junto a ellas por mucho tiempo, las conocí con deseos de aprender, de hacer y de labrarse un camino… seguro que ya saben por donde y cómo seguirán el camino de esta ingrata, pero hermosa, profesión… Un saludo para ellas y los integrantes de Cubaperiodistas.

  3. Está hermoso. Patricia y Amanda muchas felicidades por su empeño y su trabajo en Cubaperiodistas. Ya ves que no existen lugares buenos ni malos, es cuestión de percepción. Lo más importante es ser tú mismo, intentar ser bueno en lo que haces que al final las personas te lo reconoceran. Tienes que estar a tu altura siempre, no importa dónde. cuando se tiene luz propia puedes brillar en los sitios más insospechados donde solo veían oscuridad

  4. Elson Concepción

    Muy buena y humana crónica que retrata eso que llamamos juventud. Muy lindas y buenas estas dos estudiantes, jóvenes, casi periodistas, aspirantes a serlo, en fin, con el apellido que le ponga cada cual.
    En el caso de Patricia le aseguré un día que tenía talla de periodista. Incluso me atreví a enrtrevistarla con el tíítutlo de “Al habla con el relevo”. Esa vez, en una larga y humna conversación llegué a ver sus ojos humedecidos cuando me contó algunos avatares de la vida. Pero en sus respuestas dio pruebas más que suficientes para saber que estaba frente a la verdadera juventud y también, frente a quien será una verdadera periodista.
    Supe que le encantan los tacos mejicanos y que su pasión es hablar de su mamá.
    Adelante joven marcada con la impronta de que serás una buena profesional. Que ya casi lo eres. Soy—seguro como otros muchos– de los que confían en los jóvenes. Y en tí confío.

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.